Juventud

UNIVERSIDAD

Edición UBA: símbolo del ajuste en Filosofía y Letras

Se ha vuelto un lamentable emblema del desfinanciamiento y la precarización a los docentes en la UBA. Está en juego su continuidad, pese a ser una de las carreras que más viene creciendo en matrícula en los últimos años. Es también la que más docentes ad-honorem tiene.

Martes 10 de octubre | Edición del día

La carrera de Edición de la UBA nació desfinanciada en la década del 90, con un presupuesto de miseria que no llegaba a cubrir titulares de cátedras. Con los 25 años que lleva dictándose, estas condiciones han empeorado. Hoy los docentes de la carrera denuncian que un 70% de la planta docente no recibe un salario por su trabajo, es decir: 7 de cada 10 docentes de Edición trabajan gratis. Algunos con una antigüedad que llega a los 10 años en esa condición de precariedad total.

Se trata de las cátedras más numerosas de la Facultad. Por poner solo un ejemplo, la materia Teoría de los Medios y la Cultura tiene este cuatrimestre un total de 577 inscriptos, y como medida de fuerza los docentes no abrieron 7 de las 13 comisiones de clases prácticas que tenían previstas, ya que están a cargo de docentes sin salario, contando para esto con un unánime apoyo de los alumnos.

Pero tanto las autoridades de la Facultad como el Rectorado no hacen más que pasarse la pelota unos a otros sin dar una respuesta a esta gravísima situación. Por su parte, las autoridades de la Facultad, con Graciela Morgade -decana kirchnerista a pocos días de ser reelecta- a la cabeza, denuncian que no hay partida presupuestaria desde el Rectorado para resolver el tema.

Por parte del Rectorado, dirigido por la Franja Morada y Cambiemos, dicen que es un problema de redistribución interna del presupuesto de la facultad, que depende de las autoridades de la misma, y que por lo tanto no van a destinar ni un peso para pagar el derecho de cualquier trabajador, que es cobrar un salario.

Mientras a nivel nacional siguen recortando el presupuesto a educación superior, que no llega al 1% del PBI, los docentes y los estudiantes son los que se han puesto de pie para exigir una solución.

Hay docentes que hace 7, 8 o 9 años no cobran un salario por su trabajo. Por supuesto, tampoco tienen aportes jubilatorios, obra social, o ninguna de las condiciones mínimas de regularidad de un trabajo. Es decir que las autoridades, tanto de Filosofía y Letras como de la UBA, están violando los derechos de los propios trabajadores docentes de la carrera de Edición, y parece que lo quieren seguir haciendo.

De más está decir que esto también afecta directamente a las condiciones de cursada de los estudiantes, ya que existen prácticos repletos de gente, con poca oferta horaria y siguen los etcéteras.

¿Cómo podemos acostumbrarnos a esto?

¿Cómo podemos seguir llamando pública y de excelencia a la educación superior en la UBA si no están dadas las condiciones mínimas para su funcionamiento?
Hace años que los estudiantes, los docentes y los no docentes de las universidades vienen reclamando por condiciones mínimas para el desarrollo de las actividades en la universidad: edificios, comedores universitarios financiados por el Estado, o becas que permitan la cursada y eviten la deserción de miles de estudiantes.

Es por eso que frente a la situación de emergencia de la carrera de Edición, este miércoles 11 de octubre habrá una concentración con clases públicas frente al Rectorado en su sesión de Consejo Superior, para exigir una respuesta inmediata a una situación que ya pone en jaque la continuidad de la carrera.

Desde el Centro de Estudiantes y la Mayoría Estudiantil en el Consejo Directivo, En Clave Roja (PTS e independientes) en el Frente de Izquierda, nos hemos puesto a disposición desde el primer momento y además apostamos a la solidaridad de toda la comunidad académica de Filosofía y Letras y de toda la UBA con los docentes de Edición, porque somos muy conscientes de que nunca nos han regalado nada, que nuestros derechos se conquistan en las calles.

Sabemos que no podemos confiar en las autoridades y que la única vía para conquistar este y todos nuestros derechos es organizándonos desde abajo, en asambleas entre docentes y estudiantes, coordinando desde los cursos junto a todas las carreras de la Facultad.






Temas relacionados

presupuesto universitario   /    Alberto Barbieri   /    Graciela Morgade   /    Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    UBA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO