Internacional

GRECIA

Denuncian al gobierno griego por no identificar a los niños en los campos de refugiados

Se estima que, en sólo 6 meses, hubo casi 2 mil menores no registrados. Esta semana, el gobierno griego reprimió una protesta de refugiados en la Isla de Lesbos.

Jueves 20 de julio | 11:16

La organización Human Rights Watch denunció que las autoridades griegas no identifican correctamente a todos los menores no acompañados en los campos de refugiados de la isla de Lesbos, en el Egeo oriental, lo que hace que muchos acaben en las mismas instalaciones que los adultos. La organización agregó que esto los hace vulnerables a abusos de todo tipo y los priva de la ayuda específica que necesitan.

En un informe publicado este jueves, la organización describe sus observaciones tras dos visitas a la isla, entre el 22 y el 28 de mayo y entre el 27 y 30 de junio de este año.

Human Rights Watch afirma que entrevistaron a 20 menores, "algunos de 15 años", que aseguraron haber sido registrados como adultos por las autoridades helenas, que no obstante aseguraron a la organización que siguen todos los protocolos correctamente. Otras organizaciones les transmitieron que han localizado hasta 60 casos de menores registrados como adultos.

La organización denunció, además, que Grecia no da a estos menores "la información adecuada sobre sus derechos durante la recepción e identificación", lo que, a su juicio, "crea el riesgo de que menores víctimas del tráfico de personas no sean identificadas y protegidas de daños mayores".

Además, se refirió a falta de espacio "crónica" de los campos de Lesbos, en los que se acumulan cerca de 4.500 personas para unas 3.500 plazas disponibles, y dice que esto lleva a que muchos de estos menores tengan que esperar a ser trasladados a un refugio en lugares como comisarías de policía.

Una situación que se agrava en esta isla del Egeo, pero que sucede en todo el país, pues de los 1.149 niños en lista de espera para estos refugios, 296 están alojados en comisarías de policía.

Human Rights Watch aseguró además que, una vez que los menores declaran ser mayores de 18 años, en muchas ocasiones mal aconsejados por otros adultos, el proceso para que sea reconocida su verdadera edad es "difícil, si no imposible", lo que traba "la posibilidad de la reunificación con sus familias" y les puede causar "daño psicológico". "Las autoridades necesitan responsabilizarse de la identificación de los menores no acompañados y darles la protección que necesitan", explica Eva Cossé, representante de dicha organización en Grecia, para quien "los niños vulnerables que han tenido viajes peligrosos lejos de sus familias no deberían luchar meses solo para probar que lo son".

Esta semana, el gobierno reprimió con gases lacrimógenos y palosa los refugiados del campamento de Moira, en la isla de Lesbos, cuando exigían derechos elementales que se les niegan en Europa.

Grecia ha registrado formalmente a más de 1.800 refugiados y migrantes menores no acompañados en los cinco primeros meses de 2017, la mayor parte provenientes de Siria, Afganistán e Irak, los cuales son alojados en condiciones miserables, impidiendo que se trasladen hacia otros países de la Unión Europea.






Temas relacionados

Refugiados   /    Inmigración   /    Represión   /    Grecia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO