Economía

TRATADOS INTERNACIONALES

Del GATT al TLCAN: México cumple 31 años de desregulación y apertura comercial

En los años 80´s México comenzó un proceso de apertura y desregulación exigido por el capital internacional. Hoy se prepara para nuevas condiciones comerciales frente la renegociación del TLCAN.

Gabriel Bagundo

México | @g_bagundo

Lunes 24 de julio | Edición del día

El 17 de enero de 1979, por mediación de la Secretaría de Comercio, México signó una Carta de Intención con la que formalizó el interés de formar parte del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio o GATT por sus siglas en inglés (General Agreement of Tariffs and Trade), pero no es sino hasta el 24 julio 1986 que se firma el ingreso de México durante la presidencia de Miguel de la Madrid Hurtado. Hoy se cumplen 31 años.

El GATT es un acuerdo comercial que comenzó en 1947, firmado entonces sólo por 23 países. Mediante la Ronda de Uruguay -una serie de negociaciones que tuvieron lugar entre 1986 a 1993 en Punta del Este, Uruguay- se reformuló el acuerdo original del GATT para dar paso a lo que hoy se conoce como el “GATT de 1994”, mismo que dio pauta para la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC). México es miembro de la OMC desde el 1ro de enero de 1995.

El proceso de ingreso al GATT marcó una nueva época en la histórica económica de México caracterizada por la desregulación, la liberalización económica, la apertura comercial y la política neoliberal. La política neoliberal comulga con las ideas de erradicación de la intervención del Estado en la economía, entregando la responsabilidad a las “libres fuerzas del mercado”. El GATT es un acuerdo mediante el cual se procura facilitar el libre comercio de mercancías por las fronteras de los estados nacionales reduciendo, entre otras medidas, los aranceles comerciales. Cabe destacar que entre los derechos de México incluidos en el GATT estaba la exclusión de los hidrocarburos, hoy entregados por el gobierno de Peña Nieto a las trasnacionales con la reforma energética.

La actual Organización Mundial de Comercio tiene 164 países miembros, cuyo comercio representa cerca del 98% del intercambio mundial. Es un organismo que se ocupa de administrar el sistema mundial de normas que rigen el comercio entre los países; un foro de negociación para solucionar diferencias en los negocios de los capitalistas y sus gobiernos a nivel mundial. Desde enero de 1995 se han debatido en la OMC 525 reclamaciones, de las cuales México ha sido demandante en 24 casos, demandado en 14 e involucrado en otros 82 casos.

Si bien el valor del comercio mundial tuvo un importante crecimiento pasando de 59 mil millones de dólares (mmd) en 1948 a 15,985 mmd en 2015 -en donde México pasó de representar el 1.4 del comercio mundial en 1993 al 2.4 en 2015- la mayoría de estos enormes beneficios va a parar a las cuentas bancarias de un puñado de empresas y familias.

A 31 años de la implementación de una política de desregulación y liberalización económica, el modelo económico y de industrialización de México es profundamente dependiente de la economía de otras naciones, en particular de la visión imperialista de Estados Unidos con quien nuestro ciclo económico está altamente sincronizado.

El libre comercio frente a la crisis y el proteccionismo de Trump

La crisis capitalista mundial que inició en el 2008 ha tenido importantes repercusiones sobre la idea del libre comercio. Donald Trump, representando a un sector de la burguesía norteamericana, ha hecho explícita desde su campaña la intención de crear muros no sólo contra los migrantes, sino también contra el libre comercio.

En el Informe Anual 2017 de la OMC no se menciona ni una sola vez al presidente Donald Trump, ni reflexiona acerca de su interés y las posibles consecuencias de las trabas que pueda tratar de imponer a los principios de libre comercio que rigieron toda una época.

Los resultados del libre comercio, según las propias estadísticas de la OMC, dieron como resultado que para 2015 sólo 10 países (con Estados Unidos, China y Alemania a la cabeza) controlen el 52% del total del comercio de mercancías y el 53% del comercio de servicios, mientras que el conjunto de los países en desarrollo lo hicieron por 42%.

El comercio mundial en el 2017 tiene una tendencia a la baja que comenzó de manera pronunciada desde el 2015. Después de una revisión a la baja en el 2016, la OMC sostiene que la tasa de crecimiento del volumen de mercancías es de 2.7% en el último año.

La renegociación del TLCAN a 31 años del GATT

Es en este contexto económico adverso para los negocios capitalistas que el gobierno de EEUU exigió a su contrapartes renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuyas pláticas formales iniciarán después del próximo 16 de agosto, justo después de que México cumpliera 31 años bajo las leyes de los acuerdos internacionales sobre el libre comercio.

¿Qué le depara el futuro al comercio internacional en medio de la crisis capitalista más importante del siglo? Está por verse. Sin duda las consecuencias de esta negociación no serán sencillas para los trabajadores, sus familias, ni para los sectores populares de toda la región de América del Norte. No con las exigencias de Trump ni el servilismo de Peña Nieto. Los dueños de las grandes empresas y los beneficiaros del comercio internacional exigirán más para evitar la caída de sus ganancias en este contexto de crisis. Es fundamental la clase trabajadora y los sectores populares se unan en clave internacionalista y antiimperialista para evitarlo.






Temas relacionados

TLCAN   /    Donald Trump   /    TLC   /    Enrique Peña Nieto   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO