Mundo Obrero

AJUSTE

Despidos en la planta Coca Cola de Pompeya

El martes un grupo de trabajadores fue notificado del cese de sus tareas en la planta Pompeya, algunos de ellos son reconocidos activistas de la Lista Marrón.

Miércoles 18 de julio | 09:48

La gigante de las aguas gaseosas Coca Cola- FEMSA tiene una larga tradición anti sindical y de discriminación política en la Argentina. En reiteradas oportunidades ha intentado avanzar con planes de reestructuración de la compañía, para ponerla a tono con la ola amarilla que fomentan las cámaras empresariales cuyo grito de guerra es el aumento de la productividad. A fines del año pasado cerró su depósito de Pilar, dejando doscientas familias en la calle.

Desde los primeros días de julio largaron en la planta de Pompeya, la fabrica mas grande que tienen en el país, una política de retiros voluntarios que buscaba sacarse de encima al personal de mayor antigüedad. No conformes con esto, comenzaron a mandar telegramas a algunos trabajadores, despidiéndolos sin causa y prometiendo un 20% mas de indemnización si iban a la fabrica a firmar un compromiso para no realizar acciones legales ni de ningún tipo. Por abajo, se habla de que esta es la punta de un plan que anuncia mayores despidos en el mediano plazo.

Los planes de FEMSA son precarizar las condiciones de trabajo de los que queden, aumentando los ritmos de producción y reduciendo el personal, atacando a los compañeros que revientan después de años de dejar la vida y salud en la línea de producción. Son la avanzada que reclaman desde la tribuna las cámaras empresariales y el propio Ministerio de Trabajo.

Quieren jugar con el deterioro de las condiciones de vida que millones de trabajadores vienen experimentando para meter miedo y que gane la pasividad. Pero el mito de la estabilidad laboral que las grandes compañías prometen a sus empleados efectivos (mientras tercerizan gran parte de su trabajo bajo peores convenios o contratos por temporada) se choca con la propia realidad de la fábrica.

Buscarán decir que son unos pocos despedidos y que van a frenar ahí, pero los trabajadores de la planta Pompeya saben mejor que nadie que no se pueden confiar en las promesas de esta codiciosa multinacional.

Los compañeros que integran la Lista Marrón y su agrupación, estarán nuevamente a la cabeza para enfrentar sus planes, exigiéndole al sindicato que convoque a una asamblea en la planta, para desarrollar la unidad de todos los trabajadores y levantar un plan que ponga un freno al ataque de la empresa.







Temas relacionados

FEMSA   /    La Marrón Clasista    /    Pompeya   /    Coca-Cola   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO