Sociedad

TUCUMÁN | OPINIÓN

Día del Maestro: “La militancia me enseña a mirar las cosas con otras perspectivas”

Hoy las escuelas están cerradas, hoy los y las docentes nos tomamos en día porque según el calendario es “nuestro día”.

Ana Carolina Paez

Docente Educación Especial

Miércoles 11 de septiembre | 19:45

Allá por 1998 terminaba el secundario decidida a que mi vocación era ser maestra especial y al año siguiente entre a estudiar en el Instituto Marchetti.

Para 2002 ya estaba cursando mi último año y en esos años de crisis siendo además delegada me di cuenta que con los reclamos parciales no alcanzaba, me sume a la lucha contra el arancelamiento a la educación pública y luego junto a otros compañeros fui parte de poner en pie la Agrupación Marrón docente y el PTS en la provincia.

Me recibí en el 2003 y a la semana comencé a trabajar en un consultorio haciendo integraciones y atención domiciliaria. En el 2005 entre a trabajar en un centro educativo terapéutico, donde pase 5 años allí también me eligieron delegada y luche junto a mis compañeras en contra de las aulas superpobladas, en contra de los alimentos vencidos, defendimos los descuentos indebidos de una supuesta agremiación a ATSA.

Esas luchas y la organización que logramos construir con mis compañeras me significó la persecución de la patronal y un buen día me llegó a casa una carta documento donde informaban mi despido. A pesar que no pude mantener mi puesto de trabajo por estar precarizada, la fuerte organización que creamos obligo a la patronal a cumplir con nuestros reclamos.

En el 2012 sentí que se cumplía mi sueño el sueño de muchos docentes “entrar al sistema”, entrar a trabajar en una escuela pública, es como “llegar a la meta” conseguir mayor estabilidad laboral, pero con el tiempo te das cuenta que no es así, que seguís teniendo un trabajo precarizado, que el estado también tiene trabajadores en la precarización bajo el título de “interinatos o suplencias”.

Desde que entre a la escuela fui elegida delegada y el año 2014 recuerdo que supimos hacer asambleas con las y los docentes y las familias donde les contábamos por qué parábamos, por qué luchábamos, también viajamos a salta a apoyar a las compañeras docentes quienes estaban acampando en la plaza.

Empezamos a organizarnos. A principios de este año con mis compañeras de la Escuela Luis Braille retomamos las asambleas y reclamos en los medios de comunicación y conseguimos que la modalidad especial sea incluida en la Ley de titularización masiva. Hace unos meses intentaron ir contra nuestros cargos exponiéndolos para titularizar por ingresos, lo que significaba que muchas docentes sostén de sus familias corran riesgo de quedar sin su fuente laboral.

Pero ya aprendimos que tenemos que organizarnos y nuevamente mediante asambleas logramos que retrocedan con estas medidas.

Estos ejemplos demuestran que la salida es de conjunto, que es importante pararnos a pensar sobre nuestra estabilidad laboral, que es injusto no saber si el próximo año tendremos el trabajo, la incertidumbre de proyectar nuestro futuro o la de no poder planificar ni proyectar lo que estudiamos.

La escuela Luis Braille es la única en Tucumán que brinda servicio a personas con discapacidad visual, es una escuela hermosa, tenemos aire en el comedor, toldo en el patio para protegernos del sol o los vientos y todo gracias al esfuerzo de mis compañeras y las familias quienes a través de proyectos, donaciones, bingos, etc sostienen la escuela, porque la realidad es ésta, somos nosotros, los y las docentes junto a las familias de nuestros alumnos y alumnas quienes ponemos en pie y sostenemos nuestras escuelas y la educación, por eso cada vez que recuerdo a CFK decir que los y las docentes trabajamos 4 horas y descansamos 3 meses o cuando Vidal ataca a los docentes me detengo a pensar. Mientras el gobernador de Tucumán y el ministro de Educación hacen spots “cuidando el futuro y las escuelas”, destinan para comedores menos de la mitad de los que gastan en publicidad.

Por otro lado el gobierno nacional de Macri, junto a los gobernadores, ajusta al pueblo trabajador y anuncia limitaciones a las prestaciones básicas de salud para personas con discapacidad, lo que supone recortes en algunas prestaciones.

Me siento muy orgullosa de ser parte de este sector de la clase trabajadora y sobre todo de ser parte de la Agrupación Marrón Docente (PTS- FIT U). La militancia me enseña a mirar las cosas con otras perspectivas, me corre de la impotencia y de la bronca y me llena de seguridad en que las cosas las cambiamos nosotros, las docentes, nuestra clase.

Creo que tenemos que tomar el ejemplo de los docentes de Chubut, donde también gobierna el peronismo y las docentes se organizan para enfrentar el ajuste en conjunto con sus alumnos y las familias trabajadoras.

Ese es el camino para que la crisis que vivimos día a día la paguen los grandes empresarios, banqueros, terratenientes y no nuestros alumnos y sus familias.







Temas relacionados

Tucumán   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO