Mundo Obrero

MENDOZA

Docentes denuncian maltratos en Salud Laboral

Se extienden las denuncias contra el organismo dependiente de la Dirección General de Escuelas, encargado de otorgar los aptos psicofísicos. El testimonio de docentes afectadas.

Miércoles 30 de noviembre | 14:29

Los trabajadores de la educación de la provincia hace tiempo vienen denunciando maltratos e irregularidades en la dependencia de Salud Laboral ubicada en calle San Juan de Mendoza capital. Allí se efectúan los aptos psicofísicos que los docentes deben realizar para poder acceder a dar clases o cumplir otras tareas. Este trámite después de un período de tiempo debe ser revalidado. Los distintos casos donde se dieron irregularidades se manifestaron en ambas instancias.

Un grupo de trabajadoras denuncia una multiplicidad de arbitrariedades dadas en el formato de las distintas entrevistas, en los test psicológicos y psiquiátricos, en el trato hacia las personas, en la mala comunicación y ocultamiento de la información, entre otras cuestiones de suma gravedad.

Hay una regla general, macro, que se repite en la mayoría de los casos denunciados: la disparidad de criterios entre los diagnósticos médicos particulares (...) y la propia Dirección General de Escuelas.

Hay una regla general, macro, que se repite en la mayoría de los casos denunciados: la disparidad de criterios entre los diagnósticos médicos particulares, e inclusive de Salud laboral de OSEP (la obra social de los trabajadores estatales), y la propia Dirección General de Escuelas. En esta última es donde se da el veredicto final respecto a la aprobación o no de los aptos psicofísicos.

Algunos ejemplos de cómo se procede

"No hay criterios escritos, no hay un protocolo que se pueda seguir. Lo que existe es una serie de exámenes. El docente pasa por oftalmología, fonoaudiología, psicología, rayos x, análisis de sangre, clínica médica. Todos estos pasos son comunes para cualquier docente que va a realizar el apto. Para los cargos jerárquicos (directores, vicedirectores, psicólogos y psicopedagogos) se agrega una instancia; la de psiquiatría", comenta Andrea, psicóloga abocada al desempeño de tareas de orientación psicopedagógica.

"Las mayores dificultades, dónde se traban las cosas es en psicología, en psiquiatría y en fonoaudiología. Muchas veces entre los profesionales a cargo de estas áreas y los médicos o psicólogos particulares hay muchas disparidades"

Esta disparidad es clara en el caso de Noelia, profesora de Artes visuales “Yo tengo el apto de mi fonoaudióloga y mi otorrino pero sin embargo en Salud Laboral de la DGE me dicen que no puedo dar clases. Me dicen cosas específicas por ejemplo que no cierro la glotis y mi otorrino por el contrario dice que sí"

Miriam, maestra de grado, también relata una clara arbitrariedad en el diagnóstico “Mi problema es fonoaudiológico. Según Salud Laboral tengo hiatus y un montón de patologías que las sacaron con sólo escucharme y sin hacerme un sólo estudio; que no tenía potencia en la voz, que era disfónica y no se cuántas cosas más"

Pero el problema no sólo está en las diferencias de diagnóstico. Estas docentes afectadas también denuncian que los exámenes previos, los realizados por médicos particulares o de la obra social, no tienen ningún tipo de validez a la hora de la evaluación final.

"Yo estuve un año con la fonoaudiologa. Cuando fuí a la DGE me dijeron que con 8 sesiones se curaba lo que tenía pero sin embargo te hacen hacer las cosas sin sentido porque cuando volvés te dicen que está todo mal o que le falta un poquito más siendo que mi fonoaudiologa me decía que no tenia ningún sentido seguir con las sesiones porque ya estaba curada y no se podía hacer nada más” relata Noelia.

A esto se suma la dilatación en los tiempos para obtener los resultados "Es increíble, cuando ellos consideran que algo está mal te hacen esperar unos seis meses y después de eso te llaman para una revaluación. En ese tiempo vos tenés que presentar los estudios de tus médicos, psicólogos etc. Y esto no tiene ningún sentido porque nadie en la DGE tiene en cuenta los estudios particulares".

Este punto se repite en los distintos casos, como le ocurrió también a Miriam: “Yo tuve que hacer una actualización del certificado. A los pocos días de hacerlo se dieron las titularidades. Me dijeron que podía tomar la titularidad con el turno de salud laboral y con el estudio en trámite. Los estudios me los había hecho en Febrero. En marzo cuando se dieron las titularidades los resultados aún no estaban. Fuí repetidas veces hasta Julio, recién ahí pude obtenerlo. Cuando lo ví decía No APTO"

“Fuí a un médico particular y me dijo que tenía una irritación, como un reflujo, pero no que tenía hiatus y todo lo demás que habían puesto, que estaba en condiciones de trabajar. Volví con ese certificado a la calle San Juan y allí me retuvieron el papel, el original y una copia. Todavía no me lo han devuelto"

"Luego fuí a la ART, allí me hicieron una rino y me dijeron que estaba apta para trabajar. Pero en la DGE de nuevo me dijeron que eso era lo que decían en la ART pero que ellos decían que no y que yo no iba a poder trabajar. Asi me sacaron y ahora ya no me atienden, ni siquiera me dieron el código para la reevaluación. Cuando se los pedí me lo negaron. Me impiden el derecho a tener una segunda instancia"

El problema ante los certificados no aptos se agrava para el caso de los docentes que poseen horas suplentes. Andrea tiene licencia por maternidad y eso es lo único que la ampara por el momento. "Yo tengo horas suplentes y cuando se me acabe la licencia no voy a poder volver al trabajo"

Aquí dos certificados médicos particulares que contradicen a Salud Laboral de la DGE y acreditan la aptitud para ejercer la docencia:

Disparidades internas

Las autoridades y los auditores de la DGE no sólo decretan la nulidad de los estudios médicos externos y la incompatibilidad con "la última palabra" que en esa dependencia dicen tener. El absurdo se da en las disparidades entre esas dos instancias y también al interior mismo del propio organismo estatal de Salud Laboral.

En el caso de Andrea, quien por su cargo jerárquico tuvo que atravesar encuestas psicológicas y psiquiatricas, salieron a la luz las diferencias entre los informes arrojados en ambas instancias. Producto de su tezón por obtener respuestas, Andrea consiguió ambos informes y pudo constatar las desigualdades que había entre uno y otro.

Ella tenía que renovar el certificado, pasó por todos los estudios y en psicología se presentó la traba "Yo como soy psicóloga voy al psicólogo por una cuestión ética porque superviso cargos, es una obligación para mí. Entonces comento que en el 2014 fui al psiquiatra porque tuve unos síntomas depresivos. Yo fui sincera, porque para mí era una cosa completamente normal, comenté lo que para mí fue una cuestión emocional transitoria".

Un síntoma depresivo por haber atravesado un duelo, o por alguna situación en particular es una marca para después poder acceder a distintos cargos.

Pero para la Dirección General de Escuelas, este tipo de situaciones son estigmatizantes. Un síntoma depresivo por haber atravesado un duelo, o por alguna situación en particular es una marca para después poder acceder a distintos cargos. Y esto es así aunque sea una situación transitoria, aunque los síntomas ya no estén presentes (asintomatismo) y aunque no se pueda constatar ninguna patología presente. El sólo hecho de contar con un antecedente ya es suficiente para una evaluación negativa.

"Cuando me dieron la grilla psiquiátrica decía que tengo competencias, especialización en el cargo, motivación, experiencia” “Entre las cosas llamativas ponen que tengo síntomas de estrés cuando yo nunca manifesté que tengo un problema en la escuela" "Bueno, me ponen que tengo estrés, pero además que no he estado en cambios de funciones, que no tengo problemas adaptativos, que no tengo internaciones psiquiátricas, que tengo una actitud colaboradora, que tengo mis funciones superiores conservadas, vean la contradicción de esto con lo del estres."

"La dificultad sería en mi antecedente psiquiatrico, que no tengo capacidad para adaptarme a las situaciones conflictivas, que no se de dónde lo obtuvieron a eso, que no tengo tolerancia a la frustración y no tengo capacidad de liderazgo cuando nunca me preguntaron que tareas desarrollo, la verdad no se de donde obtienen eso."

“Antes de ir a la reevaluación tuve que hacer reiterados pedidos y hasta mandar una carta documento para que me dieran la grilla psiquiátrica, pero cuando me la dan, equivocadamente me dan la psicólogica. En la grilla de la psicóloga, ella pone que mis capacidades cognitivas superiores están limitadas (capacidad de anticipación y planificación, de análisis y síntesis, y mi capacidad reflexiva en contradicción con la grilla psiquiátrica lo cual demuestra la falta de seriedad en los análisis" concluye Andrea.

Una evaluación no laboral

Entre las irregularidades detectadas en el procedimiento las docentes afectadas también comentaron el contenido inapropiado que muchas veces contienen las preguntas de los psicólogos o psiquitaras. Estas preguntas se alejan de un test de pertinencia laboral.

la psiquiatra estuvo 20 minutos preguntándome sobre mi vida privada, en que año me recibí, en que año entré en la universidad, quien me pagó la carrera, cuál era el promedio en la Universidad, si tenía pareja o no (...) todas preguntas que no tienen nada que ver con el trabajo.”

Después de conseguir las grillas psicológica y psiquiátrica, Andrea concurrió a un nuevo turno para una reevaluación “Cuando fui a la reevaluación la psiquiatra estuvo 20 minutos preguntándome sobre mi vida privada, en que año me recibí, en que año entré en la universidad, quien me pagó la carrera, cuál era el promedio en la Universidad, si tenía pareja o no, por qué había tardado tanto tiempo en recibirme, cuántas relaciones había tenido, por qué me había peleado con mi pareja, si había consumido drogas, todas preguntas que no tienen nada que ver con el trabajo.”

A su vez los profesionales encargados de realizar las entrevistas no sólo hacen preguntas de este tipo sino también, muchas veces, adoptan una actitud de maltrato y amedrentamiento hacia el trabajador-paciente.

“Ni bien comienza la entrevista, la psicóloga comienza a decirme: “¿Sabés por qué estas acá?” Si, porque la grilla dice que tengo antecedentes psiquiatricos, respondí yo. “¿Por eso sólo crees que estas acá?”, me decía intimidándome. “No, me imagino porque habrán visto otras cosas, le contesté “Bueno hacé un poquito de memoria porque no sólo por eso estás acá”.

“Cuando 30 días después fuí a buscar mi certificado, otra vez encontré un no apto. Mi psiquiatra me dijo que no entendía cómo se animaban a llenar una grilla así sin haberme pedido el curriculum y una nota de desempeño, porque los que pueden dar fe de mis funciones cognitivas son o mi psicólogo tratante o las personas con las que yo trabajo. De hecho yo había presentado el certificado de mi psicólogo tratante y no fue relevante.”

“La cuestión es que sigo estando en la misma situación. y me he encontrado con muchos docentes que tienen grillas donde se indica que les fallan las funciones cognitivas superiores y eso lo obtienen en una entrevista que dura a lo sumo 10 minutos.”

La frutilla del postre del padecimiento de Andrea fue la última acción que realizó después de las distintas instancias por las que pasó “ Cuando fui a buscar el número de expediente me encontré con que no existía. Tuve que volver con un escribano, otra vez tuve que pagar mil y pico de pesos (a todo esto ya venía pagando psicólogos, psiquiatras, etc) para que certificase lo que estaba pasando”.

Perfil Jerárquico (Psiquiatría)

Grilla de evaluación (Psicología)

Cientos de voces, un mismo padecimiento

no se trata de casos aislados sino de un estado de situación de amplio alcance que cada vez se extiende más y cobra mayor relevancia.

Existe un grupo en la red social facebook creado por la seccional Godoy Cruz del SUTE que se llama Docentes acosados por Salud Laboral donde se pueden leer cientos de comentarios que constatan el matrato, la persecusión y la discriminación hacía los docentes. Esto es una muestra de que no se trata de casos aislados sino de un estado de situación de amplio alcance que cada vez se extiende más y cobra mayor relevancia. Desde la coordinación administrativa de la DGE a a cargo de Diego Maures o las auditorias médicas a cargo de Nahman y Kolliker se descartan los hechos denunciados y la existencia de posibles irregularidades., pero son cientos de voces que desmienten la intención de las autoridades de “tapar el sol con una mano”. Aquí algunos extractos de esos testimonios:

“A mi me pasó que tengo tres informes de psiquiatras y psicólogos con psicodiagnóstico como apta. Y tengo tres no apta en Salud Laboral”.

“me dijeron que por más que estuviera todo bien no daba con el perfil que busca la DGE”.

“En mi caso es discriminatorio. Tuve una licencia cuando me separé. Los prejuicios y la discriminación son inmediatas luego de explicar que tuve una licencia por esto...”

“Una va enferma de lo que sea, no verifican los estudios que llevás y te maltratan diciendo barbaridades, si sos mujer aún más, por ejemplo “quien te manda a tener un hijo sola” y barbaridades de ese tipo largamente documentadas”.

“Es mentira que ante disidencias se reúnan ambas partes, médicos de la DGE y médicos de los pacientes para dirimir y resolver controversias. Jamás se hace. El ente para tal caso es la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social, pero a este organismo Salud Laboral tampoco le obedece los dictamenes".

“Estamos cansados de que nos manipulen, nos maltaten, nos discriminen y jueguen con nuestras fuentes laborales”.

“Cualquier docente que por alguna razón MOLESTA a cualquier autoridad: directores de escuela, supervisores autoridades de educación secundaria y técnica son derivados a re-evaluación de su certificado, previo paso por Junta médica. Allí los docentes van marcados”.

“Quieren tapar y solapar las bajas que logra Salud Laboral agotando las licencias de los docentes porque esa es la verdadera intención, dejar sin cargo a docentes señalados por protestar”.




Temas relacionados

derechos laborales   /    DGE   /    Docentes   /    Mendoza   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO