LA PLATA

Docentes universitarios y Trabajadores de CyT: ¿Qué hacer para enfrentar al macrismo?

Decenas de miles venimos movilizándonos contra el ajuste de Macri y Vidal en educación, ciencia y técnica. Una oportunidad para disputar sentidos comunes en la universidad desde la izquierda.

Cristián Cola

Becario Conicet / Agrupación Docentes e Investigadores de Izquierda

Miércoles 5 de abril | 12:52

Decenas de miles venimos movilizándonos contra el ajuste de Macri y Vidal en educación, ciencia y técnica. Los docentes universitarios y los trabajadores de CONICET de La Plata participamos activamente para que nuestras luchas triunfen, y en ese camino se abre una buena oportunidad para debatir las tareas por construir una izquierda fuerte entre los docentes e investigadores de la UNLP que dispute en el plano de las ideas los sentidos comunes reaccionarios y reformistas que abundan en las aulas y pasillos de las facultades.

El gobierno de Macri empieza su segundo año de gobierno con nuevos ataques a la educación pública, al salario y un recorte en CONICET. La situación que atraviesa la educación pública, y en particular la universitaria, responde a un problema estructural sobre el cual se apoya la avanzada macrista. Es que para Cambiemos, la universidad y la ciencia tienen que ser para una élite y al servicio del mercado, y para el kirchnerismo en el gobierno, también. Al punto de que el único funcionario K que mantuvo el PRO, es el de Ciencia y Técnica (CyT), Lino Barañao que encabeza hoy los recortes. La perspectiva del plan Argentina Innovadora 2020 en ciencia nunca puso en discusión lo antidemocrático y meritocrático del sistema científico, tampoco los vínculos con multinacionales, grandes laboratorios que hacen negocio con la salud, etc.

La comunidad educativa contra Cambiemos

La disputa con el Macrismo por la educación pública comenzó en 2016 con paros y clases públicas en la UBA y se extendió a decenas de universidades del país. Y llegó a su máxima expresión en la marcha educativa con 40 mil estudiantes, docentes, no docentes y padres de alumnos. Fue la primer expresión masiva del antimacrismo y el consenso social sobre la defensa de la educación pública, a pesar de la ideología de "carrerismo" individualista que intentó consolidar el gobierno, y que tuvo como “herencia” los dichos anti obreros en contra de los docentes de Cristina Kirchner, la división entre trabajadores en blanco y en negro, etc.

A fines del 2016, otra gran lucha se dio en el sector académico universitario fue la toma del Ministerio de Ciencia y Técnica con asambleas de miles de becarios, científicos y personal de apoyo de CONICET. Esto también tuvo expresión nacional con asambleas y tomas en la mayoría de las sedes regionales. Estos ataques son expresión de la intención del gobierno de reestructurar el gasto en ciencia, apoyado en un discurso neoliberal de un desarrollo nacional vinculado a la inversión privada, direccionar el presupuesto en los llamados temas estratégicos y las investigaciones aplicadas, es decir los de mayor vinculo al mercado.

A esto, el kirchnerismo contra el ajuste de Macri responde planteando “mayor ciencia es más soberanía”, pero la realidad es que el desarrollo científico nacional en su gobierno no significó ninguna contratendencia a que las 500 mayores empresas que tienen actividad en el país fueran multinacionales, y que al decir de Cristina “se la llevaran en pala”.

Este año la paritaria docente puso nuevamente en escena a la educación pública. La pulseada entre los docentes y maestros contra un gobierno que “financia carneros” como el de Vidal y que plantea que muchos tienen la mala suerte de caer en la escuela pública como dijo Macri, ha despertado una enorme solidaridad y se muestra como una pelea testigo para el conjunto de los trabajadores y la comunidad educativa.

El antimacrismo en disputa

Hay cosas que no se pueden tocar en la Argentina, Macri y Vidal desataron una guerra contra la educación pública y unificaron a la comunidad educativa más y más. El conflicto continúa y nacionalmente la pulseada se pelea en cada provincia, muchas gobernadas por peronistas y kirchneristas que están haciendo la misma propuesta salarial que Macri. El discurso de defensa de la educación pública se choca de frente con Alicia Kirchner.

Si los gobernadores peronistas están junto con Macri en la pulseada contra los docentes, los dirigentes gremiales kirchneristas le hacen el ole y desde la tribuna de la Marcha Federal Educativa cantaron el “vamos a volver” como hizo Carlos De Feo, Secretario General de CONADU. Un llamado que busca llevar el reclamo contra la política macrista tras el famoso modelo que supo encarnar Scioli, que le recomienda por derecha a Vidal, cerrar la paritaria por decreto.

La educación en nuestro país y la universidad en particular son terreno de disputa, ideológico, político y de organización, creadores de sentidos comunes, corrientes de pensamiento y acción. En ese marco, los docentes universitarios y los trabajadores de ciencia y técnica de La Plata que somos parte del FIT tenemos que entrar a esta batalla haciéndonos lugar en los tres escenarios contra los derechistas de Cambiemos, los dobles discursos y reformismos kirchneristas, poniendo las ideas de izquierda a la ofensiva.






Temas relacionados

Docentes universitarios   /    Conicet   /    Paro   /    Docentes   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO