Sociedad

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

Dietazo para jueces y diputados, sin calefacción y con escapes de gas en escuelas

La escuela n° 32 de San Francisco Solano (Quilmes) se encuentra sin suministro de gas desde el martes, después de que alumnos y docentes sufrieran picazón de garganta y ojos durante la jornada escolar.

Graciela Monje

Agrupación Marrón,. Secretaria de Salud electa. Comisión Directiva Suteba Quilmes

Viernes 9 de junio | Edición del día

El martes 6 alrededor de 700 estudiantes y sus docentes tuvieron que ser evacuados tras un escape de gas en la EP32 de San Francisco Solano. Desde la escuela se venían presentando reiteradas notas al Consejo Escolar para que se realizara el control y mantenimiento del sistema de calefacción; a pesar de la ola de frío que se inició esta semana la DGEyC (Dirección General de Escuelas) no actuó y además de someter a alumnos y docentes al frío, se los puso en un serio riesgo.

Esta situación, que cobra estado público por su tenor, forma parte de la situación general en la que se encuentran la mayoría de los edificios de las escuelas públicas del distrito y de la provincia de Buenos Aires. A inmuebles que tienen muchos años (como el de la escuela n° 32 o el del Piedrabuena que está enfrente) se les suma el problema de ser edificios compartidos, que albergan una población escolar de distintas franjas etarias. Esto desborda las instalaciones, como en el caso de la escuela n° 32 que comparte edificio con la secundaria n° 26 y el terciario ISFD n° 83.

Mientras los diputados de Cambiemos y el PJ (kirchnerista y no kirchnerista), se aumentan el sueldo -al tiempo que se niega un aumento a los docentes- el ministro de Educación bonaerense Finocchiaro se “preocupa" por la pérdida de días de clase por medidas gremiales, provocando a los docentes y a la comunidad con la cínica imposición de concurrir a clase durante el receso de julio.

El gobierno de María Eugenia Vidal profundiza el ajuste en la educación pública, queriendo confinar a los estudiantes en escuelas sin comedor, con merienda insuficiente, sin estufas, muchas veces sin agua y hasta con peligrosas pérdidas de gas. Los padres de nuestros alumnos y alumnas saben que somos los trabajadores de la educación los que sostenemos la educación pública, contra el desfinanciamiento de un gobierno de ricos para ricos, y que somos también los que junto a toda la comunidad educativa continuamos el plan de lucha para derrotar el ajuste; por eso fueron y son tan solidarios con la lucha docente.








Temas relacionados

Educación pública   /    Alejandro Finocchiaro   /    Condiciones edilicias   /    Suteba Quilmes   /    Crisis edilicia   /    San Francisco Solano   /    Quilmes   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO