Internacional

UN 1° DE MAYO INTERNACIONALISTA

Del Caño: “Es de primer orden luchar contra el golpe en Brasil y el ajuste en Latinoamérica”

El dirigente del PTS y del FIT habla de la situación en el país vecino, de la juventud que sale a luchar y de la convocatoria al acto del sábado 30 frente a la embajada de Brasil en Buenos Aires.

Sábado 23 de abril | Edición del día


ACTO contra el Golpe en Brasil | 30 de abril, 16hs | PTS Frente de Izquierda - YouTube

Fotografía: Infobae

Nicolás del Caño, excandidato a presidente del Frente de Izquierda y dirigente nacional del Partido de los Trabajadores Socialistas, conversó con La Izquierda Diario sobre la situación en Argentina y Brasil, con el golpe institucional contra Dilma en un contexto de ajuste del gobierno del PT. También habló de los procesos juveniles en varios países e invitó al acto internacionalista que el sábado 30 realizará el PTS frente a la Embajada de Brasil en Buenos Aires.

A días de un nuevo 1° de mayo en Argentina los trabajadores están recibiendo un duro ajuste, tanto del gobierno nacional como de las gobernaciones.

- Sí. Este 1° de mayo no será uno más. Como lo venimos diciendo en todos lados, al ajuste de Macri y de los gobiernos provinciales, incluyendo a los del Frente para la Victoria como el de Bertone en Tierra del Fuego y el de Alicia Kirchner en Santa Cruz, debemos enfrentalo en las calles y movilizados. En esas dos provincias los docentes y los estatales están dando un gran ejemplo de lucha. Y en la Ciudad de Buenos Aires estamos viendo otro ejemplo, con la pelea de los despedidos de los ministerios de Trabajo y Economía.

Queda claro que el llamado “Frente Ciudadano” que propone formar Cristina, al que convoca a los empresarios que despiden, a los burócratas sindicales que traicionan y a los diputados y senadores que votaron la entrega a los buitres, no es una salida seria para los trabajadores.

Nosotros desde el Frente de Izquierda queremos organizar y que se exprese la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud para que la crisis la paguen los empresarios, los banqueros y los terratenientes; los mismos que fugan sus fortunas a paraísos fiscales, como la familia del mismo Macri.

Y tampoco será un 1° de mayo más, teniendo en cuenta lo que está pasando en Brasil.

- Totalmente. Antes que nada hay que definir claramente que en Brasil está en curso un verdadero golpe institucional contra el gobierno del PT. Algo que venimos denunciando desde hace semanas y que, de consumarse como parece que va a suceder, implicará la llegada al gobierno de Temer y Cunha (con el apoyo del Supremo Tribunal Federal, de los industriales de San Pablo y de corporaciones como la red Globo) quienes querrán aplicar un ajuste más duro todavía que el que ya venía aplicando Dilma.

Es un golpe sumamente reaccionario, como quedó evidenciado en la votación del domingo pasado donde hubo diputados que votaron el impeachment en nombre de Dios y hasta de los militares torturadores.

Lejos de tomarlo como algo lejano, que sucede en un país vecino, desde el PTS creemos que estos acontecimientos se transformaron en uno de los hechos político-sociales más importantes a nivel latinoamericano e internacional. Hoy tenemos una pulseada clave donde la clase obrera y la juventud de América Latina tienen que estrechar lazos y fortalecer la pelea para que no se imponga una salida reaccionaria.

El PTS denuncia el impeachment pero a su vez llama a luchar contra el ajuste del PT

- Sin dudas no podemos desligar un hecho del otro. El juicio político a Dilma es producto de una dura puja política entre la oposición y el PT, donde se tiran unos a otros con casos de corrupción y acusaciones varias y lo que queda en evidencia es que todos los partidos del régimen están hundidos en el mismo barro. El PT en el gobierno llevó su descomposición a niveles extremos, asimilando los métodos capitalistas de corrupción para gobernar y buscando desviar las demandas populares que habían explotaron en las calles en 2013. Para su segundo mandato Dilma hizo campaña prometiendo que no iba a ajustar pero apenas asumió comenzó a implementar un brutal ajuste contra los trabajadores y el pueblo pobre. Ahora la burguesía quiere ir por más e intentan allanar el camino sacándose de encima a Dilma y a Lula. De todos modos no está dicho que les vaya a ir bien en sus intentos de avanzar con el ajuste si efectivamente logran desalojar a Dilma.

En ese sentido vemos que parte de la izquierda en Brasil tomó caminos equivocados. Por un lado hubo quienes se adaptaron sin más a la avanzada de la derecha golpista. Y por el otro quienes se alinearon con el gobierno. En ambos casos la falta de independencia política es evidente. Por el contrario nuestros compañeros del Movimiento Revolucionario de los Trabajadores, organización hermana del PTS, vienen dando una gran lucha política impulsando la exigencia de un plan de lucha contra el impeachment y los ajustes, tanto los del gobierno del PT como los que se intentarán imponer luego de que caiga Dilma. Creemos que esa debería ser la política de todas las corrientes de la izquierda brasilera, argentina y mundial; así como de las organizaciones sindicales, estudiantiles y sociales frente a estos acontecimientos.

En Brasil y en otros países, como Francia o Chile, se está viendo a una juventud que sale luchar decidida. ¿Cómo lo ves?

- Sí, es cierto. Y eso es algo muy auspicioso. En Brasil, en el marco de lo que venimos hablando, están habiendo luchas de la juventud que muestran que hay una generación que no tiene las mismas ataduras ni siente de la misma manera la derrota del PT. De hecho en Río de Janeiro en estos momentos hay más de 70 colegios secundarios tomados en defensa de la educación, que se cae a pedazos. Hasta se enfrentaron con la policía. Y se llegaron a parar facultades y escuelas “contra el impeachment y los ataques”.

Lo de Francia es también impresionante. La lucha de los trabajadores y estudiantes franceses contra el plan de reforma laboral de Hollande, en París y otras grandes ciudades, está dando un gran ejemplo. Allí nuestros compañeros y las compañeras de la CCR (corriente del NPA) vienen teniendo una intervención destacada.

Y en Chile acabamos de ver ayer mismo una movilización de más del 100 mil trabajadores y estudiantes universitarios, que pelean por la gratuidad de la educación. Obviamente fue una movilización silenciada desde los grandes medios chilenos que buscaron desviar la atención hablando todo el tiempo de la muerte de Patricio Aylwin, el presidente golpista que sucedió a Pinochet.

¿Estos elementos motivaron que el PTS convoque al acto en la embajada de Brasil el sábado 30?

- Sí. El brutal ajuste que se está implementando en Argentina es parte de un plan más general de las clases dominantes para intentar descargar, una vez más, su crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador. Como dije antes, lo de Brasil es quizás el ejemplo más avanzado de esa ofensiva de los capitalistas. Por eso consideramos que en el marco de este 1° de mayo es de primer orden levantar una bandera de lucha contra el golpe en Brasil y contra el ajuste en Latinoamérica.

Por eso el PTS definió realizar un acto obrero, socialista e internacionalista el sábado 30 frente a la Embajada de Brasil en Buenos Aires. Y en las ciudades más importantes de país organizaremos actos similares.

En el acto de Buenos Aires vamos a contar con la presencia como orador del compañero Claudionor Brandao, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Sao Paulo y del MRT, además de luchadores de las huelgas estatales y docentes de Tierra del Fuego, Santa Cruz y CABA. Incluso otros compañeros y compañeras del MRT brasilero y de organizaciones de nuestra corriente internacional viajarán a otros actos en el interior. Aprovecho para invitar a todos nuestros amigos y simpatizantes a participar de esa jornada de lucha.




Temas relacionados

Chile   /    NPA   /    PSTU   /    Mauricio Macri   /    FIT   /    Dilma Rousseff   /    Nicolás del Caño   /    PTS   /    Despidos   /    Francia   /    Brasil   /    Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO