Géneros y Sexualidades

NEUQUÉN

Denuncian abusos y hostigamiento policial a gays y transexuales en Neuquén

El pasado lunes en horas de la tarde dos jóvenes fueron víctimas de la violencia y el abuso policial en la capital neuquina.

Miércoles 5 de julio | 13:12

Alexis es estudiante de la Escuela Superior de Bellas Artes y Kiara es estilista. Ambos caminaban por la zona de parque norte cuando los interceptó un móvil policial. Los uniformados exigieron sus documentos y como no los tenían comenzaron a revisar sus pertenencias, a maltratarlos y agredirlos con improperios y comentarios discriminatorios sobre su identidad sexual. A Alexis por ser gay, a Kiara por ser trans.

Ambos estaban siendo golpeados cuando Kiara decide sacar su celular y filmar la situación que estaban viviendo. Inmediatamente los jóvenes son esposados y subidos al móvil policial. Durante el trayecto estos policías continuaron con hostigamientos y golpes de puño. Uno de ellos sostenía la cabeza de Kiara con violencia para que no pudiera ver a dónde los llevaban.

Una vez en la comisaría, donde continuaron las humillaciones, la policía elaboró una denuncia falsa de la cual no les dieron copia y tampoco les permitieron leer. Estuvieron demorados por más de cinco horas. Primero en la comisaría 4ª de Alta Barda, luego en la comisaría 1ª de la ciudad.

Este tipo de ataques no son aislados. Los crímenes de odio contra gays, lesbianas, trans y travestis, los ataques por vivir una identidad o el deseo fuera de la heteronorma siguen estando a la orden del día. Recordemos que todavía seguimos exigiendo la absolución para Higui presa por ser mujer, pobre y lesbiana, quién fue injustamente encarcelada por defenderse de 10 varones que quisieron violarla.

Se trata de una política sistemática de los gobiernos, la de darle mayor poder represivo a la policía del gatillo fácil, las redes de trata y el narcotráfico, que no sólo persigue y hostiga a la juventud sino que también descarga su odio hacia travestis, gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales, como una forma de imponer su control sobre nuestros cuerpos y nuestra sexualidad.

Por eso se vuelve necesario denunciar cualquier tipo de violencia que suframos por nuestra orientación sexual o identidad de género, que no callemos y que nos organicemos en forma independiente de todo gobierno que sostiene instituciones reaccionarias, que son enemigas de nuestra libertad, como la Policía y la Iglesia.

A pocos días de haberse cumplido 48 años de la revuelta de Stonewall, levantemos sus banderas y retomemos la perspectiva de luchar en calles para terminar con toda forma de discriminación y opresión, porque como decía Lohana Berkins “En un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”.








Temas relacionados

Policía   /    Neuquén   /    LGTBI   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO