Política

REPRESIÓN E IMPUNIDAD

Derechos humanos en Argentina: Amnistía Internacional dice que Macri agravó la situación

El informe anual sobre derechos humanos en el mundo, la ONG humanitaria habla de una situación cada vez peor en toda América Latina. Y hay un capítulo especial dedicado a Argentina.

Jueves 22 de febrero de 2018 | 11:27

Foto Enfoque Rojo

Amnistía Internacional, ONG humanitaria con presencia en los cinco continentes, presentará en sociedad en las próximas horas su informe anual “La situación de los derechos humanos en el mundo”, una evaluación del estado de la cuestión en 159 países durante 2017.

Para la organización, en toda América la gente sufre “una crisis de derechos humanos cada vez más grave”. Esa crisis está “fomentada por la creciente intolerancia de los gobiernos con la disidencia y el aumento de la demonización en la retórica política”. En ese marco, la región se ha convertido, según Amnistía, en “una de las más violentas y con mayor desigualdad del mundo”. Esta definición incorpora las realidades relevadas en países como Colombia, Venezuela, México, Brasil y Argentina.

De forma complementaria a la denuncia, Amnistía destaca que hay “un creciente movimiento de resistencia, protagonizado por activistas tanto noveles como ya avezados, que permite en verdad abrigar la esperanza de invertir la tendencia a la opresión y el miedo”.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, afirmó que “desde la continuación de la violencia paramilitar en Colombia hasta la represión violenta ejercida en la calle en Venezuela, pasando por muchas otras violaciones graves de derechos cometidas en la mayoría de los países de la región, las Américas han sido escenario de un preocupante retroceso en materia de derechos humanos durante el último decenio”.

La referente de Amnistía agregó que “en toda la región se criminaliza defender los derechos humanos, y con frecuencia se reprime con violencia a periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos y comunidades marginadas por hablarle claro al poder”.

Macri reprime y ataca la libertad

Respecto a Argentina, Amnistía Internacional considera que existe “una tendencia preocupante” de parte del Estado nacional a “la represión” de la protesta social y a los “ataques a la libertad de expresión” contra organizaciones y periodistas.

Entre los ítems analizados para el caso argentino, Amnistía aborda la relación entre el Estado y las comunidades indígenas, los casos de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel (muertos en represiones violentas), Agustín Santillán y Milagro Sala (presos políticos); el cercenamiento de derechos sexuales y reproductivos; la violencia contra las mujeres; la situación de inmigrantes y refugiados; y las medidas oficiales que pueden profundizar el encubrimiento en la causa del atentado a la AMIA de 1994.

En informe se detalla que “manifestaciones a lo largo del año (2017) registraron picos de violencia inusitada. En la marcha de diciembre contra la reforma previsional hubo más de 120 detenidos, cientos de heridos y al menos cinco personas aún permanecen detenidas arbitrariamente, según denunciaron algunos de sus familiares en las oficinas de Amnistía Internacional Argentina”.

A su vez la ONG recuerda que en 2017 se produjeron las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, ocurridas “en el contexto de reclamos sociales”, en los cuales ocurrieron “detenciones arbitrarias”.

Otro de los hechos mencionados en el informe refieren a la concentración por el Día Internacional de la Mujer, hace casi un año, donde “varias personas denunciaron haber sido detenidas arbitrariamente y obligadas por las fuerzas de seguridad a desvestirse por completo”.

El informe se completa con aspecto relevado para determinar el nivel de los ataques a las libertades democráticas: las amenazas y campañas de desprestigio contra profesionales de la comunicación, quienes fueron “agredidos” en la Argentina mediante la propagación de “fake news” (noticias falsas) o trolls (cuentas falsas en las redes sociales).

“Hay una predisposición de líderes en diferentes partes del mundo a propagar noticias falsas con el fin de manipular a la opinión pública. Esta práctica va unida a los ataques contra las instituciones que trabajan para promover derechos humanos o constitucionales y que, en oportunidades, son críticas con los gobiernos. Estados Unidos, Turquía, Filipinas, España y Argentina, entre varios otros, son ejemplo de ello”, remarca Amnistía. Y agrega que “en los últimos años en Argentina este fenómeno se ha agudizado y ha alcanzado niveles de ataques significativos a la libertad de expresión”.

El capítulo del informe dedicado a la Argentina también hace referencia a los derechos sexuales y reproductivos y a la violencia contra la mujer y los pueblos originarios, “áreas en las que aún hay profundas deudas”.

Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, declaró a infobae que en el país se observan “retrocesos, especialmente en la criminalización de la protesta social y de los pueblos originarios; y de los derechos de las mujeres. Las barreras para acceder a un aborto legal cuando el embarazo pone en peligro la salud o cuando es consecuencia de una violación es un problema gravísimo que se cobra miles de vidas. Por eso, es urgente que este año el Congreso por fin debata la despenalización del aborto”.

El informe completo será presentado públicamente en las próxima horas. Allí se encuentra el capítulo dedicado a Argentina.







Temas relacionados

Rafael Nahuel   /    Santiago Maldonado   /    Amnistía Internacional   /    Derechos Humanos   /    Milagro Sala   /    Agustín Santillán   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Criminalización de la protesta social   /    Represión   /    Aborto   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO