Internacional

DISCURSO DE ROUSSEFF TRAS LA VOTACIÓN DEL SENADO

Dilma: "No fue un impeachment, fue un golpe"

En dos discursos diferentes Rousseff habló de golpe, de la debilidad del gobierno de Temer y llamó a sus seguidores a "resistir por todas las vías legales".

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Jueves 12 de mayo de 2016 | 12:22

La presidenta destituida, Dilma Rousseff, habló pasadas las 11 de la mañana en el Palacio del Planalto para los medios de prensa y minutos más tarde lo hizo frente a sus seguidores en la explanada principal.

En ambos discursos Rousseff afirmó que en Brasil no había ningún impeachment sino un golpe. "Nunca imaginé que tendría que luchar de nuevo contra un golpe de estado en mi país" dijo ante la prensa, donde declaró que "este es el resultado de una oposición inconforme" que primero no quiso aceptar el resultado de las elecciones de 2014 y que luego empezó a conspirar para sacarla del poder.
Y luego afirmó que "lo que está en juego no es solo mi mandato sino el respeto de las urnas. A los 54 millones de brasileros y brasileras que me votaron".

No hubo crimen de responsabilidad

En ambos discursos Rousseff aclaró "no cometí ningún crimen de responsabilidad y se ha cometido en mi contra la peor de las brutalidades, la de la injusticia y la de culparme". "Ya sufrí el dolor de la tortura y ahora sufro el dolor de la injusticia".

Ante los seguidores que la esperaban en la explanada del Planalto dijo "Estamos viviendo horas trágicas en nuestro país. La joven democracia brasileña está siendo objeto de un golpe. Y digo que es un golpe porque el impeachment sin crimen de responsabilidad es un golpe. Aquellos que no lograron llegar al poder por el voto del pueblo, los que perdieron las elecciones, ahora tratan de llegar por la fuerza al poder. Este golpe está basado en los motivos más injustificados. En primer lugar porque los actos por los que se me acusan son actos comunes y cotidianos y que fueron realizados por todos los presidentes que me antecedieron".

Temer y Cunha

En sus discursos Dilma hizo menciones al presidente provisional Michel Temer y sobre el ex presidente del Congreso, quién inició el trámite de impeachment, Eduardo Cunha.

En relación al gobierno de Temer dijo "el país queda en manos de un gobierno que no tiene la legitimidad de las urnas y hay que ver cuál es el futuro que va a tener. Un gobierno sin votos, surgido de un golpe, puede verse tentado a reprimir a los que protesten contra él".

En cuanto a Cunha lo señaló directamente como el principal artífice el golpe al declarar que "la persona que le dio inicio a este golpe lo hizo por venganza. Lo hizo porque nosotros nos negamos a darle los votos a él (a Eduardo Cunha) en la comisión de ética (que lo estaba juzgando por sus delitos). Yo no estaba dispuesta a aceptar este chantaje".

De la batalla en las calles a la resistencia por todos los medios legales

Tanto en la conferencia de prensa como en el discurso ante sus seguidores DIlma Rousseff hizo referencia a "las conquistas sociales de los últimos 13 años" y aseguró que éstas son las que se van a poner en juego con el nuevo gobierno.
En medio de gritos de "Fuera Temer", Dilma dijo que "esta victoria depende de todos nosotros. Jamás voy a dejar de luchar".

Al igual que en las últimas semanas, Dilma no llamó a extender la resistencia en las calles, menos aún a enfrentar el golpe con paros y movilizaciones. Llamó a sus seguidores a movilizarse en paz y dijo "estoy dispuesta a resistir por todos los medios legales". Estos medios legales son los que ya pusieron en práctica junto a Lula y el PT tratando de comprar los favores de diputados y senadores o anteponer medidas cautelares ante la justicia, en lugar de llamar a enfrentar el golpe en las calles. Los resultados de estas gestiones están a la vista. Durante la tarde asumirá como presidente provisional el pemedebista Michel Temer.







Temas relacionados

Impeachment   /    Dilma Rousseff   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO