Deportes

OPINIÓN

Diario Olé y otra tapa “Macri friendly”

Como desde sus años en Boca, Olé vuelve a mostrarse amigo del poder y en especial cuando lo detenta Macri. El favor de una tapa amistosa en una semana complicada para el Gobierno.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Sábado 13 de mayo | Edición del día

En su edición de ayer viernes, Olé dedica su primera plana a Macri: titula “#Mesaza” y exhibe una foto del Presidente PRO abrazado al DT de Boca, el Mellizo Guillermo Barros Schelotto.

No es la primera tapa que el diario deportivo Olé, producto del multimedios Grupo Clarín, le dedica a Mauricio Macri. Cuando Macri daba sus primeros pasos en la conducción del club más poderoso de Argentina, Boca Juniors -para capitalizar ese poder que lo catapultara a una carrera política- nacía también el novedoso diario deportivo. Entre fines de 1995 y mitad de 1996. Y fue “amor a primera vista”.

Y no le preocupa a Olé exhibir “de qué cuadro es hincha políticamente”. Genera un poco de vergüenza ajena. Desde tapas como “Tira un centro y cabecea” para elogiar las virtudes –según Olé- del ingeniero Macri como gestor en Boca, hasta otras que harían sonrojar a Majul o a los Leuco (y eso ya es muy difícil) como “Qué bien le queda la banda” en la edición posterior a la asunción de Macri como Presidente de la Nación. Sí, tapa de un diario deportivo. Insólito.

En una semana ajetreada para el Gobierno PRO, sacudido por escándalos de corrupción como los del jefe de Policía José Potocar (detenido por coimero y que debió renunciar); del jefe de los espías de inteligencia –y ex peso pesado en Boca en la era Macri- Gustavo Arribas, comprometido con los sobornos de la empresa Odebrecht y el escándalo de corrupción del Lava Jato que sacude a Brasil; de una marcha monumental que expresó en las calles el amplio repudio social al fallo de la Corte Suprema del 2x1 que beneficiaba a los genocidas y del que el Gobierno se vio obligado a despegarse, cuando sus posturas siempre fueron claramente conciliadoras con los genocidas y negacionistas de las desapariciones y delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura. Esta semana, la cierra Olé con otra tapa obsecuente, aprovechando la amistad de Macri con el actual DT y ex jugador xeneize, el Mellizo Guillermo, en la previa de un importante Superclásico frente a River.

Los niveles de vergüenza ajena serían aún más elevados si pensáramos que la línea editorial de Olé realmente tuviera sólo el objetivo de influenciar políticamente a su público, el cual se presupone popular. Que los medios buscan moldear y construir una “opinión pública” no es ningún descubrimiento pero a esta altura los propios medios son conscientes de que eso no se logra linealmente. Más bien se exhibe como un guiño, un gesto de apoyo, un “mimo” para Macri y su Gobierno en una (en otra) semana agitada. Vergonzoso.






Temas relacionados

Guillermo Barros Schelotto   /    Diario Olé   /    Superclásico   /    Mauricio Macri   /    Boca Juniors   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO