Internacional

BRASIL

Declaración del Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) de Brasil ante la huelga general del 28 de abril

LID pública la declaración del Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) de Brasil, frente al llamado a huelga general para el día 28, que promete ser histórica, siendo una de las mayores paralizaciones de las últimas décadas.

Miércoles 26 de abril | Edición del día

La insatisfacción con el Gobierno golpista de Temer aumenta cada día en cada lugar de trabajo y estudio. Este proceso quedará a la vista de todos durante la huelga del 28 de abril, un día histórico en que la clase trabajadora paralizará el país como no se había visto hace años o incluso décadas. La reforma del sistema de jubilaciones hizo explotar el descontento que ya se venía acumulando a partir del congelamiento de los gastos en salud y educación (PEC 55/241), la reforma de educación y otros ataques.

Esta situación había obligado a las direcciones sindicales a convocar a un paro el día 15 de marzo, que fue fuerte, ganando el apoyo masivo de la población y entre los trabajadores que ya querían parar hace tiempo. La paralización fue crucial en el sector del transporte y la educación de San Pablo. En estados como Minas Gerais comenzó una fuerte huelga de la educación. En todo el país la clase trabajadora entró en escena, paralizando amplios sectores de la administración pública, las universidades y escuelas, como también los servicios estratégicos de la industria. Centenas de miles salieron a las calles.

Pero el Gobierno no dio tregua a los ataques y aprobó la ampliación de la tercerización, que afecta a toda la clase trabajadora, principalmente a las mujeres y negros más pobres. Ahora están votando la reforma laboral, que acaba con las pocas garantías de las leyes laborales, dejando esos derechos sujetos a una "negociación" con cada jefe. Con eso se preparan para votar la reforma del sistema de jubilaciones, que incluso con las tímidas modificaciones que el Gobierno anuncia, reconociendo la fuerza de movilización de los trabajadores, impone una edad y tiempo mínimos para jubilarse, que para la gran mayoría de los trabajadores significará trabajar hasta morir.

Lo más absurdo es que esto ocurre en medio del mayor escándalo de corrupción, de las denuncias de Odebrecht. Otra muestra de que los políticos corruptos están dispuestos a hacer cualquier cosa para beneficio propio y de los capitalistas a los que sirven. El presidente golpista Michel Temer ya tiene menos de 10 % de popularidad, la población rechaza masivamente las reformas, pero él sigue tratando de avanzar con su plan para hacer el trabajo para el que fue llamado con el golpe institucional: atacar a los trabajadores aún más fuerte y rápido que el Partido de Trabajadores (PT) que ya lo venía haciendo, tanto bajo el Gobierno de Lula como el de Dilma, y en varios estados y ciudades donde gobiernan.

Los ataques siguieron después del 15/3 por la tregua impuesta por las direcciones sindicales burocráticas, especialmente la CUT, Fuerza Sindical y CTB, que dieron vueltas durante un mes y medio para llamar a la nueva acción del 28 de abril. Este día la clase obrera, junto con los jóvenes y los sectores populares mostrarán nuevamente una gran disposición a luchar en una jornada histórica, aunque las direcciones sindicales no están organizando efectivamente a sus bases, lo que haría que este día fuera mucho más fuerte.

No podemos permitir una nueva tregua. Exigimos a las direcciones sindicales que convoquen a continuar con un plan de lucha después del 28, que sea combativo y efectivo, que coordine nuevas y más fuertes paralizaciones, jornadas nacionales, cortes de calle, piquetes y que prepare una verdadera huelga general, que va mucho más allá que la huelga de un día, que se plantee derribar a Temer y cada uno de sus ataques. Todos los que defienden el Fuera Temer deberían unificarse en esta perspectiva, sin dejar que ésta se transforme en una consigna que desgasta al Gobierno, pero con el objetivo de fondo de preparar la elección de Lula en 2018, como quieren la CUT, CTB y otros sectores.

De la mano de las cúpulas sindicales, quedaremos rehenes de las treguas y traiciones. Batallemos para que todos los sectores en lucha contra los ataques convoquen a un Encuentro Nacional de Delegados electos en cada lugar de trabajo, estudio y en los movimientos populares. El PSOL, la CSP-Conlutas y otras organizaciones sindicales y políticas de la izquierda que se ubican políticamente en forma independiente del PT tienen una responsabilidad especial en esa tarea.

No podemos pensar que elegir a Lula en 2018 es la salida para nuestros problemas ni creer en aquellos que nos venden eso como perspectiva. El PT ya mostró a qué vino, metiéndose en la corrupción y atacándonos. Tampoco podemos confiar que la investigación judicial anticorupción de Lava Jato va a dar una salida a favor de los trabajadores. Esa operación ganó legitimidad por denunciar los esquemas de corrupción, pero tiene por detrás objetivos mucho mayores y opuestos a los nuestros. Quieren intercambiar un esquema de corrupción por otro, que atienda aún más a los intereses del capital imperialista, y fortaleciendo el autoritarismo judicial que también está siendo agente de ataques contra los trabajadores. No nos ilusionemos con que las elecciones, sean en 2018 con Lula o incluso anticipadas, vayan a resolver el problema. No hay que adelantarse a cambiar los jugadores si no cambiamos las reglas del juego.

Solamente con la fuerza de los trabajadores, aliados con el movimiento estudiantil y sectores populares podemos superar a las direcciones burocráticas que controlan las movilizaciones y dar una respuesta a la crisis del país. Retomando el espíritu de las masivas movilizaciones de junio de 2015, pero esta vez con la clase trabajadora en el centro, podemos plantearnos grandes objetivos. Nuestra perspectiva tiene que ser que los capitalistas paguen por la crisis y avanzar en la histórica paralización nacional del día 28 para una gran huelga general que no termine hasta que derribemos a Temer y todos sus ataques, que nos permita imponer a través de la lucha una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, que reorganice a todo el país y haga que los capitalistas sean los que paguen por la crisis. Por eso tampoco podemos caer en la ilusión de falsas propuestas de “Asamblea Constituyente” organizada por los políticos que los sectores de la derecha ponen para intentar quitarnos aún más nuestros derechos, ni la llamada “reforma política” que ellos discuten para mantener el actual sistema político, con algunas modificaciones aún más antidemocráticas.

Con nuestra movilización independiente en una verdadera huelga general podemos cuestionar las bases de este sistema que está al servicio de los patrones, sus políticos y su Justicia, al servicio de los ricos y poderosos. Imponiendo una verdadera Asamblea Constituyente Libre y Soberana para luchar por el fin de los privilegios, para que los políticos y jueces sean electos y revocables, y reciban el mismo salario de un profesor. Para no pagar la deuda pública, mientras vivimos en la miseria. Para imponer impuestos progresivos a las grandes fortunas de los capitalistas. Por la reestatización de todas las empresas privatizadas y poner bajo control obrero toda empresa que despida masivamente. Para poner fin al desempleo y los salarios de hambre batallando por la reducción de la jornada de trabajo sin reducción de los salarios, con el salario mínimo acorde a la canasta familiar, reduciendo la jornada de trabajo hasta garantizar que todos tengan un salario y empleo digno, con las horas de trabajo divididas entre todos.

Esta es una perspectiva anticapitalista, que es la única salida contra las perspectivas engañosas de conciliar intereses con los patrones y los políticos de la burguesía. Ven a luchar por esa perspectiva junto a Movimento Nossa Classe, Pão e Rosas, Faísca – Juventude anticapitalista e revolucionária - Esquerda Diário, impulsados por el Movimento Revolucionário de Trabalhadores (MRT) junto a independientes.

Foto: Paulo Lannone
Traducción: Taide Zaror








Temas relacionados

Michel Temer   /    Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT)   /    Huelga General   /    Lula da Silva   /    CUT   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO