Política

¿CAMBIEMOS?

“Diego Valenzuela creó un Estado policíaco en Tres de Febrero”

Denuncian que el intendente de Cambiemos nombró a varios funcionarios que reivindican el genocidio y hasta están acusados de pedofilia. La criminalización de los barrios, la mejor “herencia” para el PRO.

Sábado 3 de junio | Edición del día

Foto Municipio de Tres de Febrero

Desde la asunción del intendente de Cambiemos Diego Valenzuela en el partido de Tres de Febrero (noroeste del Gran Buenos Aires) se han generado nombramientos de funcionarios que, además de reivindicar la última dictadura cívico-militar, están acusados de delitos como la pedofilia.

La denuncia, en primera instancia, fue realizada por Alí Mustafá, director del Observatorio de Derechos Humanos El Ojo Moro de la Universidad Nacional de San Martín, apoyado por la concejal Cristina Heredia (PJ-FPV) y figuras como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el músico Miguel Ángel Estrella, el abogado Eduardo Barcesat y organismos de derechos humanos como la Comisión de Familiares y Compañeros de Detenidos Desaparecidos de Tres de Febrero.

“Desde la asunción de Valenzuela este municipio creó una estructura de seguridad, nombrando como jefe a un capitán retirado del Ejército llamado Juan Manuel Lucioni, que fue dado de baja en sus funciones en 2006 y sancionado con 40 días de arresto por Néstor Kirchner luego de que participara de un acto organizado por Cecilia Pando donde reivindicaron el accionar de las Fuerzas Armadas durante la última dictadura”, señaló Alí Mustafa.

A pesar de las denuncias que existen contra Lucioni, Valenzuela lo sostuvo en su cargo alegando que, por su edad, esta persona no pudo haber participado de la dictadura.

Otro de los temas es que hasta hace poco tiempo se mantuvo en funciones a Diego Barrientos, denunciado por formar parte de una red de pedofilia. Desde 2015 Barrientos comenzó a trabajar en el municipio, más precisamente en el Centro de Operaciones Municipales y de control de cámaras. “El Intendente lo mantuvo todos estos años hasta que las denuncias en su contra tomaron estado público a través de un allanamiento y entonces recién ahí se le pidió la renuncia”, explica Mustafá.

Sin embargo algunas personas lo ven todavía en el Municipio de Tres de Febrero. La causa judicial se tramita en el Departamento Judicial de San Isidro a cargo de la fiscal Laura Zyseskind.

Por otro lado Mustafá y Heredia presentaron una denuncia el 8 de mayo en la Fiscalía de Cámara de San Martín, donde acusan a Agustín Fernández, un empleado de la Dirección de Políticas de Juventud del municipio, por amenazas y apología del crimen.

En enero de este año Fernández atacó por Twitter a los opositores al Intendente Valenzuela: “qué ganas de que se los lleven a dar una vuelta con los Falcón Verdes”, dijo. Y anteriormente utilizó el mismo mecanismo para decir “vi a una vieja con una remera de Evita, esto con Videla no pasaba”. Por supuesto este hecho tuvo el repudio de muchos integrantes del Concejo Deliberante y organismo de derechos humanos.

La respuesta del Intendente fue, por un lado, minimizar el hecho y declarar que esa persona ya había sido separado de su puesto.

El “laboratorio” de la represión en la zona se vio el 24 de abril, cuando la agencia Télam informó sobre “la detención de tres individuos en las inmediaciones del barrio Ejército de Los Andes, por causas de secuestros extorsivos y robos con la modalidad entraderas en la zona oeste bonaerense por parte de la Policía Federal Argentina (PFA). El procedimiento fue realizado con un carro blindado antidisturbios anfibio con tronera lanzagases, que había sido presentado la semana anterior junto al nuevo equipamiento de la fuerza federal anunciado por la ministra de Seguridad de la Nación”.

Algo vale recordar. Si bien se han hecho públicas las persecuciones a los sectores populares por parte del intendente Diego Valenzuela, el clima de violencia se fue generando a lo largo de los años, con el rol protagónico que cumplió la etapa del intendente Hugo Curto, quien gobernó ese distrito desde 1991. Durante esa gestión, en todo el barrio Ejército de Los Andes el narcotráfico, la represión y la criminalización de la pobreza se instalaron por décadas. Todo esto incluyendo la militarización en los últimos años del barrio Ejército de los Andes por parte de la Gendarmería.

Como dijo el gran Deghati Reza (uno de los más destacados reporteros gráficos del mundo), quien estuvo en una escuela del Fuerte Apache dictando un taller: “Me hizo recordar a Sarajevo, es un Sarajevo dos años después de la guerra, sin francotiradores”. Sin lugar a dudas no fue únicamente por un año y medio de gestión de Cambiemos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO