Mundo obrero EE. UU.

TRABAJADORES ESTADOUNIDENSES

Estados Unidos: trabajadores de supermercados amenazan con irse a huelga

Trabajadores de Ralph's, Vons y Pavillion que se encuentran en negociaciones contractuales han amenazado con irse a huelga si no se llega a un acuerdo por nuevas prestaciones.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Jueves 5 de septiembre | 21:50

Cerca de 47.000 trabajadores cajeros, almacenistas y empleados de supermercados como Ralph’s, Vons y Pavillion afiliados al Sindicato Único de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW por sus siglas en inglés) de las secciones sindicales de California, Óregon y el sur del Estado de Washington en la Costa Este del gigante del norte se preparan para ir a huelga.

La patronal se encuentra actualmente negociando con el sindicato, el cual exige incrementos salariales, mejores beneficios de salud y pensiones, mismos que podrían verse reflejados en los nuevos contratos que se producirían en estas negociaciones y que podrían durar tres años. Las demandas surgen por presión de la base, la cual ha visto reducir su nivel de vida debido a la carestía de la vida; la patronal había decretado un aumento salarial del 1% mientras recortaba un 25% los salarios de los cajeros.

La crisis económica ha golpeado a este sector, que según el propio sindicato, sufre una disparidad salarial de 1,31 dólar entre hombres y mujeres que data desde los años 30. Esta situación se debe a que los empresarios, con la intención de reducir costos, les asignan a las mujeres trabajos en las panaderías y secciones de comida, las cuales pagan menos por su escala salarial, conocida como Anexo B.

Si las negociaciones no dan resultados para el próximo 9 de septiembre, varias secciones sindicales ya han votado irse a huelga. A pesar de ello, ya se han visto trabajadores protestando afuera de las tiendas para ejercer presión.

El grueso del proletariado del sector servicios en Estados Unidos no puede sino sorprender: son decenas de miles los que trabajan en estas condiciones, con cientos de tiendas que podrían frenar sus actividades debido a la huelga. Las autoridades financieras tienen razón de temblar: sería la huelga más grande desde el paro de trabajadores de General Motors de 2007, donde 70.000 obreros iniciaron una huelga de brazos caídos.

Los trabajadores de supermercados ya se han ido a huelga en ocasiones anteriores, siendo la última la huelga de 2003 en Los Ángeles, la cual duró cinco meses, representó pérdidas de 1.500 millones de dólares para la patronal y además contó con la solidaridad del sindicato de camioneros (Teamsters, como les llaman en inglés), el cual ordenó a sus agremiados no hacer entrega y transporte de mercancías.







Temas relacionados

Mundo obrero EE. UU.   /    California   /    Estados bálticos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO