Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Día del Niño en Quilmes: desfiles militares y la reconciliación que propone el macrismo

Durante el domingo, en la sede del Rotary Club de San Francisco Solano, se desarrollaron actividades por el Día del Niño. ¿Que llamo la atención de muchos en este evento? La participaron del Ejército en un desfile para que los niños se saquen fotos junto a ellos. Otra imagen de la reconciliación con las fuerzas genocidas que pretenden el macrismo y sus socios.

Lunes 22 de agosto de 2016 | 13:46

El Día del Niño en Solano volvió a ser una excusa para sacar militares a las calles como ya lo habíamos visto en los festejos del aniversario de Quilmes. En esta oportunidad fue organizado por el Rotary Club del distrito y los invitados especiales fueron el Regimiento N°7 de Infantería Mecanizada del Ejército Argentino, que vinieron para sacarse fotos con los niños en su día.

Este hecho es otra muestra de esa obsesión del macrismo y sus socios por naturalizar la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles. No desaprovecharon ni el día del niño para montar su campaña ideológica para "humanizar" a una institución manchada de sangre y que ha jugado un rol criminal en la historia nacional. Su objetivo es reconciliar al pueblo trabajador con sus verdugos e instalar la idea de que el Ejército puede jugar un rol en la seguridad interior. Nefasto y repudiable.

Pero esta no es la primera vez. Hace apenas un mes vimos la repudiable utilización de la figura inocente de niños vestidos de policías en los festejos del 25 de mayo. Luego vimos como cientos de genocidas como Aldo Rico desfilaban sin vergüenza durante el bicentenario de la Independencia. Martiniano Molina también saco a los milicos a la calle durante el festejo de los 350 años de la fundación de Quilmes y ahora vuelven a utilizar a los niños para que se saquen fotos con una de las fuerzas más asesinas que conoció nuestro país. ¿Casualidad? No. Es parte de esta verdadera campaña de impunidad de Macri junto a medios masivos de comunicación como La Nación e instituciones amigas, para fortalecer y volver a darle más poder a las fuerzas represivas y al mismísimo Ejército para utilizarlos contra el pueblo trabajador.

Quieren impunidad. La domiciliaria para Etchecolatz el mismo mes que se cumplen 10 años de la desaparición de Jorge Julio López y a 40 años de la Noche de los Lápices es una nueva provocación hacia los que no queremos a los genocidas en sus casas ni a las Fuerzas Armadas en las calles.







Temas relacionados

Martiniano Molina   /    San Francisco Solano   /    Macrismo   /    Fuerzas Armadas   /    Policía   /    Quilmes   /    Opinión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO