Mundo Obrero

SHELL

Duro revés para Shell y Aranguren: cuando triunfan los trabajadores

Gustavo Michel, trabajador de Shell, militante del PTS y de la agrupación nacional Naranja Petrolera, obtuvo la reinstalación definitiva a su puesto de trabajo luego de pelear durante 3 años contra este monstruo multinacional petrolero. También, es un importante revés para el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Avellaneda Alberto Roberti, diputado peronista que avaló e impulsó el despido sin causas, discriminatorio y persecutorio de una decena de petroleros, cuando el ministro Aranguren era ceo de la multinacional petrolera.

Miércoles 5 de abril | 10:46

Luego de 3 años, Gustavo Michel, quien fuera despedido de Shell en abril de 2014 cuando el actual ministro de Energía, Juan José Aranguren era ceo de la petrolera, logró, la reinstalación definitiva a su puesto de trabajo. El fallo emitido por el juez Nacional Raúl Horacio Ojeda, del Juzgado de Trabajo nº50, declara legalmente la nulidad del despido y en relación a esto, manifiesta claramente que fue discriminatorio porque, “(…) la posición que ostentaba el actor, más la frustración a la posibilidad de acceder al cargo de delegado (pues más allá de que quien impugnara la lista en que se candidateara el actor fue la entidad sindical, el despido producido antes de que se puede abrir un nuevo proceso eleccionario fue responsabilidad de la empleadora”.

El militante del PTS en el Frente de Izquierda y de la agrupación nacional Naranja Petrolera, Gustavo Michel, fue despedido junto a un grupo de trabajadores que estaban organizándose en la refinería que Shell tiene en Dock Sud, en el sur del conurbano bonaerense, por armar una lista sindical opositora al Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Avellaneda que conduce el diputado peronista Alberto Roberti, para presentar una alternativa independiente a la conducción. Fueron despedidos en la misma partida, Analía Portillo y Fernando Luna, quienes también le ganaron la partida a la multinacional anglo-holandesa.

Algunas batallas

En noviembre de 2012, la Lista Naranja fue impugnada por el sindicato para impedir que una oposición antiburocrática y de izquierda gane la Comisión Interna en Shell en una clara demostración de pisotear la democracia sindical. En febrero de 2015, a partir de la lucha se logró la anulación de esa elección trucha impuesta por Roberti y Michel decía a este diario, “El Ministerio de Trabajo con su resolución ratifica lo que venimos denunciando en las calles y en los medios de comunicación, que en la multinacional Shell se viola la más elemental democracia sindical”.

El 10 de marzo de 2016, luego de dos años de lucha Gustavo Michel fue reincorporado a su puesto de trabajo en un golpe para la multinacional Shell y al ministro de Energía Aranguren, quien la presidía al momento de los despidos y actualmente viene aplicando tarifazos que recaen sobre los trabajadores y sectores populares. En ese momento, el petrolero Michel manifestaba a La Izquierda Diario: “no nos quedamos quietos y salimos a pelear haciendo una gran campaña de lucha y solidaridad. Con mi reingreso a la refinería, los tres despedidos que seguimos peleando y, con el patrocinio de nuestra abogada, Myriam Bregman, diputada nacional por el PTS-FIT (mc) junto a Gabriela Campos y Matías Aufieri del Ceptrodh, iniciamos los juicios por reinstalación, volvimos a nuestros puestos demostrando que en el caso de Analía Portillo, Fernando Luna y el mío, existió un despido discriminatorio”.

Un triunfo de los trabajadores para seguir organizándose

Luego de muchas batallas que Michel junto a sus compañeros dio a lo largo de estos años no sólo contra la empresa sino que también contra la burocracia sindical del petróleo y el mismo estado, un fallo justo compensa la balanza hacia un trabajador, provocando un importante revés contra Shell. Y así fue que el juez Raúl Ojeda dictaminó: “En consecuencia, y en cuanto se demanda la nulidad del despido fundado en motivos discriminatorios resolveré que la medida cautelar mediante la cual se dispuso la reinstalación del actor y cuyo cumplimiento se efectivizara el 10/03/2016 (v. fs. 492 y vta.) se transforme en definitiva y por lo tanto hacer lugar a la reinstalación de Gustavo Adolfo Michel a su puesto de trabajo en las mismas condiciones de trabajo previas al despido que consideré discriminatorio”.

Con este enorme triunfo de la clase obrera, se fortalece la organización de los trabajadores, con la agrupación nacional Naranja Petrolera que sigue en pie, que no sólo denuncia los atropellos y ataques del sindicato que dirige Alberto Roberti sino que también es solidaria con las luchas vigentes como la de los docentes y la de los gráficos de AGR-Clarín, que pelea por mejorar las condiciones de trabajo y contra la precarización laboral, por los derechos de las mujeres. Y con la sumatoria en esta coyuntura, a horas del paro nacional dominguero impulsado por el triunvirato de la CGT, exige asambleas para que los trabajadores sean quienes decidan un plan de lucha en serio para enfrentar el plan de ajuste y represión de Macri y los gobernadores, para que gane el conjunto de los trabajadores, se demuestra, una vez más, que vale la pena luchar por los derechos de los trabajadores hasta el final.








Temas relacionados

Agrupación Naranja Petrolera   /    Juan José Aranguren   /    Alberto Roberti   /    Shell   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO