Política Chile

Chile

REDUCCION JORNADA LABORAL

Economista continúan debate por reducción de jornada laboral

Gran revuelo causo la propuesta de reducir la jornada de trabajo entre los economistas, pero ¿es solamente un problema económico?

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario

Martes 11 de abril

Luego que la Cámara de Diputados declarara admisible el proyecto de la diputada Camila Vallejo (PC) sobre la reducción de la laboral a 40 horas, el debate se ha abierto ampliamente. En los últimos días diversos economistas se han pronunciado al respecto.

Camilo Cornejo, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, señala que con la actual jornada, Chile se encuentra por debajo de los estándares internacionales en distintos ámbitos, como el PIB per cápita y distribución de la riqueza, por tanto esta reforma “llevará a liberar cinco horas improductivas, incrementando el bienestar personal y familiar, lo que generará trabajadores más felices”.

En el mismo sentido, el economista de la Universidad de California, Sebastián Edwards, se pronunció a favor de esto proyecto, señalando que "es una idea que hay que considerar con toda seriedad”. Discute que tendría efecto positivos en el mercado laboral, pero siempre y cuando se acompañe de mayor flexibilización laboral.

Mientras que en la otra vereda, Sergio Zúñiga, académico de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte, señala que de implementarse esta medida “habrá una merma en la productividad”, además afectaría directamente los sueldos de los trabajadores

Por más que estos economistas discrepen en lo puntual de apoyar o no el proyecto, confluyen en un punto, y es que todos buscan velar por el “mercado laboral”, buscando que con esta medida “todos ganen”. Por un lado trabajadores con menos carga horaria para que sean más productivos, y por otro lado los empresarios puedan aumentar sus ganancias.

En Argentina, los parlamentarios trotskystas del Frente de Izquierda y los Trabajadores, han levantado una gran campaña nacional por reducir la jornada laboral, que si bien tiene un efecto en mejorar la calidad de vida de miles de trabajadores, también tiene un profundo sentido anticapitalista, al afectar sus ganancias y por tanto sus intereses. En este sentido, no es solo un debate económico, sino que sumamente político. En un contexto en que los empresarios avanzan con despidos y flexibilización laboral, esta medida se convierte en una herramienta para que la crisis la paguen ellos y no los trabajadores.






Temas relacionados

Política Chile   /   Jornada laboral   /   Trabajadores   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO