Economía

ECONOMÍA

Desempleo llegó al 7% en el trimestre marzo-mayo: despidos, cierre de industrias y ganancias empresariales

La política de la derecha de bajar impuestos, reducir el gasto público afectando a los trabajadores y mejorando las expectativas a los empresarios, no disminuye el desempleo.

Martes 3 de julio

La tasa de desocupación femenina llego a 8,1% mientras que la masculina 6,2%, los trabajadores por cuenta propia fue la categoría ocupacional que más influyó en el aumento de los ocupados, al crecer 5,1%. Le siguieron asalariados públicos (6,7%) y asalariados privados (0,6%). Sabido es que el empleo por cuenta propia es aún más precario que el asalariado, es decir, los empleos que se generan son malos, o al menos en condiciones por debajo de los empleos que se pierden, que vienen de la otras categorías, particularmente empleos asalariados.

Estas cifras se condicen con lo que los trabajadores vemos en la realidad, fábricas que cierran, como por ejemplo la industria Maersk (cierre que dejo a mil doscientas familias en la calle), reducción de personal en la minería, trescientos despedidos en Canal13,y así, por todo Chile. Tal como dice el último informe del INE, en 11 de 14 regiones el desempleo aumentó. Por otro lado, esto lanza a miles de trabajadores a buscar otras formas de subsistir, con empleos informales y/o cuenta propia.

Aunque aún las cifras no son alarmantes para la vida de los trabajadores si expresan algo más de fondo: hay una contradicción en la economía que solo los trabajadores podemos resolver, los empresarios sometidos a la volatilidad de la economía internacional despiden para mantener sus ganancias, la derecha en el gobierno intenta contrarrestar esto reduciendo impuestos y reduciendo el gasto social, dando margen al mundo empresarial. Pero no es suficiente para reducir el impacto de las fricciones de la economía capitalista.

Si los empresarios mejoran sus ganancias y el empleo se recupera, esto solo será posible debido a la reducción del gasto social y todo el conjunto de recortes que la derecha quiere imponer. Podrían aumentar las fábricas que cierran dejando a miles de familias sin sustento como en MAERSK.

Una salida: Asambleas de trabajadores para organizar la producción y no perder el trabajo

La organización de las fábricas por los mismos trabajadores es algo que la clase obrera debe comenzar a pensar. Es necesario que se levanten comisiones de trabajadores de la fábricas que ya han cerrado, que se discutan pasos a seguir, que se busquen hacer lazos con sectores de profesionales, generar la unidad concreta de los trabajadores y el pueblo para evitar el cierre y que los trabajadores puedan mantener su trabajo.






Temas relacionados

Desempleo   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO