Internacional

ESTADO ESPAÑOL REPRESIÓN

Dos estudiantes se enfrentan a nueve años de cárcel por secundar una huelga general

Ismael Benito y Daniel Ayyash fueron detenidos, en Barcelona, la mañana del 29 de marzo de 2012, durante una jornada de huelga general. Se les acusa de atentado y resistencia a la autoridad y de desordenes públicos. El juicio se celebrará los días 9, 10 y 12 de marzo.

Lluis Ros

Trabajador de McDonald's

Jueves 5 de marzo de 2015 | Edición del día

El 29 de marzo de 2012 millones de trabajadores y estudiantes secundaron una paro general convocado por las principales centrales sindicales - Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores -.
La ciudad de Barcelona fue el epicentro de la huelga. Desde primera hora de la mañana multitud de piquetes recorrieron los barrios, los estudiantes cortaron el tráfico con barricadas en las principales vías de acceso a la ciudad, los polígonos de la ciudad y los de su área metropolitana presentaban numerosos piquetes.
Al mediodía se marchó por el centro de la ciudad y a la tarde cerca de un millón de personas inundaron el corazón de la capital catalana. Fue entonces cuando se registraron los enfrentamientos más duros. Durante horas la juventud enfrentó la represión policial con tal firmeza que la policía no pudo dispersar a la movilización. La jornada se saldó con 79 detenidos en Catalunya – la mayoría en Barcelona –.
Durante los meses siguientes se sucedieron decenas de detenciones de luchadores acusados de provocar disturbios durante la huelga. En ese marco son detenidos Ismael y Daniel, dos estudiantes de la facultad de Física de la Universidad de Barcelona y militantes de la Asociación de Estudiantes Progresistas (AEP), acusados de levantar barricadas sobre las 8 de la mañana en la Diagonal – una de las arterias de la ciudad – y de tirar piedras a la policía.
Ambos fueron detenidos más de dos horas después y en otro barrio. A Ismael se le colocó una mochila con líquido de barbacoas, petardos y un mechero; luego las pruebas de ADN dieron negativo demostrando que eso no era suyo. La única prueba de su implicación en los hechos es el testimonio policial.
La jueza de instrucción es Carmen García Martínez la misma que en el caso de ’Ciutat Morta’. Los dos pasaron 34 días en prisión preventiva bajo el pretexto de que podrían provocar enfrentamientos durante partidos de fútbol, el primero de Mayo o la reunión del BCE (Banco Central Europeo) que se llevó a cabo justo después del día de los trabajadores.
A parte de ellos, Javier – estudiante de la facultad de Geografía e historia – también estuvo 34 días en prisión preventiva por supuesto vuelco de basuras. Otra detenida fue Laura Gómez – secretaria de organización de la CGT (izquierda sindical) – pasó 23 en prisión preventiva supuestamente por quemar un cartón delante de la puerta de la bolsa. Javier fue absuelto y Laura enfrenta una petición de dos años y medio de prisión.
Durante ese curso los estudiantes y la juventud estaban muy organizados en Catalunya. Justo un mes antes, 29 de Febrero, 80.000 estudiantes marcharon en contra de los ajustes en educación. Tal y como ha manifestado Ismael, en más de una ocasión los medios de comunicación difundieron el miedo diciendo que estaban en preventiva porque “el movimiento se estaba regenerando, había convocatorias masivas. Después del 29M y de lo que pasó la cosa se apagó, había miedo”.
Ismael y Daniel son víctimas de otro de los tantos montajes contra la juventud y los luchadores que pretende sembrar el miedo a luchar. El último ejemplo lo encontramos en el joven de 19 años condenado a casi 4 años de cárcel acusado de tirar una botella de vidrio contra un antidisturbio, durante las jornadas de Can Vies, con la única prueba del testimonio policial.







Temas relacionados

Docentes   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO