Internacional

CRISIS POLITICA EN BRASIL

Diana Assunção: "Una nueva Asamblea Constituyente sería un paso para que la clase obrera emerja como sujeto político"

Ante la crisis política del país vecino, reproducimos las declaraciones de Diana Assunção, dirigente del Movimiento Revolucionario de los Trabajadores de Brasil y editora de Esquerda Diário.

Diana Assunção

San Pablo

Sábado 26 de noviembre de 2016 | Edición del día

El secretario de gobierno, Geddel Vieira Lima (PMDB), renunció después de la denuncia en su contra de que él y Temer presionaron al ex-ministro de cultura, Marcelo Calero (PSDB), a encontrar una solución para una obra que estuvo parada por considerarse una agresión al patrimonio histórico de la ciudad de Salvador. Es el sexto ministro que cae en un gabinete de corruptos. Geddel articulaba la enmienda constitucional PEC 241, que estipula un límite para los gastos públicos, mientras cobraba un sueldo que superaba por mucho el techo constitucional.

Temer está directamente implicado en la denuncia, por tanto la prensa golpista hace la vista gorda, mientras Marcelo Calero (PSDB) es advertido por Aécio Neves (PSDB), que quiere "investigar la denuncia". ¿Un cimbronazo llevado adelante por la Operación judicial Lava Jato para combatir la corrupción? Lejos de eso. El objetivo del juez Sérgio Moro y los fiscales de la Operación Lava Jato es "limpiar" y "renovar" el régimen político de los ricos para dar más legitimidad a la implementación de ataques aún más duros, o directamente poner en práctica estos ataques usando el propio aparato judicial (como ocurre con la reforma laboral). Basta ver que la fiscalía (el Ministerio Publico Federal) está consolidando un pacto de impunidad con la Cámara de los Diputados, permitiendo la amnistía a fondos ilícitos "desde que no involucren crímenes correlativos". Lo que demuestra que sólo trata de reemplazar un esquema de corrupción con el rostro del PT por otro esquema con el rostro de la derecha (por esto avanzaron sobre algunos políticos reaccionarios como exgobernadores del PMDB carioca, Garotinho (PR) y Sergio Cabral (PMDB).

Con el empeoramiento de la economía, los efectos negativos de la elección de Trump y el retraso en la ejecución de contrarreformas reaccionarias que los parlamentarios intentan votar, la identificación del empresariado por un rápido avance de la Operación Lava Jato se hizo más profunda. Esta Operación es un instrumento autoritario de su clase. Los trabajadores, las mujeres y los jóvenes no tenemos nada que ganar con el fortalecimiento del autoritarismo del poder judicial y de la pro-imperialista Operación Lava Jato.

Es increíble cómo, frente al claro vínculo de la Operación Lava Jato con los intereses de la derecha y de la patronal, cierta "izquierda" considera que para terminar con la corrupción es necesario que Sérgio Moro "vaya hasta el final" con su plan autoritario.

Para enfrentar al gobierno golpista y no trabajar para el regreso del PT con su proyecto fallido de conciliación de clases, es necesario buscar una salida independiente. La organización de la resistencia en las luchas, con exigencias a la burocracia sindical, debe estar ligada a una salida política independiente: una nueva Asamblea Constituyente, Libre y Soberana impuesta por la lucha, que haga caer la Constituyente de 1988 que fue tutelada por los militares. La misma ya está siendo modificada por los golpistas contra los trabajadores.

Una nueva Constituyente sería un paso para que la clase obrera emerja como un sujeto político independiente en la situación actual, poniendo fin a todos los acuerdos económicos fraudulentos, dejando de pagar la deuda externa ilegítima, así como cuestionar los privilegios de los políticos y jueces como un paso para cuestionar el régimen político burgués de conjunto, sobre el cual solo se podrá avanzar con un gobierno de los trabajadores que rompa con el capitalismo.

Traducción: Guillermo Cabernet.




Temas relacionados

Michel Temer   /    Operación Lava Jato   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO