Sociedad

DERECHOS HUMANOS

Denuncian que con el Estado de alarma las personas presas quedarán “absolutamente aisladas”

El Colectivo de Apoyo a Mujeres Presas en Aragón (CAMPA) denuncia que las presas se quedan sin visitas, otra vez, debido al Estado de alarma.

Viernes 30 de octubre | Edición del día

Esta semana se ha conocido que, aun teniendo cita previa para visitar por locutorios (a través de cristales) a un familiar o amistad en la cárcel de Zuera, esto no se considera un desplazamiento justificado, “lo que podría acarrear una sanción como consecuencia de los controles policiales de movilidad por todo Aragón derivados de los confinamientos perimetrales”, denuncian desde la CAMPA.

A partir de la publicación en el BOE del Real Decreto 926/2020, el pasado 25 de octubre, por el que se declara el Estado de alarma en todo el territorio, varias Comunidades Autónomas han decidido el cierre perimetral de todo o parte de su territorio. Este es el caso de Aragón, que actualmente se encuentra confinada de forma perimetral hasta, al menos, el día 9 de noviembre: se restringe la libre entrada y salida de personas. Está permitida la circulación dentro de Aragón salvo con los municipios que ya estaban confinados perimetralmente: Zaragoza, Huesca y Teruel.

Pero muy poco se conoce del gran impacto que este tipo de medidas tiene en la población carcelaria, que ve restringidos sus derechos elementales como a tener una visita. “Esto supone que la gran mayoría de las personas presas en Zuera no van a tener visitas y hasta el momento ni siquiera se ha informado a familiares ni amigxs”, señala la CAMPA en un comunicado.

“Nos parece indignante que las personas presas se vean privadas de tener mínimo contacto con familiares y amigxs a través de locutorio, por el momento de manera indefinida y sin ofrecer alternativa alguna. Aunque esto no nos extraña, ya que desgraciadamente en las prisiones del Estado español, se toma por costumbre ocultar e ignorar las necesidades de las personas presas, en este caso afectivas y de contacto con el exterior. Así pues, en vez de garantizar unas visitas seguras tanto para las personas presas como para las visitas, se apela a la responsabilidad individual con riesgo de sanción y ni siquiera se plantea la posibilidad de incluir este tipo de desplazamiento como uno de los justificados para esta nueva movilidad restringida”, aseguran desde el colectivo.

Señalan, además que los vis a vis continúan suspendidos y si se suprimen las visitas mediante locutorios, las personas presas quedarán “absolutamente aisladas”.

“Queremos recordar que las visitas mediante locutorios se realizan a través de cristales, cumpliendo por lo tanto con todas las medidas de seguridad al no poder existir contacto alguno entre visitante y persona presa”.

Desde el colectivo, exigen a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, perteneciente al Ministerio del Interior, y al Gobierno central y Gobiernos autonómicos, una serie de medidas.

Entre ellas, que “incluya inmediatamente las comunicaciones por locutorios a personas presas como motivo de desplazamiento justificado ante las nuevas restricciones de movilidad, garantizando la seguridad y salud de todas las personas, tomando todas las medidas de seguridad, higiene y desinfección que sean necesarias”.

También piden la libertad “para todas las personas presas con enfermedades graves, tanto físicas como mentales, como se viene exigiendo en circunstancias habituales y que esta pandemia está agravando considerablemente, garantizando una salida con unos recursos mínimos reales de alojamiento y manutención”.

Finalmente, también han solicitado un adelanto de los Terceros Grados y Libertad Condicional “a todas las personas cercanas a acceder a los mismos (menos de 1 año), igual que en la anterior, garantizando una salida con unos recursos mínimos reales de alojamiento y manutención”.







Temas relacionados

Estado de Alarma   /    Cárceles   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO