FEDERACIÓN UNIVERSITARIA DE CÓRDOBA

¿Dónde está la "FUC del Cordobazo"?

La Federación Universitaria de Córdoba viene estando ausente ante las grandes movilizaciones en contra de las reformas que busca imponer el rector Juri

Candela Guzmán

Consejera Directiva de la Facultad de Filosofía y Humanidades

Jueves 24 de noviembre | Edición del día

Muchos recordarán que hace dos meses La Franja Morada perdió la conducción de la Federación Universitaria a manos del Frente Agustín Tosco liderado por Sur, La Bisagra y La Mella. En esa oportunidad los ganadores hacían discursos grandilocuentes de que la federación iba a dejar de ser una cáscara vacía, que se había recuperado la FUC para los estudiantes y el pueblo entre otras cosas. 

Te puede interesar: La "nueva" FUC y la Asamblea Universitaria

Los que conocemos a las corrientes que conformaron este frente sabíamos que nada iba a cambiar. Cuando mucho, se vería la bandera de la "nueva" FUC en algunas marchas sostenida por dos militantes. Lo sabíamos porque este frente era una alianza de burocracias estudiantiles que pertenecen a distintas camarillas docentes y que conducen centros de estudiantes con las mismas prácticas que La Franja Morada. Sur está ligado al decanato de Psicología y La Bisagra y La Mella a Cambio Universatario que representan a la anterior gestión rectoral. 

Efectivamente, la "nueva" FUC apareció con su bandera en algunas marchas sindicales (lamentablemente de la mano de la burocracia sindical), por los derechos de las mujeres, pero no tuvo ninguna iniciativa de abrir espacios de discusión y resolución para los estudiantes. Pero lo más grave vino con la primer "prueba de fuego". Ante el conflicto universitario contra las reformas neoliberales y mercantilizadoras de la educación del rectorado de Juri, la FUC no sacó ni una declaración.

También te puede interesar: La nueva FUC asume en un acto junto a la burocracia sindical cordobesa

Muchos estudiantes que tuvieron ilusiones en esta nueva conducción ven cómo la federación brilló por su ausencia. Las únicas declaraciones de la organización que preside la FUC fueron en contra de las diversas medidas que venimos desarrollando los estudiantes y en contra de la toma del Pabellón Argentina. Esto es así porque SUR defiende un proyecto de reforma política similar al del oficialismo, pero tampoco se a acercado a algunas de las diversas asambleas para defender su posición. Ha actuado como colateral de la Franja Morada a lo largo de toda la lucha.

Por otro lado, La Bisagra y La Mella no han dado ninguna explicación. Quieren hacer de cuenta que no pasa nada. Una de dos: o van a seguir como si nada en la conducción de la FUC luego del conflicto demostrando que el único interés es mantener un sello vacío para hacer política para sus intereses o rompen ese frente con la agrupación que viene militando contra la lucha. Nos inclinamos a pensar que va a ser la primera opción. Sabemos que a La Bisagra y a La Mella no le importan los puntos centrales por los que están luchando cientos de estudiantes. La incorporación de empresarios al consejo superior está avalado por ellos ya que previamente la bisagra (con acompañamiento de La Mella) propuso miembros para que se incorporen al Consejo Social Consultivo, avalándolo indirectamente, y esto fue la punta de lanza del rectorado para incluir empresarios a las decisiones de la educación pública. Por otro lado, han dicho públicamente que si se acuerda con el oficialismo el punto de la reforma política, no importa que la asamblea se desarrolle sin incluir a la Facultad de Comunicación Social y a la Facultad de Ciencias Sociales. Estas demandas las toman demagógicamente para evitar que el rectorado avance en la elección directa con ponderación simple, porque especulan que de darse esto no volverían a la conducción de la UNC. Si acuerdan este punto van a garantizar que la asamblea se desarrolle y volverán a pasear con la bandera de la "nueva" FUC en alguna marcha. 

Lo más importante de este conflicto es sacar la lección de que los estudiantes tenemos que confiar en nuestras propias fuerzas, fortaleciendo los organismos de auto organización como las asambleas, movilizarnos contra todo ataque a la educación pública y por nuestros derechos, sin confiar en estas direcciones que representan los intereses de camarillas docentes y son un freno para el desarrollo del movimiento estudiantil. Coyunturalmente podrán tener discursos encendidos, podremos confluir en acciones comunes, pero no dejamos de denunciar el rol que cumplen esta corrientes actuando como una burocracia estudiantil que solo sirve a sus propios intereses, los estudiantes podemos dar una pelea enorme y evitar que el Juri y el macrismo avancen en mercantilizar nuestra educación, esa es nuestra apuesta.




Temas relacionados

Opinión   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Federación Universitaria de Córdoba    /    Córdoba   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO