Mundo Obrero

NOVEDADES DE LEAR

Denuncian penalmente a Lear por discriminación y reclaman medidas al Ministerio

Edgardo Moyano

Abogado laboralista | CeProDH

Miércoles 31 de diciembre de 2014 | Edición del día

Los abogados de los trabajadores de Lear presentaron esta semana denuncias penales en el Ministerio de Trabajo contra la multinacional norteamericana para que cesen los graves ataques discriminatorios por motivos políticos e ideológicos que viene realizando la empresa junto al SMATA, tanto en la planta como en los medios de comunicación agitando serias agresiones del tipo “fuera zurdos de Lear”. A su vez reclamaron al Ministerio que el 19 de enero, al retorno de las vacaciones cuando retomarán sus puestos de trabajo, se hagan presentes funcionarios de ese Ministerio para constatar la ejecución de las reinstalaciones y que se tomen medidas contra la persecución gremial que vienen sufriendo. Los trabajadores convocan a todas las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos que los vienen apoyando, este 19 de enero frente a la fábrica para que los “acompañen a entrar”. El “conflicto del año”, como definieron los empresarios, no se toma vacaciones.

Estas presentaciones fueron en respuesta a la prepotencia de la empresa imperialista que junto al SMATA vienen impulsando una campaña de agitación, una permanente apología discriminatoria contra los trabajadores reinstalados que lograron con su lucha obtener una importante sentencia judicial que reconoce sus derechos, llegando al punto que el día que se presentaron a retomar sus puestos, la empresa que tanto se quejo de la productividad de la planta, liberó de prestar tareas a todos los trabajadores y los hizo salir al playón, mientras un grupo de unas 30 personas con banderas verdes del SMATA insultaban, amenazaban y agredían a los trabajadores reincorporados. Una verdadera patota organizada por los gerentes de la empresa y el SMATA, una verdadera vergüenza de gente que se considera tan impune como para intentar impedir el cumplimiento de una sentencia que devuelve el empleo a trabajadores después de siete meses de lucha frente a la ilegalidad de la empresa. Algo similar a lo que ya habían hecho contra los delegados de la Comisión Interna cuando fueron reinstalados.

Las denuncias fueron realizadas en la justicia penal de la provincia de Buenos Aires, ante el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, en el Ministerio de Trabajo y en la Sala X de la Cámara Laboral. Allí destaca la campaña de la patronal hecha junto a C5N, propiedad del empresario Cristóbal López, cuando en el mes de agosto armó un escenario con la verde del SMATA en una clara apología del odio por razones políticas e ideológicas, con carteles que decían “fuera zurdos de Lear”.También las declaraciones del jefe de Gabinete Jorge Capitanich cuando dijo en cadena Nacional que el conflicto es político ideológico, y el reciente reportaje de la agencia Paco Urondo a Mario Manrique, Secretario General adjunto del SMATA donde plantea que “el tema Lear, que es un conflicto político (…) este gremio no defiende a personas que las únicas banderas que levantan son políticas y ponen en riesgo la estabilidad laboral de los laburantes.”, cuando los trabajadores de Lear y sus delegados estaban peleando por la fuente de trabajo de 240 despedidos. Mientras en el diario La Nación Antonio Marín, representante legal de la empresa, acusó en un reportaje que a los obreros reinstalados "dentro de la planta no los quieren", justificando así a la patota.

Absurdo jurídico in extremis

El colmo fue la presentación judicial de los abogados de la empresa que realizaron en la Sala X de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, un llamado "recurso de revocatoria in extremis" donde reclaman que la misma Sala X que declaró la ilegalidad de los despidos, ordenó las reinstalaciones y el pago de los salarios caídos revoque su propio fallo y lo deje sin efecto. Un absurdo jurídico, una medida “extrema” que literalmente no existe en el código de procedimientos para este tipo de casos.

Con argumentos liberales in extremis que solo pueden surgir de la prepotencia de una patronal imperialista, dicen que “en el marco de una crisis se decidió una reorganización”, pero que “no cabía la sustanciación del Procedimiento Preventivo de Crisis”, pese a lo que expresamente establece la ley, exclaman que no se les permite despedir como ellos quieren, reivindican que tienen derecho a suspender y despedir masivamente sin condicionamiento alguno, y que además contaron para ello con el acuerdo del SMATA, justamente por eso consideran que la sentencia “es un exceso de la atribución judicial, una imposición arbitraria que se entromete en la esfera de discrecionalidad que tienen las partes”. Se quejan de que pese a ese acuerdo con SMATA, los trabajadores reinstalados “para mantenerse en su postura de ’núcleo duro’, decidieron embarcarse por su cuenta en un camino improcedente y judicializar su reclamo, cuando en realidad carecen de toda legitimidad y legitimación para reclamar cuanto reclaman”. Una presentación legal que haría sonrojar a los neoliberales más fanáticos.

El 19 de enero, los trabajadores reinstalados volverán a sus puestos junto al resto de sus compañeros y, para evitar provocaciones de la patota o maniobras como los cambios de puesto y condiciones de trabajo, convocan a todos los que los vienen apoyando a acompañarlos en las puertas de la planta. Como en esta larga historia de lucha, una vez más será muy importante que se exprese el apoyo y la fuerza que rodea a los ex despedidos de Lear en la pelea por ¡familias en la calle nunca más!







Temas relacionados

Lear   /    Smata   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO