Política Venezuela

INTEREVENCIONISMO IMPERIALISTA

EE.UU. exige a sus socios imperialistas más "acciones concretas" para profundizar su injerencia en Venezuela

Desde Washington el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, reclamó este jueves más "acciones concretas" contra Venezuela en el marco de su escalada intervencionista en el país, que se sumarían a las sanciones ya impuestas hasta el momento por Donald Trump.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Viernes 20 de abril | Edición del día

En un comunicado, Steven Mnuchin, después de reunirse en Washington, en el marco del encuentro del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, con ministros de quince países, incluyendo Alemania, Francia, España, Reino Unido, Italia, Canadá y Japón, entre otros, planteaba que "se requieren acciones concretas para restringir la capacidad de los funcionarios venezolanos corruptos y sus redes de apoyo de abusar del sistema financiero internacional". Además, el titular del Tesoro declaró, tras su encuentro con dichos ministros, que se acordó "fortalecer la cooperación internacional y continuar compartiendo información" sobre “los activos de los funcionarios venezolanos y sus redes”.

En dicha reunión ministerial también trascendió que los países imperialistas europeos discutieron elevar las sanciones de la Unión Europea al gobierno de Maduro, mientras que dijeron que varios países latinoamericanos están estudiando imponer también sanciones. Es que en esa reunión también participaron ministros de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, además de los ya mencionados. "Esto es una señal de que el mundo se está convirtiendo en algo mucho más pequeño para Venezuela", apuntó el alto funcionario del Departamento del Tesoro estadounidense.

Pero no hay que llamarse a engaños. El argumento de la “corrupción” o “narcotráfico”, así como de la preocupación por cuestiones “humanitarias” o sobre “democracia”, está plagado de un cinismo completo por parte de estas potencias imperialistas. Se trata de un argumento cínico para dar cobertura a una mayor injerencia, pues tanto el imperialismo estadounidense como el de las potencias imperialistas de Europa han sido responsable de tantos desastres humanitarios en varias regiones del mundo; basta observar las oleadas migratorias producto de las guerras en Medio Oriente, Siria y otras regiones del mundo. Países imperialistas que llevan a cabo bombardeos y ataques criminales como los realizados recientemente en Siria, aumentando la tragedia de este pueblo. Más aún, llevan a cabo una política criminal dentro de sus propias fronteras hacia los millares de migrantes, acrecentando la xenofobia y el odio.

El encuentro de este jueves se produjo después de uno similar que se llevó a cabo en la cumbre ministerial del G-20 celebrada en Argentina en marzo, en la que el tema de Venezuela fue uno de los asuntos tratados. En dicha reunión del G20 ministros de Finanzas de países del hemisferio occidental, la Unión Europea y Japón abordaron, según rezaba un documento emitido, la “coordinación de medidas económicas para alcanzar objetivos políticos democráticos en Venezuela y enfrentar la tragedia económica y humanitaria" y por supuestos “fines constructivos una vez que Venezuela permita elecciones libres, justas y regulares". Esa reunión para abordar Venezuela fue una iniciativa del gobierno de Mauricio Macri, y a la que asistieron representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Guatemala, México, Paraguay y Perú, Japón, Panamá y Reino Unido, y como observadores el ministro de Finanzas de Alemania y representantes de Francia e Italia. En esos mismos días Trump imponía nuevas sanciones económicas contra Venezuela al prohibir cualquier transacción con la criptomoneda venezolana "petro" y sumar a otros cuatro altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro a su lista de sancionados.

Te puede interesar: Trump impone sanciones sobre la “criptomoneda” de Maduro y el G20 discute más injerencia

Más recientemente, tras la Cumbre de las Américas, dónde asistieron 33 países excluyendo Venezuela, el Grupo Lima junto a Estados Unidos impulsaron un documento donde se insta a ampliar las sanciones económicas y lanzan advertencia al gobierno de Maduro para que “el proceso electoral” en puerta sea “amplio y democrático”. Es de recordar que Trump ya había anunciado que Estados Unidos reforzaría su injerencia en Venezuela en dicha cumbre.

El documento firmado por Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucia y Estados Unidos exige al gobierno de Nicolás Maduro que las próximas elecciones que se celebrarán dentro de un mes cuenten con “las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos, que incluya la participación de todos los actores políticos venezolanos". Al mismo se sumó el gobierno de Peña Nieto de México.

Pero mientras se llenan la boca con su demagogia sobre la “democracia” en Venezuela, estos países imperialistas y de la derecha latinoamericana cerraron la boca avalando el golpismo institucional en Brasil y dejaron de lado las terribles declaraciones de generales del ejército brasileño que amenazaron con salir a las calles si Lula no iba a la cárcel. Aquí “su” preocupación por la “democracia” dejó de existir. Pura hipocresía imperialista y de la derecha del continente a quienes lo que menos le interesa son las cuestiones sobre “democracia” en Venezuela.

Te puede interesar: Peña Nieto se suma a las exigencias para ampliar las sanciones contra Venezuela

Como vemos, la escalada del intervencionismo imperialista no cesa, a la que se prestan como perros falderos todo el derechismo continental y los países que gobiernan. Hay que denunciar categóricamente todo tipo de sanciones y amenazas imperialistas contra Venezuela o cualquier amenaza de intervención, sea con pretexto "humanitario", "anticorrupción" o "narcotráfico", porque no es esto lo que le interesa al imperialismo (máximo responsable y beneficiario de estas lacras a expensa de los pueblos), sino "recuperar a Venezuela" según sus intereses con un gobierno adicto, y para ello se sirve de la derecha continental.

Como hemos venido sosteniendo desde estas páginas, la salida a la crisis política y la catastrófica situación económica que vivimos en Venezuela no puede ser resuelta por medio de la intromisión extranjera, menos la de Estados Unidos o de las otras potencias imperialistas acompañados de la derecha continental. La salida a la situación de catástrofe económica solo vendrá de la mano de los trabajadores y del pueblo, ajustando cuentas tanto con un gobierno que nos hunde en la pobreza y nos hace pasar los mayores padecimientos, así como también con una derecha golpista y responsable de hundir también al país llevándolo a la miseria como fue en la década de los ochenta y los noventa, y que hoy aplaude todo tipo de injerencia y sanciones. Hay que rechazar las sanciones y agresiones imperialistas que solo aumentan el drama del pueblo venezolano y lo que buscan es imponer gobiernos dóciles en la región en función de sus intereses.







Temas relacionados

Política Venezuela   /    Venezuela   /    Donald Trump   /    Imperialismo   /    Nicolás Maduro   /    Unión Europea   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO