MONTAJES JUDICIALES

Infame condena de la Audiencia Nacional a los jóvenes de Alsasua

Una sentencia de la Audiencia Nacional condena a los jóvenes a penas de prisión entre 2 y 13 años, por delitos de “lesiones, desórdenes públicos y amenazas” con agravante de “delito de odio”, pero descarta el de “terrorismo”.

Diego Lotito

Madrid | @diegolotito

Viernes 1ro de junio | 08:51

Según se ha conocido este viernes por la prensa española, la Audiencia Nacional ha condenado a prisión a los ocho jóvenes del pueblo Navarro por la trifulca en un bar ocurrida en octubre de 2016 donde no hubo heridos de gravedad.

La Audiencia Nacional ha desestimado el escandaloso cargo de terrorismo que solicitaba la fiscalía (que llegó a pedir penas de hasta 60 años para cada uno), pero aun así ha terminado con una fuerte condena.

Los cargos que se les atribuyen son el de “atentado” a los Guardias Civiles, seguido de “lesiones, desórdenes públicos y amenazas” con el agravante de “abuso de superioridad y de odio”, con el argumento de que “se cometieron por motivos ideológicos y de animadversión a la Guardia Civil”.

Los familiares de los jóvenes informan en Twitter: "Nuestros hijos Oihan Arnanaz e Iñaki Abad han sido condenados a 13 años, Jokin Unamuno y Adur Ramírez de Alda a 12 años, Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea y Aratz Urrizola a 9 años y nuestra hija Ainara Urkijo a dos años de prisión."

Tres de los jóvenes ya han pasado más de un año y medio en prisión, con la imposición de una “prisión preventiva” completamente violatoria de las libertades individuales.

Los familiares y amigos, junto con centenares de organizaciones sociales y políticas han denunciado durante este tiempo el “montaje judicial” de estas acusaciones, instrumentalizando las figuras de “terrorismo” del código penal para dar una condena ejemplarizante contra jóvenes vascos. Los abogados denunciaron que durante el período de instrucción y el juicio se censuraron pruebas presentadas por la defensa que desmentían la versión de la Guardia Civil.

El pasado 14 de abril, una marea humana de decenas de miles de personas abarrotó las calles de Iruñea-Pamplona para mostrar su apoyo a los 8 jóvenes acusados. Esta semana, dos madres de los jóvenes de Alsasua comparecieron ante el Parlamento europeo presentando la denuncia sobre el caso. La familia viene denunciando la absoluta desproporcionalidad de las penas pedidas para un caso de una pelea de bar, mientras que en otras situaciones similares se ha aplicado una multa como máxima condena.

El caso de los jovenes de Alsasua se enmarca en la ofensiva represiva, contra las libertades democráticas y la libertad de expresión que avanza en el Estado español: periodistas denunciados, tuiteros presos, raperos exiliados para no entrar en prisión, además de los presos políticos catalanes o el caso de Alfon o más recientemente el dirigente del SAT, Fran Molero.






Temas relacionados

Altsasu   /   Represión   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO