Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA DE GENERO

Declaración 25 de noviembre Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer

Declaración de Pan y Rosas Teresa Flores en una nueva conmemoración del Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer.

Jueves 24 de noviembre de 2016

Seguimos conmemorando a las hermanas Mirabal, asesinadas por la sangrienta Dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana, el 25 de noviembre de 1960. Mujeres organizadas que decidieron enfrentarse a la tiranía que azotaba a su país. Tal como ellas se levantaron y alzaron su voz, hoy miles de mujeres han decidido enfrentar las humillaciones a las que nos arroja el actual sistema social capitalista, basado en la explotación y opresión de millones para beneficio de unos pocos.

Ha comenzado a gestarse un nuevo movimiento, que ha recorrido las calles de Chile y Latinoamérica por la vida de las mujeres asesinadas en manos de la violencia machista. Somos cientos de miles de mujeres, las que gritamos #NiUnaMenos.

En esta sociedad, las mujeres debemos cargar con una mochila llena de prejuicios, miedos y ataduras, donde además somos consideradas “ciudadanas de segunda categoría” con mayores restricciones y menos derechos, condenadas a una larga cadena de violencia que incluye la ridiculización, la sospecha y el control, la intimidación, la condena de la sexualidad y de los comportamientos que no se ajustan a la norma sexual impuesta (heterosexual), la desvalorización de los cuerpos que no se corresponden a los modelos de belleza instalados, etc. Pero, también, el impedimento del Estado para que las mujeres puedan ejercer su derecho al control de su propio cuerpo y sus capacidades reproductivas.

El femicidio, que este año ha cobrado la vida de decenas de mujeres, es la expresión más dura del machismo, un crimen perpetrado por un hombre contra una mujer a la que considera su propiedad. Pero, este es el último eslabón de una larga cadena de violencias contra las mujeres que se producen en la sociedad, y se legitima y reproduce permanentemente por los Estado Capitalistas, los partidos del régimen político actual, las iglesias y sus instituciones.

Actualmente, el movimiento #NiUnaMenos parece ser "políticamente correcto", incluso para el gobierno de la Nueva Mayoría, que hipócritamente intenta instalar un discurso de “igualdad de género”. Sin embargo, mantienen una educación sexista y mercantil en las escuelas, ejercen violencia político sexual a trabajadoras, estudiantes y mapuche que deciden luchar, quienes sostienen los bajos salarios sobre vastos sectores feminizados , profundizando manteniendo así el subcontrato y la precariedad en los lugares de trabajo que nos dejo la herencia del código laboral de la dictadura de Pinochet, como lo sabe el sector público que recientemente salió a la lucha, con sus demandas.

Para dar estas peleas, conquistar nuestros derechos y demandas, como Pan y Rosas Teresa Flores nos proponemos avanzar en instalar en cada lugar de estudio y trabajo el problema de la violencia hacia las mujeres, impulsando comisiones que permitan articular las luchas específicas: contra el acoso sexual y laboral, por igual trabajo, igual salario, por salas cunas, entre otras; pero, también que esta instancia sea un lugar de encuentro, de reconocerse entre pares, un lugar de protección, donde también podamos discutir las ideas del amor impuestas, que hacen que la mujer tenga que estar dispuesta a darlo todo, anulando su individualidad, este paso es fundamental porque es donde la mujer comienza a transformarse en sujeto político, es decir, un sujeto que puede transformar radicalmente la realidad del país como en su vida personal.

Como agrupación nos planteamos impulsar una alternativa anticapitalista y socialista, una corriente al interior del movimiento de mujeres y feministas que luche codo a codo con las y los trabajadores, pues la organización de la clase trabajadora puede transformarse en una fuerza arrolladora que ponga fin a la explotación y asegure las bases para el fin de la opresión histórica a la que nos ha condenado el patriarcado y el sistema capitalista.

Si tocan a una, nos organizamos miles. Contra la violencia machista, levantemos un feminismo socialista y anticapitalista.




Temas relacionados

25 de Noviembre   /   #NiUnaMenos   /   Movilizaciones   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO