Sociedad

SOCIEDAD

Detienen en Junín a un policía por el incendio en la comisaría de Pergamino

Cinco policías bonaerenses, entre ellos dos juninenses fueron imputados por abandono de persona seguido de muerte, en el marco de la causa que se investiga tras el incendio en la Comisaría Primera de Pergamino que dejó como saldo siete detenidos muertos, el 2 de marzo pasado.

Jueves 6 de abril | Edición del día

La medida fue solicitada al juez de Garantías, por el fiscal Nelson Mastorcchio y comenzó a cumplirse ayer.

Todo se realizó en medio de una gran reserva por parte de las fuerzas que tuvieron a cargo el traslado, a la Comisaria Primera de Junín, del teniente primero Juan Rodas, quién luego del traslado debió declarar ante el fiscal en la ciudad de Pergamino, ambas localidades en la provincia de Buenos Aires.

Mientras tanto, continúan las investigaciones para ubicar al comisario Alberto Donza quien el día del incendio revestía el cargo de titular de la dependencia policial en Pergamino.

En el allanamiento al domicilio particular de Donza no habrían participado efectivos locales sino personal de Asuntos Internos de la Policia Provincial que se trasladaron hasta Junín.

La calificación del hecho que se les imputa a los efectivos es: abandono de persona seguido de muerte y contempla una pena de entre 5 y 15 años de prisión.

Para el fiscal Mastorcchio, los efectivos “no hicieron todo lo posible para salvar a los presos, durante el trágico episodio". A los policías juninenses Rodas y Donza se suman los oficiales Alexis Eva, Carolina Guevara, Ezequiel Giuglietti y el sargento César Carrizo.

Los hechos

El incendio se produjo el 2 de marzo y al lugar concurrieron dos dotaciones de bomberos que consiguieron apagar las llamas. Ese día murieron 7 de los 19 detenidos, Sergio Filiberto, Federico Perrota, Alan Córdoba, Franco Pizarro, John Mario Chillito Claros, Juan Carlos Cabrera y Fernando Emanuel Latorre.

Según las autopsias practicadas entonces, las víctimas fallecieron por sofocación e inhalación de monóxido de carbono. En el marco de la investigación, la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense había desafectado ese mismo día al oficial de servicio y al imaginaria de los calabozos, quienes estaban de guardia en el momento del incendio. El fiscal considera que son cinco los efectivos involucrados y por eso adopta las medidas que comenzaron a cumplirse ayer.

En la masacre no solo tienen responsabilidad las fuerzas represivas sino que también hay responsabilidades políticas, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal y su jefe Cristian Ritondo son quienes continúan manteniendo un régimen de hacinamiento en condiciones infrahumanas como también lo hizo en su mandato el ex gobernador Daniel Scioli junto a su ministro de Seguridad, Alejandro Granados.

El alojamiento de personas con o sin pena en comisarias hace años está prohibido, pero con el agravamiento de las penas y las nuevas leyes de flagrancia en provincia de Buenos Aires, hizo que nuevamente aumente la población exponencialmente y que se usen las comisarias como dependencias penitenciarias, donde miles viven en los calabozos agolpados sin las condiciones mínimas para poder "vivir" allí.

Es responsabilidad de la Policía, y del Gobierno de Maria Eugenia Vidal esta situación que con las reformas de las leyes de punibilidad y la reforma de la Ley 24.660 cada vez agravan mas las condiciones inhumanas en las cuales deben vivir los internos, sea en comisarias o en penales.






Temas relacionados

Masacre de Pergamino   /    Pergamino   /    Junín   /    Brutalidad policial   /    Policía Bonaerense   /    Policía   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO