Economía

HISTÓRICO ACUERDO DE LIBRE COMERCIO

EE.UU. y Japón lanzaron el Acuerdo Estratégico del Pacífico

Se anunció oficialmente la puesta en marcha del histórico acuerdo impulsado por EEUU, Japón y otros 10 países, conocido como Acuerdo Estratégico Trans Pacífico de Asociación Económica. El acuerdo deberá ser aprobado por el parlamento de EEUU y el resto de los miembros. Tras casi cinco años de negociación en secreto, ayer se oficializó el pacto alcanzado entre los 12 países miembros, liderados por EEUU y Japón, que regulará las relaciones de libre comercio del 40% de la economía mundial. En palabras de Obama, se trataría del “marco comercial del siglo XXI”.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Martes 6 de octubre de 2015 | Edición del día

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP), histórico por su alcance y el mayor luego del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), podría remodelar industrias e influenciar desde los precios de productos que van desde el queso hasta el costo del tratamiento para el cáncer. Implicará además una reducción de las barreras arancelarias -por ejemplo en productos agrícolas- y el establecimiento de nuevas normas comunes para los 12 países miembros: Chile, Perú y México, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Vietnam, Malasia y Brunei, junto a los mencionados EE.UU. y Japón.

El acuerdo abarca normas medioambientales y laborales, protege la propiedad intelectual de las multinacionales, regula la propiedad de productos tecnológicos y farmacéuticos y la creación de instancias de arbitraje que, según los críticos, erosionarán la soberanía nacional. Es un modelo para el acuerdo que Estados Unidos negocia en paralelo con la Unión Europea.Este primer paso alcanzado entre representantes de los países miembros ahora deberá ser debatido y aprobado en los respectivos parlamentos. En EE.UU. ya causa revuelo y posiciones a favor y en contra.

El senador Bernie Sanders, precandidato demócrata a la presidencia, dijo que estaba decepcionado y advirtió que el TPP tendría un costo en los empleos de su país y dañaría a los consumidores."Wall Street y otras grandes corporaciones han ganado de nuevo", aseguró Sanders en un comunicado, prometiendo "hacer todo lo que pueda para derrotar este acuerdo" en el Congreso.

Obama, contrariamente, aseguró que el pacto "nivelará el campo de juego" para los trabajadores y las empresas estadounidenses y agregó que sus compatriotas tendrían meses para leer el acuerdo antes de que lo promulgue.

Los “defensores del acuerdo” argumentan que la caída de los obstáculos comerciales impulsará las exportaciones y creará empleo. Un estudio citado por la Administración Obama habla de ingresos, derivados del acuerdo, de 223.000 millones de dólares anuales, 77.000 de los cuales corresponderían a EE UU.

Para otros sectores el tratado podría significar una amenaza, como el caso de los trabajadores de la industria automotriz en México o las granjas productoras de leche en Canadá. Australia también mostró “dudas de último momento” relacionadas a las nuevas regulaciones sobre la industria farmacéutica.

¿Un logro de Obama contra el avance geopolítico de China?

Muchos analistas coinciden en señalar que el TPP impulsado por Obama desde comienzo de su primer mandato podría significar, junto con el restablecimiento de las relaciones con Cuba y el acuerdo nuclear con Irán, los mayores “logros” de su administración, que finaliza en enero de 2017.
El TPP es de primer orden de importancia económica y geopolítica para la hegemonía de EEUU, dado que pone en pie un nuevo marco estratégico que hace de “contrapeso” a China en la región.

Al respecto Obama afirmaba en un comunicado de prensa este lunes: "Cuando el 95% de nuestros potenciales consumidores viven fuera de nuestras fronteras, no podemos dejar que países como China dicten las reglas de la economía mundial". Y agregó: "Nosotros deberíamos escribir esas normas, abriendo nuevos mercados para los productos estadounidenses al tiempo que establecer nuevos estándares para proteger a los trabajadores y el medio ambiente.”

Michael Froman, representante de EEUU en la reunión de Atlanta, rechazó referirse este lunes a las consecuencias del TPP para la economía china. “Nuestro mensaje es que todos los países estamos muy contentos de haber alcanzado un acuerdo que define las reglas para la región de cara al futuro (…) estamos dispuestos a compartir los resultados y favorecer la integración de otros países”.

Con este acuerdo vuelven a ponerse sobre el tapete las tensiones geopolíticas entre EE.UU. y China. Esta vez la jugada de Obama, sumando el apoyo de los países del Pacífico y en particular de Japón, podría traer consecuencias sobre la economía de China, que continúa creciendo a ritmos cada vez más lentos y no logra salir de la encrucijada en que se encuentra.







Temas relacionados

Estados Unidos   /    Acuerdos comerciales   /    Acuerdo Trans-Pacífico   /    Japón   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO