Economía

BRASIL

Dilma afirma que el ajuste traerá resultados positivos

La presidenta Dilma Rousseff afirmó que el ajuste fiscal, que ha provocado una serie de recortes en beneficios sociales y derechos laborales, traerá pronto resultados positivos a Brasil.

Martes 22 de diciembre de 2015 | Edición del día

El mismo día que asumió Nelson Barbosa como nuevo ministro de Hacienda, Dilma planteó que el gobierno brasilero trabaja en una serie de medidas de estímulo a las exportaciones y a las inversiones en infraestructura para que el país ingrese en un “nuevo ciclo”.

“La reorganización del cuadro fiscal de Brasil traerá pronto resultados positivos, junto con el fin de la crisis política que ha afectado mi segundo mandato desde su inicio”, expresó en su discurso durante la 49ª Cúpula del Mercosur, en Asunción, Paraguay.

En este sentido, fue la primera señal de la presidenta quien considera que puede poner fin rápidamente a la “crisis política”, luego de algunos triunfos del gobierno en el proceso de impeachment, particularmente a partir del juzgamiento del STF.

En el discurso que hizo sobre el “nuevo ciclo”, defendió el combate a la inflación, la consolidación de la estabilidad macroeconómica y la vuelta de la confianza en la economía como ingredientes para retomar el crecimiento económico.

“Junto con una política fiscal, de consolidación, estamos desarrollando también un nuevo ciclo que estará marcado por un mayor estímulo a las exportaciones y una fuerte inversión en infraestructura y energía. El aumento de la productividad favorecerá las inversiones y ayudará a una mayor generación de empleos”, afirmó.

Según la presidenta, la economía brasilera entró en recesión como consecuencia de la lentitud de la recuperación mundial y, sobretodo, de la violenta caída de los precios de las commodities. Según la presidenta, estos factores afectaron el crecimiento brasilero “de forma coyuntural”, y afirmó que la economía aun tiene elevadas reservas internacionales y finanzas bajo control.

Opinión

En un nuevo intento, Dilma Rousseff busca combinar la política neoliberal de ajuste fiscal y enormes ataques a la clase trabajadora con la ilusión de crecimiento económico. La verdad es que todos los indicadores y previsiones, incluso del mismo gobierno, indican que la recesión continuará en el próximo período.

La salida del ministro de Hacienda Joaquim Levy y la sustitución por Nelson Barbosa, más ligado al gobierno, ya no plantea temores en el sector empresarial y financiero sobre las posibilidades de interrumpir la política de ajuste, ya que hoy existe pleno consenso sobre ella en la práctica política del gobierno.

Una situación económica que combina gran inflación, caída en el índice de empleo y recesión económica, con más del 40% del presupuesto nacional destinado al pago de intereses de la deuda, es imposible pensar cualquier recuperación económica.

A pesar de los discursos de Dilma, la tendencia es a mantener la agenda neoliberal y la total subordinación al capital financiero y al pago de la deuda, que el de un cambio sustancial que pueda llevar a algún crecimiento y mayor independencia.







Temas relacionados

Brasil NO USAR   /    Crisis económica   /    Dilma Rousseff   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO