Economía

CONGRESO NACIONAL

Diputados aprobó el Presupuesto 2018: ficción, recortes y endeudamiento

Luego del saqueo a los jubilados, el proyecto asigna mayores recursos a la deuda en detrimento de la salud o la Ciencia y Técnica. Nuevo ajuste en beneficio de los especuladores y empresarios.

Viernes 22 de diciembre de 2017 | Edición del día

En la última sesión del año Diputados volvió a aprobar otro proyecto de ajuste: el Presupuesto 2018 y los proyectos fiscales que Macri pactó con los gobernadores.

La votación del Presupuesto arrojó un resultado de 165 votos afirmativos, 64 negativos y una abstención. La semana próxima lo votaría el Senado. En tanto, se convirtió en ley el Consenso Fiscal firmado por la Rosada con 23 provincias y la Responsabilidad Fiscal que plantea ajuste para las provincias.

El Presupuesto 2018 no es un proyecto aislado es parte de un combo antiobrero que se complementa con la reforma tributaria (que ya aprobaron), el pacto fiscal, la reforma previsional (aprobada con chantaje y represión mediante) y la reforma laboral, que ahora está en un impasse.

Un conjunto de leyes que benefician a los empresarios y erosionan las condiciones de vida y de trabajo del pueblo trabajador, y los más vulnerables como los jubilados o los beneficiarios de la AUH.

Voces a favor y en contra

La jornada del jueves en Diputados comenzó con fuertes cruces pasadas las 11 horas con varias cuestiones de privilegio que se plantearon en la sesión.

Nicolás del Caño, diputado del PTS en el Frente de Izquierda, planteó una cuestión de privilegio y afirmó que “no nos van a acusar de violentos aquellos que pertenecen a un gobierno, cuyo presidente forma parte de una familia que paso de poseer 7 a 47 empresas en la dictadura genocida, mientras asesinaban, secuestraban más de 30 mil compañeras y compañeros y se robaban los niños”.

Te puede interesar: Presupuesto 2018: con fuertes cruces, se inició el debate

Luego el diputado del PTS en el FIT volvió a intervenir por el proyecto y denunció que “el presupuesto por ustedes presentado prevé fuertes recortes, en términos reales, en los gastos de la Administración Gubernamental: 12,8 % en Ciencia y Técnica; 2,1 % en Trabajo; 3,1 %, en Vivienda” y alertó sobre el elevado endeudamiento.

Te puede interesar: [VIDEO] Del Caño: “Este presupuesto solo busca perjudicar a los trabajadores”

Por su parte, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina señaló en la apertura que tienen tres metas: reducir el déficit fiscal, resolver “las enormes deudas que tenemos en materia de infraestructura” y “el enorme déficit en materia social, que hemos heredado”.

Laspina afirmó que el proyecto “hace enormes ahorros en materia de funcionamiento del Estado” y sostuvo que “eso se llama austeridad”, ya que “este es un gobierno que cuida la plata de los ciudadanos”.

Diego Bossio, en representación del bloque Justicialista, solicitó “dar un debate serio en materia de política monetaria”, ya que “con este tipo de cambio y estas tasas de interés, lo único que se favorece es la usura y la especulación”.

Axel Kicillof indicó que el Gobierno debería “rehacer” el Presupuesto porque de lo contrario “nace muerto” y “no lo pueden cumplir”, y agregó que “es un Presupuesto de más ajuste, de más endeudamiento y de menos obra pública”, donde las estimaciones sobre la economía “dan gracia, son falsas”.

Graciela Camaño, jefa del bloque del Frente Renovador, señaló que “se sigue castigando a las provincias con el látigo y la chequera”, y advirtió que con la firma del Consenso Fiscal “quedó demostrado que se hace de manera impúdica”.

Martín Lousteau, de Evolución Radical, destacó que “necesitamos una mirada integral, no mirar solamente el déficit”, porque “este presupuesto parece armado para poder conseguir y cumplir la pauta de déficit, pero esa es solamente la cáscara: la pregunta es en qué gastamos y no deberíamos gastar, y también en qué no gastamos y deberíamos gastar”.

Principales puntos

-Economía de “maravilla”: estima un crecimiento de 3,5 % para 2018, una inflación a la baja (15,7 %) y un dólar a $ 19,30. Este año el presupuesto preveía una meta de inflación del 12 % al 17 %, pero el 2017 cerrará con una inflación del 25 %.

Los que perdieron fueron los salarios ya que las paritarias promediaron el 22,1 %, este año caerá nuevamente el poder de compra del salario como ocurrió en 2016.
La meta de 15,7 % de inflación para 2018 no la avala ni siquiera el Relevamiento de Expectativas de Mercado que hace el propio Banco Central.

-Endeudamiento: el déficit financiero en 2018 trepará a $ 679 mil millones. Pero el 60 % será explicado por los intereses de la deuda pública que el año próximo se llevarán $ 406 mil millones. Con esa suma en la deuda se podrían pagar 1,8 millones de haberes jubilatorios mínimos de $ 17.523, que es lo que cuesta la canasta de jubilados y no las migajas que cobran en la actualidad.

Los servicios de deuda van a representar una erogación anual equivalente a 11,45 veces el gasto en Ciencia y Técnica, significan 3,8 veces el gasto en Salud, y se podría pagar uno de cada tres pesos destinados al presupuesto total en jubilaciones y pensiones, asignaciones por hijo, AUH, PAMI, etc.

-Recortes: El presupuesto prevé fuertes ajustes en términos reales en los gastos de la Administración Gubernamental (-12,8 %), en Ciencia y Técnica (-2,1 %), en Trabajo (-3,1 %), en Vivienda (-3,8 %).

Si se comparan las partidas con una inflación de “expectativas de mercado” que realiza el BCRA (inflación de 17,5%) u otra un poco más elevada de 20 %, el resto de las partidas con excepción de Seguridad Social, Educación y Promoción y Asistencia Social, también muestran reducciones reales del Gasto. Vale aclarar que el Gasto en Seguridad Social es antes de la reforma previsional, ahora con la aprobación de la reforma previsional puede representar una rebaja en términos reales, incluso con la inflación baja calculada en el Presupuesto.

No al presupuesto de ajuste

El Gobierno de Macri junto a los dadores de gobernabilidad, los gobernadores establecieron un presupuesto que prioriza el endeudamiento y a las patronales. Es necesario rechazar este proyecto de ajuste y de ficción.

Como finalizó Nicolás del Caño, “planteamos restituir las contribuciones patronales al 33 %; anular todos los beneficios que otorgó el Gobierno a los agronegocios, a las mineras y otros grandes capitales con la rebaja o quita de retenciones y otras reducciones impositivas; planteamos gravar la renta financiera y terminar con la especulación en Lebac; impuestos progresivos a las grandes fortunas.

Como ya lo dijimos también terminar con el pago de la deuda externa, establecer el 82 % móvil para todos los jubilados y planteamos un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar.

Nuestro programa es muy claro. La crisis la tiene que pagar ellos: los grandes empresarios, los capitalistas, los fugadores seriales. Y no los trabajadores. Con los jubilados, con los trabajadores, las mujeres y los jóvenes, está el Frente de Izquierda”.

Te puede interesar: Claves del Presupuesto 2018 de Dujovne







Temas relacionados

Contrarreformas   /    Presupuesto 2018   /    Cámara de Diputados   /    Jubilaciones   /    Diputados   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO