×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Denuncian las condiciones laborales y la quita de la asignación. Apuntan a la responsabilidad de Kicillof. Baradel avala la precarización, pero ellas se organizan.

Lucía MedeotDocente La Matanza

Miércoles 31 de marzo | 13:06

Llegan más denuncias sobre precarización en los programas educativos. Mujeres, madres y sostenes de hogar, que trabajan en el programa ATR (Acompañamiento de Trayectorias y Revinculación) en las escuelas de la Provincia que gobierna Axel Kicillof, cobraron un salario paupérrimo o directamente no cobraron, y ahora les quitaron la asignación universal por hijo (AUH).

Gisela, docente y mamá de tres nenes, nos cuenta: “Lamentablemente mis hijos sufrieron el abandono del Estado porque al ser parte de ese programa ellos quedaron sin el beneficio de la AUH, que me permitía solventar los gastos de su educación”. Como ella, miles tienen que recurrir a changas o trabajos de otro tipo para cubrir sus necesidades básicas y aún así no les alcanza, o se ven sobreexigidos “...para cubrir los gastos del colegio de mis hijos tengo que trabajar como maestranza en su colegio para que ellos hoy tenga la oportunidad de seguir estudiando” cuenta Gisela, que además es mujer sostén de hogar.

Ayelén, docente de primaria de Berazategui sostiene: “Revinculé a más chicos que lo que me permitía el protocolo: más de 8 de un mismo hogar. Me di cuenta que me suspendieron la AUH, estoy sin trabajo a raíz de la pandemia y del aislamiento” denuncia. “Son hermosas las propagandas en la tele que muestran todo lo que se logra con la asignación, pero, a mis hijos les quitaron el derecho de recibirla y están totalmente desprotegidos”

Carina, otra docente del mismo programa explica “Cuando consulté decían que era un ’beca’, compatible con la AUH. Me inscribí. Trabajé noviembre y diciembre, me pagaron en enero, y ese fue el último mes que cobré la AUH. Consulté por varios medios y nadie me decía bien el porqué… Esta situación afectó totalmente a mi casa: tengo dos hijos y el dinero de la AUH que si bien no era tanto, era una ayuda. Mi marido está desocupado, y solo pudimos cobrar el último IFE, los meses anteriores no lo cobramos aunque hicimos el reclamo. Ahora tengo una changuita de limpieza por $150 la hora, 2 horas, 3 veces por semana, continuo sin la AUH y sin trabajo docente”

Cuenta sobre las condiciones del programa: “Me asignaron 6 chicos aunque había un tope de cuadras para recorrer me asignaron más.” comenta. Frente a los reclamos le contestaron: “Es el trabajo del docente salir a buscar a los pibes cuando ellos no vienen” negando toda precarización.

Las condiciones de prevención sanitaria de este programa brillaron por su ausencia. “Las máscaras que pedía el protocolo no eran suficientes: llegaron solo 4 y éramos 6. La directora hizo un sorteo para ver quien la usaba. Quedamos a nuestra suerte para ir a trabajar con las familias sin conectividad” explica Carina.

Frente a la pregunta sobre quién es responsable de esta situación las trabajadoras contestaron: “Para mí el que lanzó el programa fue Kicillof, pero él es solo un eslabón de esta cadena. Acá hay varios culpables, sentado en una oficina trabajando 4/5 horas es fácil decir las cosas. Hay que recorrer las escuelas y los barrios, porque no todos los lugares en el conurbano son iguales” concluye Carina de Lomas de Zamora.

El año pasado miles de estudiantes no tuvieron acceso a la educación. El gobierno provincial lanzó el programa ATR que no resolvió las condiciones de las familias (trabajo, alimento, conectividad), y precarizó a los docentes: ¿Acaso Kicillof puede vivir con 8000 pesos? Ahora le quitan AUH. La pregunta es ¿cómo hacen nuestros niños que contaban con esa ayuda para alimentarse y mantener la continuidad de sus estudios?

Te puede interesar: Programa ATR sin ingresos ni AUH: “Es una bajeza total, vulneran los derechos de nuestros hijes”

Trabajo docente hay. Los estables están sobrecargados y los que no pudieron tomar horas, trabajan de forma precarizada. El Gobierno en lugar de generar trabajo con derechos laborales para todos, opta por hacerlo por fuera del estatuto. Mientras tanto las cúpulas sindicales festejan la precarización como si fueran un ministerio del gobierno, en lugar de organizar y defender a los trabajadores de la educación.

Las y los docentes comienzan a organizarse para luchar por sus derechos y el de las familias. En grupos de WhatsApp, Facebook y asambleas organizan petitorios y juntan firmas. En las redes coordinan jornadas de twittazos para visibilizar y denunciar a los responsables políticos de la situación.

Te puede interesar: Un mes del inicio de clases presenciales y llegada de la segunda ola: relato y realidad

También, se organizan en comisiones de precarizados, como es el caso de ‘trabajadores de la educación desocupadxs y precarizados’ de Varela (zona sur) y la Comisión de docentes precarizadxs que impulsa el sindicato recuperado Suteba la Matanza. E invitan a seguir organizándose en ellas, y junto a todos los sectores en lucha para unificar la pelea.

Para contactarte con la Agrupación Marrón Docente, seguí el link.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias