ACTUALIDAD

Dos políticas para el movimiento de mujeres en Catamarca y nuestra batalla

La senadora Inés Blas inclina la balanza por el no en el Senado.

Eugenia Supervielle

Pan y Rosas Catamarca

Miércoles 1ro de agosto | 09:11

En estos días sucedieron importantes hechos en la lucha por la Ley IVE en Catamarca. La provincia viene siendo protagonista (con apariciones en la prensa nacional) de la lucha por la Ley, con las secundarias a la cabeza, cuestionando el autoritarismo en los colegios religiosos.

Masivas marchas con la juventud al frente sucedieron en Catamarca y Belén.

Ante el desarrollo de este fenómeno masivo en la juventud, el movimiento feminista tuvo dos políticas.

La primera, encarnada por el colectivo Eulalias, la UCR “Ola Verde”, el kirchnerismo y ONG´s que fue la de entrevistarse con los senadores de Catamarca para “convencerlos” de votar a favor de las mujeres, como se puede ver en su FB con una ardua campaña, que incluyó entrega de cartas a la gobernadora en el “poncho verde” en la tradicional fiesta provincial, fotos en los diarios con los senadores, es decir un fuerte e importante “lobby” con esta estrategia.

En las últimas horas el senador Dalmacio Mera quien ya se había expresado en contra desde el principio y la “indecisa” Inés Blas del PJ que preside la “Banca de la Mujer”, fueron noticia en la prensa nacional y provincial por declarar sus votos en contra, sumando a 35 los votos “negativos”.

Es decir, un fracaso de la “estrategia de persuasión” sobre los senadores.

Desde la agrupación de mujeres Pan y Rosas, nos ubicamos desde la estrategia opuesta.

El 13J demostró que lo único que escuchan y temen es la masividad y contundencia de las calles. Fue la enorme movilización la que hizo inclinar la balanza de los “indecisos” para lograr la media sanción, no el “lobby sororo” como lo denominó la prensa corporativa.

En primer lugar venimos impulsando con todo la defensa de las compañeras secundarias ante los amedrentamientos de parte de los directivos de las escuelas por usar el pañuelo verde, con una campaña nacional de firmas que juntó más de 550 adhesiones en pocos días.

Fuimos parte del 13J en las calles de todo el país y en Catamarca junto a cientos de compañeras y compañeros secundarios, universitarias y trabajadoras.

También, impulsamos la movilización en la UNCA, junto a las compañeras y compañeros del Centro de Estudiantes de Arqueología, así como en los docentes y estatales.

Como no confiamos en el feminismo burgués de las militantes del PRO, la UCR “Ola Verde”, del PJ y del kirchnerismo, impulsamos junto a la dirigente nacional Andrea D’Atri y el Instituto del Pensamiento Socialista el “Campus Virtual” con decenas de compañeras nuestra perspectiva estratégica: Feminismo y Socialismo (el curso sigue disponible, ¡anotate!).

Si bien hay una gran operación del grupo Clarín y de la iglesia para imponer la idea de que el senado podría votar por el “no”, la verdad va a estar en las calles.

La iglesia, el PRO, la UCR y el PJ están en una “Santa Cruzada” contra las mujeres.

Más que en el 13J, el 8A tenemos que ser millones en todo el país.

Debemos juntar todas las fuerzas disponible para preparar una gran batalla histórica.

Si el Senado dice que votará por el no, tenemos que luchar hasta el final para dar vuelta la tortilla.

Nunca nos regalaron ningún derecho y tampoco va a ser ahora.

Para que se exprese toda la fuerza de las mujeres y las y los trabajadores, exigimos en primer lugar a los gremios docentes (con mayoría femenina, pero casi todos dirigidos por varones que aún no se han pronunciado sobre la Ley IVE) de que el 8A se llame a un paro provincial y nacional.

También los gremios como ATE y la CTA se tienen que poner al frente de esta pelea, organizando agitaciones en los lugares de trabajo, empapelando la ciudad y llamando al paro provincial.

Así también, la bronca contra el ajuste que nos quieren imponer, es parte de esta pelea. Con la entrega al FMI del gobierno, no habrá dinero para salud, educación ni trabajo. Las principales afectadas seremos las mujeres.

Tenemos que impulsar asambleas en la UNCA, en las escuelas y lugares de trabajo. Esta batalla histórica no se la podemos dejar en manos del senado, ni de las y los políticos de los partidos tradicionales que garantizaron la prohibición del derecho al aborto, la negación de todos nuestros derechos y la entrega de los recursos de la provincia y del país todos estos años.

Por todo esto decimos que en Catamarca el movimiento de mujeres tiene dos políticas.

Desde Pan y Rosas y el PTS en Catamarca te invitamos a sumarte a organizar esta gran batalla, para luchar hasta el final con una estrategia independiente de la UCR, el PRO, el PJ y el Kirchnerismo, quienes ya han demostrado de qué lado están.

Así también, invitamos a las compañeras del Plenario de Trabajadores a impulsar juntas esta perspectiva, para fortalecerla frente a las maniobras de los partidos tradicionales.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO