Sociedad

Cañuelas

Despidieron los restos de Alex y se acusó de “homicidio con alevosía” al empresario que lo mató

La caravana que despidió al joven de 16 años fue desde la casa donde este vivía hasta el cementerio de Cañuelas. Mientras tanto el empresario que lo asesinó declaró que Alex “se le cruzó y no lo vió” pese a que fue a campo abierto. Quedó detenido con la caratula de “homicidio calificado por alevosía”

Martes 26 de mayo | 23:23

Familiares, amigos y un grupo de galgueros acompañando los restos del joven y exigiendo justicia por Axel

Pasadas las 9.30 de la mañana del martes 26 una caravana de amigos, familiares y vecinos, se juntaron para despedir los restos de Alex y pedir justicia. Comenzando su recorrido caminando desde Allende y Mercante del Barrio Guzetti, donde vivía Alex Campo, hasta el Cementerio de Cañuelas.

Marcharon con remeras con impresas con la foto del joven junto al pedido de justicia. También se pudo ver a vecinos marchando con perros galgos para recordar una de las pasiones de Axel, que es precisamente lo que estaba haciendo cuando el empresario Rodolfo Sánchez decidió terminar con su vida.

Fue despedido con un fuerte aplauso que caló hondo entre todos los presentes que participaron del cotejo. Su mamá sufrió una descompensación y fue llevada por familiares hasta el hospital Marzetti.

Cinismo del asesino

Cuando la familia de Alex llegó al campo y vió el cuerpo en el piso, su asesino les dijo “Bien muerto está, por querer robarme”. Sólo la intervención policial lo salvó de la bronca y el dolor de la familia. Pero cuendo este martes fue a declarar ante la fiscal de Cañuelas cambió su versión. Señaló que Alex “se apareció de improvisto” y que no lo vió. Que debió haber salido de atrás de una vaca. Una mentira absoluta porque fue a campo abierto con los pastizales bajos.

También declaró que había visto a dos personas que le estaban robando dos terneros y los quiso auyentar tocando bocina y yendo a baja velocidad. Otra mentira: encaró directo a atropellar. Porque si hubiese sido accidental, hubiese asistido a la víctima. Pero no, lo dejó morir y se lo enrostró a la familia.

El lugar donde Sanchez mató al joven, un descampado donde no hay forma de aparecer "de improvisto" (foto: InfoCañuelas)

La causa se elevará a juicio oral y se espera una condena a perpetua. La carátula es la de “homicidio calificado con alevosía”. Esto hace referencia al estado de indefensión de la víctima, y el aprovechamiento de este estado por parte del homicida, que tiende a asegurar la muerte deseada, sin riesgos para el autor.

Y es exactamente el cuadro de lo ocurrido. Un pibe indefenso que estaba buscando qué comer. Un asesino utilizando las comodidades de una 4x4 para matarlo. Un vehículo que abunda entre quienes actúan con la impunidad de quienes se consideran dueños del país.







Temas relacionados

Cañuelas   /    Derechos de la Niñez y la Juventud   /    Empresarios   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO