Sociedad

FRONTERA NORTE

Destruyen a los "gigantes del desierto" para construir el muro de Trump

Decenas de saguaros, las gigantes cactáceas endémicas del desierto de Sonora están siendo arrancadas por maquinaria pesada para construir el muro fronterizo del Presidente Donald Trump, algo que ecologistas y activistas califican como una “tragedia ecológica”.

Domingo 20 de octubre | 12:40

Activistas han alertado que ya son decenas de saguaros los que están siendo arrancados con maquinaria pesada en el desierto de Sonora para dar lugar a la enorme valla que formará parte del muro de Donald Trump, algunas de estas cactáceas contaban con más de cien años de antigüedad.

Los también llamados "gigantes del desierto", son una especie endémica del desierto de Sonora, que abarca las reservas ecológicas del Monumento Nacional del Organ Pipe Cactus, en Arizona, y la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, en México.

Saber más: La migración natural que no ve el muro de Trump

En un video que circula en las redes sociales se puede apreciar como ejemplares de esta especie, que además está en peligro de extinción, se encuentran abandonados en la arena aplastados por trascabos, a pesar de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU aseguraba que estos especímenes iban a ser reubicados.

Dan Mills, coordinador del programa de conservación de Sierra Club en Arizona, aseguró que “es difícil trasplantar un saguaro que ya se encuentra crecido” y denunció que “una vez que que esté terminado el proyecto se reemplazarán 70 kilómetros de vallas, lo que representa cientos y cientos de saguaros, cactus y otras plantas que serán removidas”.

Ambientalistas de la zona advierten que además de la división física, otra amenaza al ecosistema serán las intensas luces que afectarán a las aves, especies nocturnas e insectos polinizadores de vital importancia para la vida en la zona.

Te puede interesar: Tohono O’odham, "la gente del desierto", mantienen oposición al muro de Trump

Kevin Dahl, integrante de la Asociación para la Conservación de Parques Nacionales en Arizona (NPCA, por sus siglas en inglés), señaló que la situación es grave, pues la división no solo afecta a la biodiversidad de la zona, sino también a los pueblos indígenas, como los Tohono O’odham, quienes han habitado el Desierto de Sonora desde hace miles de años y se encuentran divididos por la frontera militarizada entre México y Estados Unidos.

Los saguaros pueden llegar a vivir hasta de 200 años y alcanzar alturas de 18 metros de altura, por lo que constituyen también una riqueza visual para la zona, así lo explica Alejandro Olivera, representante del Centro para la Diversidad Biológica:

“El muro fronterizo también pone en riesgo ecosistemas mexicanos, específicamente ese paisaje que vemos en el nuevo billete de 200 pesos, que es la Reserva de la Biósfera del Pinacate y Gran Desierto de Altar, también patrimonio de la humanidad”,

A pesar de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP) dijo colaborar cercanamente con el Servicio de Parques Nacionales (NPS) para proteger los recursos ambientales y seguridad de la frontera en el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus, ecologistas y activistas calificaron estas obras como una verdadera “tragedia ecológica”.






Temas relacionados

Muro Fronterizo   /   Donald Trump   /   Ecocidio   /   Ecología y medioambiente   /   Sociedad   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO