Política

A 45 AÑOS

Día del militante: el retorno de Perón

Un 17 de noviembre de 1972, Juan Domingo Perón, retornaba a la Argentina tras 18 años de exilio.

Viernes 17 de noviembre | Edición del día

El avión que lo trajo de regreso aterrizó en un aeropuerto de Ezeiza completamente militarizado las a 11.20 horas. Era un mediodía lluvioso y Perón descendió a la pista mientras José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT y uno de los jefes de las bandas de asesinos de la derecha sindical peronista, sostenía un paraguas sobre su cabeza. A pesar del dispositivo militar, miles de militantes peronistas se acercaron a los alrededores del aeropuerto.

Según cuenta la leyenda, Perón distribuyó armas entre un grupo de militantes de la comitiva para enfrentar cualquier intento de provocación. La jornada fue tensa y un oficial martilló su arma frente a Perón provocando que Lorenzo Miguel se interpusiera con un grito desgarrador. El general Perón fue retenido en el Hotel de Ezeiza hasta la madrugada del día siguiente cuando decidieron liberarlo y pudo dirigirse a la casa de la calle Gaspar Campos, en Vicente López. Allí comenzó una peregrinación de militantes y dirigentes de todos los colores políticos transformándose en uno de los polos de la política argentina de aquel tiempo.

El retorno de Peŕon fue el producto de las negociaciones con la dictadura de Alejandro Lanusse, de lo que se conoció como el intento de montar un Gran Acuerdo Nacional (GAN). El interés de la dictadura era lograr un acuerdo con Perón para frenar el proceso de insurgencia obrera y popular que se había iniciado en el Cordobazo del 29 de mayo de 1969, cuando una insurrección obrera y popular ganó las calles de la ciudad y derrotó a las fuerzas represivas. Una serie de levantamientos y huelgas sucedieron al Cordobazo y marcaron el fin del sueño de perpetuarse de Juan Carlos Onganía y el efímero gobierno de Rodolfo Levingston. A diferencia de sus predecesores, Lanusse fue quien comprendió que los días del régimen proscriptivo iniciado por la "Revolución fusiladora" de 1955 había llegado a su fin y que era necesario traerlo a Perón para impedir que fueran las masas con su movilización quienes barrieran a la dictadura y ajustaran cuentas con las Fuerzas Armadas. Las negociaciones con Perón exiliado en Madrid fueron llevadas a cabo por el coronel Francisco Cornicelli, afiliado secreto del Partido Comunista, y permitió que se sellara el acuerdo por el cual se puso fin a la proscripción del peronismo aunque con una cláusula que impidió al propio Perón ser candidato.

El retorno de Perón coronó 17 años de lucha de la clase obrera y el pueblo pobre que se identificaba con el peronismo y había hecho del fin de la proscripción y el retorno de Perón una de sus banderas democráticas elementales. La izquierda peronista que dirigía la juventud creyó ver en la Quinta de Gaspar Campos, la meca de la lucha por el “socialismo nacional” tal cual Perón prometía en las películas de difusión que realizaba Pino Solanas.

Pero Perón retornó con López Rega y amparando ya desde entonces a la burocracia sindical, a quienes escondió detrás de bambalinas, porque ahora se trataba de ganar las elecciones y para ello era imprescindible contar con el apoyo de la “juventud maravillosa”. Poco menos de un año después van a ser las balas y las bombas de las bandas de la derecha sindical peronista y las Tres A las que hablen en nombre de Perón y sepulten las ilusiones del general como líder de la Patria Socialista.

En fin, el día del militante peronista celebra los esfuerzos de una clase obrera y un pueblo pobre que en las barricadas contra la libertadora y en las valientes luchas de la resistencia peronista dio su vida por Péron. Lo hizo para una política burguesa. A partir de su retorno el propio Perón fue hilvanando la estrategia contrarrevolucionaria para hacer que la clase obrera insurgente del Cordobazo volviera mansa al redil de la sociedad burguesa.








Temas relacionados

Tres A   /    Peronista   /    Interna peronista   /    resistencia peronista   /    Juan Domingo Perón   /    Peronismo   /    Historia   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO