Sociedad

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Docentes reclaman protección contra fumigaciones en escuelas rurales

Organizados en la “Red de docentes por la vida” denuncian la utilización de agrotóxicos y los graves problemas de salud que sufre la población rural.

Martes 29 de noviembre | 14:09

Reproducimos el comunicado que hicieron llegar a la redacción del diario:

“Como docentes y directivos de diversas escuelas rurales de la provincia de Buenos Aires, reunidos en esta “Red de docentes por la vida”, nos preocupa profundamente una gravísima situación que afecta a las comunidades rurales y dentro de ellas especialmente a las escuelas y a su población escolar: Las fumigaciones con agrotóxicos en sus adyacencias.

Todos los miembros de esta red tenemos experiencias directas con esta problemática, hemos visto afectada nuestra salud en el ámbito laboral y hemos sido testigo de los efectos del uso de agrotóxicos sobre la salud de nuestros alumnos y de sus familias: problemas respiratorios, afecciones de piel, hipotiroidismo, abortos espontáneos y cáncer, pasan a ser moneda corriente en nuestras comunidades rurales. Cabe destacar que la ART NO RECONOCE LAS INTOXICACIONES CON AGROTÓXICOS COMO ACCIDENTE DE TRABAJO y la Obra Social no reconoce los estudios y/o tratamientos que en relación a estos incidentes deban realizarse los docentes.

Estudios realizados por la UNLP a través del E.M.I.S.A resultan “casos testigos“ de esta terrible realidad que afrontan todas las escuelas rurales de la provincia: En la escuela rural “José Manuel Estrada”, del Paraje La Rosada, de San Antonio de Areco (provincia de Buenos Aires), se detectó la presencia de 7 agroquímicos, entre herbicidas e insecticidas en el jardín de la escuela, en la zona de juego de los niños .En la escuela rural Martín Fierro, en el paraje El Relincho, Coronel Suárez, (provincia de Buenos Aires), el 75% de las muestras dio presencia de agroquímicos , logrando un fallo judicial que establece una zona de exclusión de 1 km para fumigaciones aéreas y 2 km para fumigaciones terrestres. En ambos casos las docentes sufrieron graves consecuencias sobre su salud.

Tal como se afirma en las conclusiones del 3º Congreso de Médicos de Pueblos fumigados en septiembre de 2015 Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA)," el sistema de producción agrícola vigente en el país contamina el ambiente y los alimentos de los argentinos, enferma y mata a las poblaciones humanas de las zonas agrícolas " y las docentes de esta red podemos dar fe de ello.
Los alumnos, al igual que el personal docente y no docente de las escuelas rurales de la Provincia de Buenos Aires, padecen una exposición constante y creciente a los agrotóxicos viendo constantemente vulnerados sus derechos a la salud y a la vida, ya sea por las fumigaciones aéreas como terrestres. Hay una desprotección absoluta desde las leyes provinciales y las ordenanzas municipales, que en algunos casos no regulan sobre el tema, en otros hacen regulaciones insuficientes (poniendo distancias mínimas y no restringiendo las aplicaciones durante el horario de clases, por ejemplo) y aunque en otros casos se establecen mayores limitaciones a las aplicaciones, en casi ningún caso se cumplen, quedando constantemente expuestos junto a nuestros alumnos, a los venenos , en cuyo uso se basa el actual sistema productivo ,sin considerar en ningún momento su “costo humano”.

Sabemos sin embargo que nos ampara la Constitución Nacional en su artículo 41, la Declaración Universal de los Derechos del Niño y el adolescente, y además la LEY NACIONAL DE EDUCACION Nº 26.206, en su artículo 126 que se refiere a los derechos de los alumnos, en el inciso d) establece que tienen derecho a “ser protegidos contra toda agresión física, psicológica o moral”, y en el inciso j) habla del derecho a “Desarrollar sus aprendizajes en edificios que respondan a normas de seguridad y salubridad, con instalaciones y equipamiento que aseguren la calidad del servicio educativo Queda claro que estos derechos no se cumplen cuando los niños son fumigados en la escuela, dejando a los docentes sin posibilidad de protegerlos desde su función y con la clara obligación de denunciar estos tipos de hechos.

Quedando claro por todo lo aquí expuesto la VULNERACIÓN DE DERECHOS las fumigaciones terrestres y aéreas implican tanto para los alumnos como para el personal docente y no docente de los establecimientos educativos rurales, y teniendo en cuenta la FUNDAMENTAL E INELUDIBLE RESPONSABILIDAD DE LOS GREMIOS AL RESPECTO, solicitamos la urgente implementación de acciones concretas en relación a tan terrible situación, QUE GARANTICEN LA SALUBRIDAD EN LOS ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS RURALES, EN DEFENSA DE LA SALUD Y LOS DERECHOS LABORALES DE LOS TRABAJADORES DE DICHAS ESCUELAS, LA CONSIDERACIÓN DE LOS EPISODIOS DE INTOXICACIÓN COMO ACCIDENTES DE TRABAJO Y LA CONSECUENTE COBERTURA DESDE LA OBRA SOCIAL.
RED DE DOCENTES POR LA VIDA”.




Temas relacionados

Coronel Suárez   /    Agrotóxicos   /    San Antonio de Areco   /    Docentes   /    Ecología y Medioambiente   /    Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO