Política

CLAVES DEL DIA

Después de la vía libre al gatillo fácil: más represión a movilizaciones y nuevas medidas para los ricos

Mientras bajo el efecto Bolsonaro sigue la competencia para ver quién es más de derecha en seguridad, crece el ataque a las movilizaciones que surgen inevitablemente frente a la crisis. Debate por el sistema impositivo en diputados. Kicillof volvió a decir que no rompería con el FMI y seguiría pagando la deuda. La posición de Nicolás del Caño.

Fernando Scolnik

@FernandoScolnik

Jueves 6 de diciembre | 09:40

• "Si hay impunidad, si hay motivos para quejarse, si hay hambre, desocupación, va a haber movilizaciones", denunció ayer la diputada Myriam Bregman del PTS-Frente de Izquierda en televisión. Es que, en el marco de su aplicación del plan del FMI, el macrismo avanza con su política de mano dura, mientras distintos sectores salen a manifestarse contra las consecuencias de la crisis, y también contra la impunidad, como ayer por #NiUnaMenos por el caso de Lucía Pérez. Ante esto el Gobierno no solo le da vía libre al gatillo fácil, sino que también avanza en su ataque a las movilizaciones. Ayer lo vimos contra una protesta de organizaciones sociales en Constitución, hoy contra los trabajadores de Cresta Roja por parte de la policía de María Eugenia Vidal. Mientras tanto, las cúpulas sindicales de la CGT, el moyanismo y las CTA siguen mirando para otro lado: no solo no luchan contra el ajuste, sino que tampoco contra la represión.

• Pero el macrismo, que también quiere hacer uso electoral de la política de seguridad (ante la imposibilidad de dar buenas noticias económicas), tiene competidores en este terreno. Tanto dentro de los que se diferencian dentro de su propia coalición, como entre los opositores, hay muchos que compiten con el PRO para ver quién es más de derecha. Una gran inspiración para todos ellos es Jair Bolsonaro, que ayer felicitó a un policía que mató a un delincuente. Dentro de Cambiemos, Elisa Carrió ayer dio un giro discursivo respecto del martes, cuando había denunciado el carácter “fascista” del nuevo protocolo de seguridad, y pasó simplemente a exigir que el mismo se discuta en el Congreso Nacional, reafirmando “el legítimo uso de las armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad y federales, como así también de las fuerzas policiales de las provincias”. Por su parte, dentro del kirchnerismo, su ex funcionario de seguridad Sergio Berni afirmó ayer en televisión que “no sé cuántos de los que están acá tuvieron la desgracia de matar o de dar la orden de abatir a un delincuente. Yo lo tuve que hacer bastantes veces y nunca tuve ningún problema”. ¿En qué circunstancias lo hizo, si él no es policía?

• Como señaló Myriam Bregman, el marco para esta política no es solo la disputa electoral hacia 2019, sino la crisis económica, ante la cual apuntan a criminalizar la protesta y la pobreza. Sobre todo, porque buscan seguir con el ajuste y gobernando para los ricos. Ayer el Congreso Nacional aprobó cambios en bienes personales. Nicolás del Caño denunció que se mantiene un sistema impositivo completamente regresivo que afecta a los que menos tienen. El diputado del PTS-Frente de Izquierda sostuvo que después de haber quitado o bajado retenciones a las mineras, el campo, las empresas hidrocarburferas, o de haber rebajado impuestos a las ganancias de las empresas, “el 44 % de la recaudación impositiva- sin contar la seguridad social- proviene del IVA, que sabemos es un impuesto al consumo popular”. Del Caño también denunció que el Gobierno no cumplió su promesa de anular el impuesto al salario.

• Nicolás del Caño también tuvo ayer un cruce con Axel Kicillof en la Cámara de Diputados. El diputado del kirchnerismo señaló en su intervención que el macrismo “tomó una cifra exorbitante de endeudamiento y que el próximo Gobierno está obligado a pagar esa deuda”. Del Caño le respondió que “no, de ninguna manera. Por ejemplo en el 2021 hay que pagar 50 mil millones de dólares. No podemos aceptar pagar a costa del hambre del pueblo como está haciendo este Gobierno. Ya hemos escuchado a varios referentes de la oposición diciendo que no queda otra que aceptar la imposición del FMI, a lo sumo renegociar alguna que otra cuestión. Pero aceptar pagar al FMI es ajustar al pueblo trabajador. Nosotros planteamos el no pago de la deuda y ruptura con el FMI como parte de un programa que incluye: una banca estatal única para evitar la fuga de capitales que es una sangría de los recursos nacionales, la expropiación de los principales terratenientes para que esos recursos estén al servicio de las grandes mayorías, la expropiación de todo el entramado hidrocarburífero. Un plan de conjunto para que la crisis la paguen los capitalistas y no las mayorías populares. Eso incluye por supuesto eliminación del IVA, del impuesto al salario, impuestos progresivos a las grandes fortunas”.

• También: esta mañana los trabajadores de Siam se volvieron a manifestar con un corte en Callao y Corrientes contra los despidos. Primer triunfo de las trabajadoras de Nordelta, al aceptarse que ingrese el transporte público. En Francia, Macron vuelve a retroceder y anula definitivamente al aumento de los combustibles, expectativas por la continuidad del movimiento de los “chalecos amarillos”.







Temas relacionados

Chalecos amarillos   /    Siam   /    #NiUnaMenos   /    Patricia Bullrich   /    Elisa Carrió   /    Cresta Roja   /    Myriam Bregman   /    Policía del gatillo facil   /    Axel Kicillof    /    Nicolás del Caño   /    Sergio Berni   /    Emmanuel Macron   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO