Economía

MINISTERIO DE HACIENDA

Dujovne admite que, "por ahora, los números son modestos"

El nuevo ministro ofreció varias entrevistas publicadas en medios gráficos. Detalló los objetivos de su gestión. Promete reducir el déficit fiscal y bajar impuestos a empresas.

Martes 3 de enero | Edición del día

Foto: Télam/Analía Garelli

En varias entrevistas publicadas hoy en distintos medios gráficos nacionales, el sucesor de Alfonso de Prat Gay planteó la necesidad de reducir el déficit fiscal, incluso por encima del 4,2 % estipulado en el Presupuesto 2017. No obstante, negó que para este año vaya a implementar un "ajuste fiscal", y resaltó que la economía "dejó de ir para abajo", aunque admitió que "por ahora, los números son modestos".

Te puede interesar: Un año de Macri: de “sincerar” con alegría al desconcierto ante la recesión

También en el día de hoy el Boletín Oficial formalizó la designación del nuevo ministro de Hacienda a través del Decreto 3/2017. Nicolás Dujovne jurará en su cargo una vez que el presidente Mauricio Macri retorne de sus vacaciones en Villa la Angostura.

Dujovne, además, señaló que impulsará para este año una "reforma tributaria integral" que pondrá el foco en los impuestos "al trabajo", a los que calificó como "ridículos".

La semana pasada el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, había anticipado que “ya está conformada una comisión bicameral de reforma tributaria que arranca en marzo y va a tener como uno de sus insumos principales una propuesta del Ejecutivo nacional de reformulación del sistema tributario”.

El nuevo ministro de Hacienda ratificó que "Vamos a proponer una reforma tributaria integral. Mi obsesión es lograr bajar el nivel de informalidad de la economía argentina. El 35 % es informal, en buena medida porque hay algunos sectores que no pueden enfrentar la carga tributaria. Los impuestos al trabajo son ridículos. Tenemos una sobretasa del 40 % por encima del salario de bolsillo, entre las contribuciones personales y patronales".

Dujovne agregó que "la proporción de la carga impositiva en relación al salario de bolsillo es muy grande y atenta en contra de la formalidad", a la vez que remarcó que otro de los tributos que atentan contra la generación de empleo es "el impuesto al cheque".

El sesgo del sistema impositivo actual de recaudar proporcionalmente más sobre los trabajadores y sectores de ingresos medios, y proporcionalmente menos sobre las empresas y grandes fortunas, lejos de revertirse, se profundizará. Como ya ocurrió con las retenciones al gran capital exportador, el nuevo ministro ratifica el camino de bajar impuesto a las patronales.

Te puede interesar: ¿Cómo se financia y a quién sostiene el Estado argentino?

Consultado sobre la evolución de las tarifas, el ministro afirmó que "lo que queda por delante es mucho menos traumático de lo que sucedió en 2016".

"El único sendero de precios definido es el gas. Falta definir el aumento en transporte y distribución de gas y luz. Ese sendero se definirá en los próximos días. Es una labor conjunta entre Hacienda, Energía y Jefatura de Gabinete", detalló.

En ese contexto, adelantó que en el tema del transporte los ajustes de precios serán "lo más gradual posible" porque tiene "muchísima incidencia en los sectores de más bajos recursos".

En cuanto al momento económico, Dujovne aseguró que "el PBI del cuarto trimestre será positivo respecto del tercero", y que "las comparaciones interanuales seguirán mostrando una caída", y si bien reconoció que "la economía tendrá una modesta expansión respecto al tercer trimestre", resaltó que "demostrará que en 2017 la economía va a crecer".

"Entre agosto y octubre se crearon 36 mil puestos cuando entre febrero y julio hubo una destrucción de empleo importante. Los salarios reales suben desde el mes de agosto y en noviembre registraron una expansión significativa. La economía dejó de ir para abajo, claramente. Claro que los números por ahora son modestos y aspiramos a que el empleo crezca más rápido", explicó.

“Negar que hubo un costo para el bolsillo del consumidor y en materia de empleo sería necio pero se sentaron las bases para que la economía pueda crecer”, reconoció Dujovne.

El nuevo ministro se mostró favorable a abrir la economía a las importaciones para combatir la inflación. Asimismo, señaló que no hay necesidad de financiamiento que lleve a recurrir al FMI, tal como había señalado como alternativa en sus columnas de economía en el diario La Nación.

Dujovne asumió su cargo con una recesión que implicará una caída de la economía superior al 2 % (y podría llegar al 3 % o más) cuando se conozcan los números finales del año que finalizó. El ajuste sobre el pueblo trabajador que aplicó el Gobierno de Cambiemos implicó la pérdida de alrededor de 200 mil puestos de trabajo en 2016 y una caída del poder de compra del salario que promedió el 5 %.

En momentos en que crece el malestar social por la situación económica, el recambio ministerial parece apuntar a reciclar las esperanzas en una “revolución de la alegría” que no fue.

Fuente: Agencias






Temas relacionados

Nicolás Dujovne   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO