Economía

ECONOMIA NACIONAL

Dujovne y un chiste de mal gusto: "Los salarios le van a ganar a la inflación"

Una a una, cuáles fueron las polémicas declaraciones del ministro de Hacienda. Promesas de un futuro mejor que son un chiste de mal gusto para quienes ven licuar sus ingresos frente a la inflación.

Lucía Ruiz

@LucuRuiz

Viernes 15 de marzo | 23:35

En declaraciones a CNN Radio Argentina, durante su gira por Estados Unidos donde se reunió con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne pintó un panorama de fantasía sobre la economía argentina, cuando la misma está literalmente al borde de la cornisa.

Una a una, cuáles son las afirmaciones de Dujovne y por qué tienen poca credibilidad:

1) "Los salarios van a recuperar el poder adquisitivo, le van a ganar a la inflación". Para que los salarios le ganen a la inflación prevista para este año, deberán pautarse al menos en torno al 35 % anual que es lo que gran parte de los analistas y consultoras prevén que será el aumento de precios. El propio Relevamiento de Expectativas (REM) de inflación que realiza el Banco Central a consultoras y analistas cercanos, arroja un 31,9 % de inflación para 2019.

Este incremento de los salarios en paritarias, además, deberá efectuarse con una cláusula gatillo para prevenir su licuación ante la posibilidad de que la inflación se dispare.

Este miércoles se conoció el dato de inflación de febrero (el Indice de Precios al Consumidor), del orden de 3,8 %. Así, en el primer bimestre del año la inflación minorista ascendió a 6,8 % y acumuló un alza del 51,3 % en los últimos 12 meses. En diciembre de 2018 los precios marcaron para todo el año una suba de 47,6 %

Te puede interesar: 182 %: la inflación de la gestión Macri ya hace historia

Sin embargo, como plantea el refrán, "en casa de herrero, cuchillo de palo". El propio gobierno como empleador ya promete que los salarios de sus empleados públicos nacionales no le ganen a la inflación. En el Presupuesto 2019 votado con el apoyo del peronismo en el Congreso, la pauta salarial de los estatales es de 31,9 %, muy lejos de recuperar lo perdido. Según los trabajadores de la Junta Interna del Indec, los estatales acumulan una pérdida de 15,9 % de poder adquisitivo bajo el macrismo.

Pero incluso, si en el mejor de los casos en el 2019 los salarios del conjunto de la economía empaten con la inflación, no recuperarán el poder adquisitivo como promete Dujovne, porque arrastran una pérdida desde, al menos, el año pasado cuando en promedio cayeron un 12 %, según el índice de salarios del Indec contrastado con la inflación.

Sólo tomando los trabajadores registrados del sector privado, la caída del salario real en 2018 alcanza a 4,9 % en promedio contra el 2017, aunque contrastado el poder adquisitivo de diciembre de 2018 con el mismo mes del año anterior, la caída es de un 10 %.

Gráfico 1: Indice de salario real de los asalariados registrados privados. Diciembre 2016 = 100

Fuente: La Izquierda Diario en base a OECE- Secretaría de Trabajo e IPC-Indec

Te puede interesar: ¿Cuánto perdieron el salario y las jubilaciones en la era Macri?

Por lo tanto, para que los salarios recuperen lo perdido desde el año 2018 (por lo menos), se requiere un bono de emergencia de $ 21.520 por el poder de compra perdido mes a mes en 2018 a valores actuales, más un incremento de 45 % para mantener el poder de compra (10 % del año pasado y 35 % de este año) con una cláusula gatillo automática. Aunque se trata de promedios, en cada rama deberá analizarse su situación en particular.

2) "Eso es uno de los factores que contribuirán a que la economía se siga recuperando." La economía, lejos de estar recuperándose, se encuentra en franco declive.

El año pasado la actividad económica cerró con una caída de 2,6 %, en particular, la comparación de diciembre contra el mismo mes del año anterior arrojó una baja del 7 % (el dato definitivo del PBI se conocerá recién el jueves 21) y, en consecuencia, se destruyeron casi 200.000 empleos.

Esta retracción de la actividad fue fruto del ajuste. Para 2019 el gobierno estimó que la economía caerá solo 0,5 %, otra ficción del equipo de Macri, cuando las estimaciones indican que no será inferior al 1 %. En febrero los analistas consultados en el REM revisaron a la baja sus expectativas de crecimiento, proyectando un hundimiento del Producto Bruto de 1,3 % para todo el año.

3) El plan económico "genera condiciones para converger a una tasa de interés más baja". El propio presidente del Banco Central, Guido Sandleris, "avisó" este jueves que no le temblará el pulso en dejar que la tasa de interés suba hasta el nivel que sea necesario para contener el dólar, aunque con esa herramienta sola no sea suficiente para actuar frente a una corrida.

Lejos de una convergencia a la baja, lo que hay es un anuncio de endurecimiento monetario que se extenderá, por lo menos, hasta los comicios de octubre.

Te puede interesar: De Washington con “amor”: Lagarde autorizó a redoblar el vaciamiento del país

4) "Ya no tenemos que salir del default, no tenemos que salir del cepo. La economía está lista para una inflación más baja y encadenar muchos años de crecimiento, está mucho más sana que hace tres o cuatro años atrás." El estado de salud de la economía argentina es crítico. El endeudamiento público ya alcanza al 100 % del PBI y sólo en 2019 hay vencimientos de capital e intereses por U$S 60.000 millones.

El grado de exposición a los cambios del contexto internacional es tal que con sólo un pequeño resfriado entra la paranoia por el dólar. Mientras tanto, por más iniciativa que quiera mostrar el gobierno y el Banco Central en particular, lo cierto es que con los resortes económicos maniatados al FMI, las herramientas de intervención son impotentes para frenar una eventual corrida cambiaria.

No hay dudas en el establishmente político y financiero de que, gane quien gane las elecciones, "hay FMI para rato" y todos irán en busca de una reestructuración de deuda a riesgo de un default, si la bomba no explota ya en 2019.

No hay perspectiva, bajo el mando del FMI y las reglas de juego del capitalismo, de salir de la crisis sin un fuerte ajuste. Esto es, penurias mucho más agudas para los trabajadores y sectores populares, si bien de una parte (el gobierno) quieren hacer creer que "lo peor ya pasó", o desde sectores de la oposición peronista, que puede haber ilusiones de una salida negociada sin ajuste.

Romper el acuerdo con el FMI y lograr el no pago de la deuda gracias a la movilización obrera y popular, es la vía más realista para terminar con la decadencia, no de 70 años, sino de más de un siglo, en la que el capitalismo hundió al país.







Temas relacionados

Nicolás Dujovne   /    Salario real   /    Salarios   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO