Internacional

BRASIL

Diana Assunção: “Luchemos por la efectivización de más de 13 millones de tercerizados en Brasil”

Diana Assunção es integrante del sindicato de la Universidad de San Pablo y dirigente del MRT. Reproducimos sus declaración contra el proyecto del gobierno que busca profundizar y ampliar esta situación

Jueves 29 de diciembre de 2016 | Edición del día

La tercerización de mano de obra es parte de la realidad de 13 millones de brasileros actualmente. El proyecto de ley que permite la tercerización sin restricciones de las actividades de las empresas privadas espera su votación en el Senado y cuenta con el apoyo del gobierno golpista. La intención de la Casa de Gobierno es aprobarlo rápidamente, como pretenden hacer con otros ataques como la reforma del sistema previsional, aunque la reforma laboral quede para el segundo semestre del año 2017.

El punto principal del llamado PL 4330/2004 aprobado en abril de 2015 en la Cámara de Diputados es permitir la tercerización de las llamadas “actividad-fin” de una empresa, es decir, de su actividad principal y que en la actualidad es considerado ilegal. La ley actual permite la tercerización de las “actividades-medio”, lo que ocurre por ejemplo con los trabajadores tercerizados de la Universidad de San Pablo, donde los empleados de seguridad y de limpieza son todos tercerizados. A diario intentan avanzar con este sistema sobre otros sectores como ocurre con el sector del restaurante universitario y, a pesar de las intenciones de la Rectoría, aun no está implementado entre los profesores.

La tercerización fue una manera en que la burguesía de diferentes países encontró no solo para aumentar sus ganancias, sino para dividirnos como clase. Con la tercerización muchos trabajadores pasan a ser considerados como de segunda o tercera “clase”.

Gran parte de los tercerizados trabajan lado a lado, junto a los trabajadores que realizan el mismo servicio, pero el resto de sus condiciones y derechos laborales son diferentes: menores salarios, menos derechos, otros informes e incluso no pueden almorzar en los mismos espacios. Los ajustes que Dilma y el PT venían implementando ya atacaban directamente a estos sectores, ahora el gobierno golpista busca acelerar el ritmo y la intensidad de las medidas y ampliar el número de trabajadores tercerizados en todo el país.

Te puede interesar: Mientras Temer avanza contra las leyes laborales, la CUT se toma vacaciones

Según una encuesta del Diesse (Agencia Oficial de Estadísticas brasilera) de 2014 la remuneración para los trabajadores tercerizados es en promedio 24,7% inferior a la de los trabajadores directos. La mayoría de los tercerizados son mujeres, negros, LGBTs e inmigrantes. La tercerización tiene rostro de mujer, y las patronales saben que es en los sectores más oprimidos de la sociedad donde podan encontrar la fuerza de trabajo barata para los trabajos más precarios.

Somos parte de una sola clase, la clase trabajadora. Por eso vengo luchando desde hace más de 10 años junto a las trabajadores tercerizadas, en defensa de mejores condiciones de trabajo y por la efectivización inmediata de todos los trabajadores tercerizados con igual salario y derechos. No aceptaremos el aumento de la tercerización ni que los más de 13 millones de trabajadores tengan una vida aún más precarizada en nombre de la ganancia y la explotación capitalista.






Temas relacionados

Michel Temer   /    Reforma laboral en Brasil   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO