Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Denuncian pésimas condiciones de trabajo en San Nicolás

Un trabajador de la ciudad recolectó testimonios sobre las condiciones de trabajo en la metalúrgica Sidersa. La Izquierda Diario reproduce sus denuncias y pone a disposición el diario para difundirlas. Escribinos un whatsapp al 336 154 690031.

Jueves 1ro de septiembre de 2016 | 08:30

Comienza su relato contando que “San Nicolás es la capital de la mentira. En la "fábrica" metalúrgica ubicada sobre la autopista y la ruta 188, la mentira, el abuso y la presión están a la orden del día. Un trabajador de allí nos comenta que figura como taller. Raro, no? Porque es un taller bastante grande, con más de trecientos empleados, ocho máquinas de producción y más de seis puentes grúas. Allí el salario es bajo -de unos cuatro mil pesos la quincena-, no se cuentan con las condiciones básicas de seguridad e higiene, el transporte brilla por su ausencia, los viáticos son una miseria. Así que los trabajadores debemos poner todo de nuestro bolsillo.

Se exige producción y a través de la presión, juegan con el miedo de los compañeros diciendo que afuera está jodido, que agradezcamos que tenemos trabajo, que muchos quieren entrar por mucho menos. Intentan devastar las conciencia del trabajador, manipularnos atacándonos a través de nuestras necesidades para tenernos controlados y así poder llenarse ellos los bolsillos gracias a pagar una mano de obra barata.

Otro trabajador de allí nos decía que te hacen depender de las horas extras. Es casi una obligación hacerlas; si les decís que no, quedás marcado. Es más; nos dicen que ellos nos hacen el favor al darnos horas extras, como si no se llenaran de plata gracias a nosotros. Y encima, al cobrar, hay que controlar bien las horas que te pasan, por que por lo general siempre se "equivocan", obvio a favor de ellos, y te pasan muchas menos horas de las que hacés. Y cuando vas a buscar ayuda a los delegados del gremio, se lavan las manos. Y después hay que escuchar a importantes personalidades del gremio por la radio decir que cobramos fortuna.”

Al finalizar su relato, el compañero hace un llamado a la unidad y la lucha: “¿a dónde queremos ir con esto? Queremos lo que es nuestro, lo que nos pertenece. Priorizar las necesidades del trabajador, su valoración y dignidad. Ellos quieren dividirnos y enfrentarnos entre nosotros para reinar en paz; no le demos el gusto, compañeros. Con unidad, pensando por nosotros y apoyándonos, somos invencibles. Me despido con fe, esperanza y resistencia”.







Temas relacionados

San Nicolás   /    Siderca   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO