Sociedad

Crisis carcelaria

Docentes del penal de José León Suárez repudiaron la represión dentro de la cárcel

Profesores del CENS n° 460 que funciona en el complejo penitenciario rechazaron la violencia ejercida este fin de semana por parte del Servicio Penitenciario Bonaerense a los privados de su libertad.

Miércoles 4 de noviembre de 2020 | Edición del día

Lo hicieron a través de un comunicado de prensa donde condenan las inhumanas condiciones que padecen sus estudiantes y denunciaron que “la población carcelaria continúa sin poder ver a sus familiares”. Además exigieron al Estado que garantice la integridad física y los derechos de todas las personas privadas de su libertad.

Este fin de semana en varias cárceles de la provincia de Buenos Aires, el Servicio Penitenciario Bonaerense reprimió a quienes están detenidos y sus familiares, luego de que estos últimos protestarán ante la repentina decisión de impedir las visitas.

La respuesta estatal fue la represión con balazos de balas de goma, golpes, traslados, y gases. Los presos y presas y sus familiares denuncian que fueron muchísimos los heridos.

Te puede interesar:Este jueves habrá una jornada nacional de lucha en todas las cárceles del país

Reproducimos comunicado de prensa de los docentes:

El sábado 31 de octubre nos llegó la triste noticia de la represión que sufrieron personas privadas de su libertad en el complejo penitenciario de José León Suárez (Unidades 46, 47 y 48). Muchos de los que estaban allí son nuestros estudiantes. Incluso fueron dañadas las instalaciones de la Cusam, de la primaria n°721 y del Cens n°460.

Las condiciones de vida en la cárcel son brutales, y se profundizaron desde el comienzo de la pandemia. Desde el 12 de marzo no están permitidas las visitas. En un contexto donde hay reaperturas en diversos ámbitos de la sociedad, la población carcelaria continúa sin poder ver a sus familiares provocando una situación aún más angustiante (cabe aclarar que además del factor emocional gran parte de los elementos de higiene y alimentos son propiciados en estos encuentros). En este marco la semana pasada se acordó renovar el régimen de visitas, lo cual finalmente no se cumplió.

Según la Correpi, hoy los penales federales y provinciales alojan más de 100 mil personas, más de la mitad no están condenadas y son víctimas de la masificación del uso de la prisión preventiva como pena anticipada contra los más vulnerables.
Frente a esta situación, como trabajadores de la educación, queremos expresar nuestro más enérgico repudio a la represión, exigimos que el Estado garantice la integridad física y los derechos de todas las personas privadas de su libertad.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO