Internacional

México

UN MUNDO DE LUCHAS

Diez luchas obreras y populares que marcaron el 2014 en el mundo

Llega fin de año y es momento de balances y de repasos por los momentos más significativos del año. No podíamos ser menos, y pensamos una lista de las 10 luchas obreras y populares que más nos conmovieron este 2014. Luchas que muestran, una vez más, que la clase trabajadora mundial es más extensa y diversa que nunca, y que sigue luchando contra la miseria capitalista.

Diego Lotito

@diegolotito

Miércoles 31 de diciembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: @diegolotito

La lista está lejos de ser exhaustiva. Muchos conflictos y luchas obreras y populares, más destacadas o menos en la prensa tradicional, han recorrido el mundo este año. Sin ir más lejos, en las últimas semanas del año se vivieron tres huelgas generales en Europa. A fines de noviembre en Grecia; luego en en Italia, después de jornadas de movilizaciones en las principales ciudades italianas; y el pasado 15 de diciembre en Bélgica, que amaneció paralizada por una huelga general que afectó a todos los sectores. Millones de trabajadores paralizaron fábricas, escuelas, trenes, aviones y comercios en protesta contra las medidas de austeridad y las consecuencias de la crisis.

El mundo está cambiando rápidamente al calor de la crisis capitalista y las rebeliones de los explotados y oprimidos se hacen sentir en los cinco continentes. En esta lista faltan muchas, pero creímos que al menos agunas de ellas merecían una mención especial.

Todos estos conflictos, cuyo orden no expresa ninguna valoración jerárquica, fueron reflejados en las páginas de La Izquierda Diario y muchos de nuestros lectores, lectoras y también periodistas, hemos sido protagonistas de los mismos.

Esperamos que el 2015 sea un año con mucha más rebeldía, inconformismo, solidaridad de clase y deseos de emancipación entre los trabajadores/as, los jovenes y los pueblos oprimidos del mundo entero.

1) La heroica resistencia palestina

El 8 de julio del 2014, comenzó la llamada “Operación margen protector” del Estado de Israel sobre la Franja de Gaza. Desde entonces, más de 2.100 palestinos, en su mayoría civiles, fueron asesinados por la ofensiva israelí.

El 16 de julio las imágenes del asesinato de cuatro niños en una playa de Gaza conmovieron al mundo entero. El mismo día dos mujeres y dos niños murieron por un bombardeo israelí en la localidad de JanYunes.El 24 de julio y 30 de julio, bombardeos de Israel contra escuelas de la ONU provocaron 37 muertos, en su mayoría mujeres y niños. El 29de julio fue uno de los días más sangrientos, con 120 palestinos muertos en un ataque conjunto aéreo y terrestre.

En todo el mundo se realizaron protestas y movilizaciones contra esta nueva masacre del pueblo palestino y para denunciar al Estado genocida de Israel. Berlín, Austria, Bélgica, Francia, Estado español, Reino Unido, Argentina, Chile, Brasil, México, Egipto, Jordania, Túnez, Irán, Marruecos, fueron algunos países donde hubo movilizaciones.

En Francia, se habló del despertar dela “generación Gaza”, donde miles de jóvenes participaron de movilizaciones en apoyo al pueblo Palestino. Por las calles de París se vieron descender miles de jóvenes que cantaban: “Noussommestous des enfants de Gaza” (“Somos todos hijos de Gaza”). Nacidos entre 1980 y 1990 y movilizados por las redes sociales con hashtags como #ManifGaza, #FreeGaza, #HelpGaza, constituían el grueso de los manifestantes.

La resistencia Palestina vive en Gaza, en Jerusalén y en los jóvenes y trabajadores de todo el mundo.

2) “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, el grito de México en el mundo

El 27 de septiembre, alrededor de 80 estudiantes de la Escuela Normal Rural se trasladan en autobuses a la ciudad de Iguala, México, para recaudar fondos para poder asistir a la marcha conmemorativa del asesinato de Tlatelolco en 1968 en el D.F. Al finalizar su actividad, los estudiantes son atacados y 2 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” son asesinados por policía local, junto a otras tres personas. Unos días después se confirma que 43 estudiantes están desaparecidos.

El 2 de octubre, aniversario de Tlatelolco, miles de personas se movilizan en México exigiendo la aparición con vida de los 43 estudiantes. Es el comienzo de un movimiento obrero y popular democrático profundo, contra el gobierno y la represión policial.

El 8 de octubre se realiza la primera jornada internacional por Ayotzinapa. Desde entonces en ciudades de todo el mundo se escuchará el mismo reclamo: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

El 20N una histórica movilización llenó las calles del DF en México, al grito de “Fuera Peña Nieto”, un punto de inflexión con una importante participación obrera. Los padres de los normalistas llegaron en caravana al centro político del país, con el apoyo de cientos de miles de personas.

En Izquierda Diario se pudieron leer diariamente los testimonios de trabajadores y estudiantes movilizados bajo el lema #AyotzinapaSomosTodos.

3) Rebelión contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos

Estados Unidos vive días convulsivos desde el asesinato del joven afroamericano Michael Brown en agosto de este año, a manos de un policía. Desde entonces, las protestas, piquetes y motines contra el racismo y la brutalidad policial han entrado en la escena norteamericana para quedarse.

Un jurado en Ferguson (Missouri) decidió no procesar a Darren Wilson, el policía que asesinó a Michael Brown, hecho que encendió la rabia, que se reflejó en el incendio de comercios y móviles policiales y la resistencia a la represión policial.En 170 ciudades norteamericanas se realizaron movilizaciones para que el asesinato de Mike Brown no quedase impune.

Pera a sólo una semana de este hecho, otro jurado en Staten Island (Nueva York) decidió no presentar cargos contra otro policía que mató a otro afroamericano, Eric Garner.Garner fue asesinado en julio. Un oficial de policía intentó detenerlo por vender cigarrillos sueltos en la calle, usando una llave de estrangulamiento para reducirlo. El hecho fue filmado por un transeúnte. Mientras era sometido se lo escucha repetir once veces: "No puedo respirar", hasta que muere. Su doloroso y desesperante pedido de auxilio se transformó en un grito de rebeldía e indignación para cientos de miles.

Inmediatamente después de que su asesino quedase libre, miles salieron a marchar en odo el país: en Nueva York se bloquearon importantes arterias que conectan la ciudad, en Berkeley (California), en Washington DC, llegando incluso hasta las puertas de la Casa Blanca.

Los asesinatos de Garner y Brown, así como tantos otros asesinatos de afroamericanos que cada día salen a la luz, pusieron al desnudo que lejos de haberse conquistado una era “post-racial”, lo que hay en Estados Unidos es una nueva era de linchamientos legales. Pero al mismo tiempo, una nueva era de rebelión juvenil y popular se abre paso contra el racismo, la brutalidad policíaca y la impunidad.

4) La heroica lucha de los “indomables” trabajadores de Lear en Argentina

Luego de 7 meses de lucha, los trabajadores de Lear lograron un triunfo histórico contra la multinacional norteamericana, la burocracia sindical y el gobierno. Una batalla de clase, un conflicto político.

Los trabajadores de Lear se enfrentaron al plan de la empresa, el sindicato SMATA y el gobierno nacional de aprovechar la crisis económica para “limpiar” la industria automotriz de delegados y activistas combativos e imponer más despidos y flexibilización laboral en toda la industria.

Para defender a sus delegados y los principales activistas despedidos, los “indomables” de Lear protagonizaron 15 Jornadas Nacionales de Lucha, recaudaron más de un millón de pesos para el fondo de lucha, los trabajadores junto con el PTS –y sus diputados Nicolás del Caño y Christian Castillo- cortaron la autopista Panamericana 14 veces, usaron el novedoso método del “piquete móvil” de autos en caravana para no ser reprimidos.

Pero la lucha no quedó allí, sino que se extendió al conjunto del país. Se cortaron rutas y calles con obreros y estudiantes en Neuquén, Rosario, Córdoba, Tucumán, Jujuy o Buenos Aires, se hicieron reuniones y Encuentros de Solidaridad amplios, marcharon a la Embajada de EEUU, a la Cámara de Comercio, bloquearon la 9 de Julio, marcharon insistentes al Ministerio de Trabajo, y los Centros de Estudiantes de izquierda acamparon en la sede de Callao en tanto los obreros bloquearon la fábrica hasta paralizarla reiteradas veces.

La lucha recorrió el país, porque no fue un conflicto sindical, sino un conflicto político. Tanto así que la propia patronal lo consideró el “conflicto del año”.

Ni el gobierno, ni su represor Sergio Berni, ni la burocracia sindical de uno de los gremios más poderosos del país, el SMATA (mecánicos), ni una multinacional poderosa a nivel mundial como Lear Corporation, pudieron con ellos.

Así fue que ganaron. Después de 7 meses, los “indomables” de Lear, los que lucharon hasta el final, rodeados de un enorme apoyo popular, enfrentando la represión, los que resistieron durante más de medio año sin cobrar su salario rechazando indemnizaciones de cientos de miles de pesos, fueron reincorporados.

Una gran batalla de clase, que expresó el surgimiento de una nueva y joven vanguardia obrera, que derrotó a poderosos enemigos y dejó lecciones para el conjunto del movimiento obrero.

5) La emergencia del Brasil obrero y popular

El diario español El país anunciaba en junio del 2014 que “Las protestas sociales ponen en vilo a Brasil en vísperas del Mundial”. El motivo: una huelga de los trabajadores del metro de San Pablo, en una de las ciudades más grandes del mundo.

Pocos meses antes la huelga de los barrenderos (garis) de Río de Janeiro había logrado un importante triunfo. En los últimos meses de 2014, la rebelión obrera y popular a expresarse tanto en la prolongada huelga de la Universidad de San Pablo, que también logró un importante triunfo, como en las luchas de los trabajadores bancarios, de los correos y metalúrgicos. Así hemos visto este año como el Brasil gigante entraba a la cancha.

Las protestas obreras y popularesemergieron en un nuevo clima social abierto por las inmensas movilizaciones que sacudieron Brasil un año antes, en junio del 2013, con multitudinarias manifestaciones de la juventuden protesta por el precio del transporte, por los gastos del mundial y contra la casta política.

6) Estado español: “Panrico y Coca Cola, la lucha es una sola”

En el Estado español, como en otros países de Europa, el gobierno y los empresarios han descargado la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y los sectores populares mediante recortes, despidos, desahucios, cierres de empresas.

A pesar del rol de contención jugado por una burocracia sindical corrupta, millones se han rebelado contra esta situación, desde las Mareas de trabajadores de la sanidad y la educación, el movimiento contra los desahucios, las Marchas de la Dignidad y decenas de movimientos de lucha en todo el país.

En las fábricas, la situación es particularmente dura, entre las traiciones de los dirigentes y la dictadura de los patrones. Pero hubo quienes se rebelaron contra esto y lo hicieron escribiendo nuevas páginas de lucha de la clase trabajadora española.

Las trabajadoras y trabajadores de Panrico Santa Perpetua (Barcelona) y Coca Cola Fuenlabrada (Madrid), protagonizaron durante el 2014 -y parte del 2013 en el caso de Panrico-, las huelgas más largas y duras que se vivieron del Estado español en décadas. Dos huelgas que estando separadas por cientos de kilómetros, se hermanaron en la solidaridad e hicieron una verdadera “escuela de coordinación”. Así hicieron famoso el canto de “Panrico y Coca Cola, la lucha es una sola”, que desde entonces se emula en toda lucha que se coordina con otra.

Tras 8 meses de huelga y a pesar del tesón de sus trabajadores y trabajadoras, un verdadero ejemplo de dignidad obrera, la lucha de Panrico fue derrotada, gracias a la colaboración de la dirección del sindicato Comisiones Obreras con la patronal, la poco disimulada connivencia del Gobierno de Catalunya o la Justicia.

La huelga de Coca Cola continúa y cumple ya un año. Aunque también debieron enfrentar los intentos de traición de un sector del sindicato, los “espartanos” de Coca Cola Fuenlabrada siguen firmes, habiendo conseguido un fallo judicial a favor de su reinstalación que la empresa se niega a cumplir.

Las huelgas de Panrico y Coca Cola, y la coordinación entre ellas, son un hito que mostró a millones que la lucha es el único camino para enfrentar los ataques. No por nada es al calor de estas experiencias, que comienzan a surgir nuevas iniciativas antiburocráticas que se proponen recuperar los sindicatos para la lucha de clases.

7) La “revolución de los paraguas” sorprende desde Hong Kong

El 29 de octubre del 2014 miles de jóvenes con sus paraguas abiertos se concentraban en Hong Kong para conmemorar un mes del inicio de la “revolución de los paraguas”. Se exigían mayores libertades democráticas.

La represión de aquel 28 de setiembre fue el detonante para que, además de los reclamos democráticos que han prevalecido en el movimiento, una serie de cuestiones sociales comiencen a hacerse eco en los sectores movilizados. Hong Kong, una de las ciudades más prósperas del mundo, también tiene una de cada cinco personas viviendo bajo la pobreza.

A mediados de diciembre,finalmente,un ejército de policías desmanteló los campamentos, removiendo las barricadas y andamios de bambú.

La llamada “Revolución de los paraguas” llegó a reunir más de100.000 personas en la calle, y se convirtió en el mayor desafío para el régimen chino desde las movilizaciones de la Plaza Tiananmen en 1989.

8) Estudiantes y jóvenes franceses contra los asesinos de RemiFraisse, la policía de Valls y Hollande

En la noche del 25 al 26 de octubre, tras un fuerte ataque de las fuerzas represivas francesas contra los activistas ambientalistas que se oponen a la construcción de una represa en el sur de Francia, se encontró el cuerpo sin vida de Rémi Fraisse, un estudiante de 21 años.

La muerte de Rémi fue el desencadenante de un proceso de movilización juvenil contra la represión policial del gobierno del presidente Hollande y su primer ministro Valls, contra lo que se considera un verdadero crimen de Estado que refleja de forma trágica la violencia policial recurrente contra los habitantes de barrios populares, contra las luchas sociales y la resistencia de los trabajadores.

“De pie, un camarada ha caído”, se oía en las manifestaciones organizadas en Toulouse a poco de conocerse la noticia. Cerca de 3500 personas participaron a pocos días de su muerte de lo que fue la movilización más importante en Paris desde el acontecimiento. En Toulouse, del mismo modo que sucedió en Paris una semana antes, la marcha fue prohibida por la policía, lo que no impidió que mil personas participasen de ésta a pesar de la represión y la detención de 21 personas. De estos, cuatro jóvenes fueron arrestados y procesados por haber participado de la manifestación, aunque finalmente ninguno de ellos fue condenado a sufrir una pena de prisión.

También los colegios secundarios, sobre todo de la región parisina, estuvieron bloqueados y cerca de tres mil estudiantes secundarios manifestaron su repudio a este crimen de Estado, mientras que los estudiantes de la universidad Toulouse Le Mirail, iniciaron un proceso de asambleas y movilizaciones que se mantuvo hasta hace pocos días.

Posteriormente, el sábado 1 de noviembre, las ciudades de Nantes y Toulouse fueron escenario de fuertes choques entre la policía y jóvenes que se manifestaban en repudio a la muerte de RemiFraisse.

El asesinato del joven activista ecologista generó un amplio repudio entre la juventud y las organizaciones sociales y políticas de izquierda en Francia, logrando incluso que el diario Le Monde publicara en su edición del jueves 13 de noviembre una nota sobre el asesinato de Rémi, con el título “Sivens: violencias y mentiras de Estado al servicio del orden y del crecimiento económico”, firmada por prestigiosos intelectuales como Emmanuel Barot (Profesor de filosofía en la universidad de Toulouse -Jean Jaurès), AurélienBerlan (Miembro de la coordinación del 25 de octubre) y ChristopheGoby ( activista condenado en Nonnette por sus acciones contra el uso de transgénicos en la agricultura).

Aunque ahora el movimiento ha decaído, durante semanas se desarrollaron manifestaciones radicales en varias ciudades de Francia que pueden reavivar en cualquier momento la movilización de la juventud. Un escenario al que el gobierno francés teme como a la peste, porque sabe muy bien que podría ser la chispa que active a la clase obrera y el conjunto de los oprimidos y los explotados.

9) Las trabajadoras griegas de limpieza, un ejemplo de lucha y resistencia

Grecia fue uno de los países más afectados por la crisis internacional. Allí, respondiendo a las demandas de la ‘Troika’ (Comisión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo), los gobiernos han implementado uno de los planes de ajustes más fuertes de la zona. En 2013 fue aprobado un paquete de medidas que no sólo exoneró de impuestos a los organismos internacionales (como la misma Troika), sino que implicó un ataque directo para el pueblo.

A partir de las mismas, cerca de 25 mil empleados públicos pasaron a cobrar un 75% de su salario por un período de 8 meses, luego de los cuales se decidiría si eran o no despedidos. En este marco, perdieron su puesto 595 mujeres encargadas de la limpieza en el Ministerio de Finanzas griego, cuya resistencia se ha convertido en un ejemplo para todos los trabajadores de la región.

Con una media de 50 años de edad y una veintena en el rubro, muchas de ellas inmigrantes y sostenes de familia, estas trabajadoras cumplen hoy un año de lucha contra los recortes salariales y el desempleo. Gran parte de la denuncia de las limpiadoras griegas hace referencia a la benevolencia del gobierno para con las empresas privadas y su política de precarización laboral, como reflejo ante la crisis.

Grecia ha vivido ya 32 huelgas generales, pero las reservas de fuerza de la clase trabajadora aún se mantienen. Las trabajadoras de la limpieza de Grecia son parte de ellas y así han mantenido un año de lucha. Durante el 2014 han desarrollado una campaña de solidaridad internacionalque ya ha conquistado la simpatía de muchos sectores. Así, se han convertido en un verdadero ejemplo de lucha y resistencia para millones de hombres y las mujeres.

10) Huelgas en Amazon Alemania

Las huelgas en Amazon Alemania comenzaron en abril del 2013, pero durante el 2014 la organización creció y las huelgas se extendieron . Desde hace varios meses se vienen realizando huelgas en varios centros de distribución de productos de Amazon, una empresa que ocupa a más de 9.000 trabajadores y trabajadoras, más 14.000 trabajadores temporales en este país.

Alemania es el segundo mercado más grande para esta empresa después de Estados Unidos, la más grande de ventas por internet.

El sindicato Ver.di, uno de los más grandes en Alemania que agrupa a trabajadores y trabajadoras de comercio convoca las huelgas para exigir un contrato colectivo de trabajo.

Durante las huelgas se ha desarrollado una importante la solidaridad obrero estudiantil, y el apoyo de estudiantes a los piquetes de huelga en algunos centros logísticos. Esta huelga es vanguardia en enfrentar el modelo de “trabajo alemán” basado en la precarización laboral y el trabajo parcial.

En 2014 en Alemania también se desarrollaron otras importantes huelgas en sectores estratégicos del transporte, como la huelga de los pilotos de Lufthansa y las huelgas de los maquinistas de trenes. Esto generó un importante debate político sobre las huelgas en la principal economía de la Unión Europea.







Temas relacionados

Eric Garner   /    Trabajadores Coca Cola   /    Michael Brown   /    Rémi Fraisse   /    Luchas obreras   /    #AyotzinapaSomosTodos   /    Amazon   /    Lear   /    Huelgas   /    Coca-Cola   /    Panrico   /    Palestina   /    Grecia   /    Hong Kong   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO