Política

OPINIÓN // #CASOLOPEZ

Divina TV führer, mi amor

Monasterios, bóvedas y dólares. El House Of Cards de la política argentina no tiene desperdicio.

Daniel Gorber

Agrupación Marrón | CNEA

Miércoles 22 de junio de 2016 | Edición del día

No sería nada extraño que la empresa de contenidos de entretenimientos por Internet, la poderosa Netflix, desee reproducir, llegado el momento, alguna de estas fantásticas escenas que nos brinda la videopolítica local (por si acaso el ministro de Educación de la Nación ya compró parte de sus acciones).

El fin de semana largo cierra caliente en la pantalla del canal América. Luego de largos minutos de promoción, Alejandro Fantino, publica en su programa, Animales Sueltos, el video (hasta ese entonces inédito) de las pericias policiales realizadas en el Monasterio de General Rodríguez. En ese lugar, días atrás, había sido hallado el ex funcionario kirchnerista José López mientras arrojaba bolsos con varios millones de dólares. En la filmación policial se pueden observar las imágenes de un monasterio a medio construir, la ubicación de una cámara infrarroja de seguridad, y el recorrido de los perros de la AFIP olfateando el convento. Pero el plato fuerte del video llegaría al realizarse el peritaje de la capilla. La virgen María, el altar, los peritos, una barreta y el descubrimiento de una bóveda bajo la alfombra. Una escena desopilante que rápidamente recorrería las redes sociales. Las bóvedas (en realidad son tres) en el video aparecen vacías. Sin embargo la asociación no tarda en llegar. Fantino se encarga de que no queden dudas: “Lopecito” llevaba el dinero hacia esas bóvedas.

Bajo el velo de un “mensaje para tranquilizar a la tropa”, CFK plasmaba, hace unos días a través de una carta, un aviso para nada inocente: para cometer un acto de corrupción hace falta un gobierno corrupto, pero también empresarios dispuestos a sobornar. Detrás de los resonantes nombres de López y De Vido, empezará a sonar entonces, una tormenta de firmas y testaferros ligados a los empresarios de la obra pública. Léase Calcaterra, Caputo y quién sabe cuántos otros nombres más hermanados con la familia Macri. A la hora de defenderse, la expresidenta dejó en claro que no tendrá ningún pudor en revelar su propia asociación con el actual mandatario durante los años dorados de la década ganada.

El daño ya está hecho, pero las heridas se pueden profundizar. Por si acaso, el diario Clarín decidió poner en primera plana la captura de Pérez Corradi y cambiar la mira nuevamente hacia “La Morsa” Aníbal Fernández. “Cambiemos” obra pública por efedrina. Quizás así pueda entenderse la rápida respuesta del intendente macrista de General Rodríguez: "Estábamos al tanto de la bóveda. Debajo del altar había una de 1,20 metros de ancho y 1,50 metros de profundo, cubierta por una carpeta de concreto y llena de cascotes, pero tenían la intención de ser cámaras mortuorias"

¿Tendrá que ver entonces que la difusión del insistente video de la bóveda no llegue a través de TN como podría esperarse, sino a través del canal América, propiedad de Daniel Vila, socio de Sergio Massa? Preguntas y más preguntas.

Lo que es seguro es que hoy los teléfonos suenan en Roma y el Calafate. Si a esta historia todavía le faltaban actores de peso, la aparición de un convento pone al actor “vaticano” nuevamente en el ojo de la tormenta.

Monasterios, bóvedas y dólares. Nada que la guerra de servicios no pueda mostrar. ¿Sonreirá Stiuso en el reflejo del televisor? Sus enemigos públicos están en problemas.

Mientras tanto, Antonia juega al calor del hogar. Llegó el invierno, Macri reposa sobre su sillón y afloja la contractura abrazado a una estampita de CFK. La clave del éxito, cuando estás en el medio de un túnel oscuro, y a lo lejos la economía no te devuelve ninguna luz.







Temas relacionados

Bóvedas   /    Monasterio Nuestra Señora del Rosario de Fátima   /    José López   /    Kirchnerismo   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Opinión   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO