Economía

CONGRESO NACIONAL

Dujovne defendió la reforma tributaria regresiva

Se trató en Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados. Bossio y el Frente Renovador apoyan. Nicolás del Caño denunció el carácter social de la reforma que beneficia a los grandes empresarios.

Martes 12 de diciembre de 2017 | Edición del día

Cambiemos defendió este lunes la reforma tributaria en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

Con pocas palabras, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, buscó argumentar a favor del proyecto oficial que beneficia a las empresas con un supuesto blanqueo laboral que reduce las alícuotas de las contribuciones patronales y establece un mínimo no imponible.

La reforma tributaria, que cuenta con el apoyo de los gobernadores de todos los signos políticos, excepto el de San Luis, también bajará la tasa del impuesto a las ganancias a las empresas por los dividendos no distribuidos, entre otros beneficios. Para los trabajadores que pagan el mal llamado impuesto a las ganancias seguirá el saqueo sobre su salario.

Dujovne reconoció que el déficit fiscal “todavía es muy elevado”. Por lo cual, señalo que “necesitamos continuar avanzando con reformas que permitan el crecimiento de Argentina por muchos años”. Además, señaló que es “crucial” que el nuevo sistema tributario sea “sustentable” y “equitativo”.

Las reformas que impulsa el Gobierno poseen una fuerte inconsistencia porque en simultáneo que se admite un alto déficit fiscal, como hizo Dujovne, se baja impuestos a la clase capitalista, agrandando el rojo de las cuentas públicas.

No obstante, el oficialismo reclama fe en que la medida “aumentará el crecimiento” y se “reducirá la evasión”, incrementando en ese camino la base de recaudación. “Debemos ser graduales en la implementación y además responsables cuando discutamos la misma”, indicó el ministro.

“Hoy la Argentina tiene un nivel récord de impuestos distorsivos”, señaló Dujovne. En tal sentido, afirmó una verdad de Perogrullo: Argentina “es uno de los pocos países del mundo que no gravaba la renta financiera”.

Lo cierto es el oficialismo incluyó un gravamen moderado a la renta financiera para barnizar de progresista la refroma: 15 % para activos en dólares o indexados; y 5 % para activos de renta fija en pesos no indexados. Esto no puede esconder la fiesta de endeudamiento y la “bicicleta financiera” con Lebac en beneficio del capital financiero internacional.

Pero incluso los documentos difundidos por el Ministerio de Hacienda exponen la tibieza del trato al capital especulativo: en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), tan admirados por Cambiemos, las alícuotas promedio son de 42 % para los dividendos, 37 % para las ganancias de capital por acciones y 28 % para los intereses ganados.

El ministro afirmó que las modificaciones en los impuestos internos van en el sentido de corregir las distorsiones impositivas, como ocurre la suba que se aplicaría a las bebidas gaseosas que contienen azúcar.

El oficialismo ya retrocedió en un aumento a los vinos por reclamos de las bodegas y de las provincias productoras, como Mendoza y San Juan. El aumento del impuesto interno a las bebidas gaseosas que contienen azúcar buscará ser bloqueado por los ingenios del norte del país. El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, ya está siendo eco de este reclamo.

Dadores de gobernabilidad

Dujovne recordó el Pacto Fiscal consensuado con 23 de las 24 provincias en respuesta a una consulta de Marco Lavagna del Frente Renovador.

El ministro aseguró que “el costo de la reforma cae esencialmente sobre la Nación, las provincias no tienen pérdidas de recursos”. Y señaló que el impacto que tendrá será de “un punto y medio estático del PBI”.

Esto significa que cuando la reforma esté plenamente aplicada, a valores del segundo trimestre de 2017, se habrán puesto en el bolsillo de los empresarios unos $ 155 mil millones.

Diego Bossio (Justicialista), flamante vicepresidente primero de la comisión, señaló que “estamos de acuerdo” con la reforma pero “creemos que tiene que haber modificaciones”. “Vamos a plantear la defensa de algunas cuestiones regionales”, anticipó. Y saludó la “innovación” de gravar la renta financiera, aunque solicitó que “la excepción a extranjeros debe ser acotada”.

Rechazos

Por su parte, Axel Kicillof de Unidad Ciudadana criticó que “no es suficiente” el tiempo que cuentan para analizar la reforma. Kicillof señaló la ausencia de reuniones previas a lo que Dujovne le contestó: “Estuvimos con vos en mi despacho”. Pero el exministro retrucó que en ese entonces todavía “no teníamos un proyecto”.

Kicillof afirmó que la reforma tributaria “tiene un sesgo a favor de la rentabilidad empresaria, con especial énfasis en las grandes empresas y las radicadas en el centro del país”. También criticó que “bajar las contribuciones patronales no crea empleo”.

Romina Del Plá, diputada del PO en el Frente de Izquierda, denunció la “Brutal contradicción entre las medidas que se están tomando y los datos que se conocieron de la Universidad Católica con 13,5 millones de pobres”. La diputada afirmó que se premia a los que negrearon y evadieron impuestos.

Nicolás del Caño, diputado por el PTS en el Frente de Izquierda, había rechazado el dialogo para el “gran acuerdo nacional” que convocó Mauricio Macri luego de ganar las elecciones de octubre. "La izquierda no consensúa el ajuste", afirmó en ese entonces.

En su intervención en comisión, Del Caño señaló que “no se puede escindir la reforma tributaria del resto de las contrarreformas del gobierno”. Y denunció que “una de las medidas fundamentales del paquetazo es meterle la mano en el bolsillo a los jubilados, a los que reciben la Asignación Universal por Hijo”.

“Se está planteando una política muy clara, el gobierno aduce que hace falta bajar el déficit y hay muchas medidas que tomó el gobierno para desfinanciar el Estado, como la quita de la retenciones al agro y a las mineras”, explicó el diputado.

Del Caño dijo que es una “burla” que el ministro hable de combatir la evasión mientras aparecen en las develaciones de los paraísos fiscales muchos funcionarios del Gobierno, incluido el presidente Mauricio Macri.

El diputado afirmó que todas las medidas son a favor de la clase empresaria mientras no se discute sacar el IVA a los consumos populares ni el impuesto al salario a los trabajadores. A la vez, que denunció que la rebaja de contribuciones patronales no tiene ningún antecedente que permita afirmar que se van a generar empleos y blanquear trabajadores. Del caño cerró llamando a la movilización obrera y popular como única forma de tirar abajo las contrarreformas del Gobierno.

El oficialismo continuará este martes con la defensa de las leyes contra el pueblo trabajadores y los jubilados.







Temas relacionados

Contrarreformas   /    Nicolás Dujovne   /    Reforma previsional    /    Nicolás del Caño   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO