Sociedad

OPINIÓN

Debate en Suteba Quilmes: pagar la deuda a costa de los docentes y el pueblo

La agrupación Azul y Blanca (PCR) participó en nombre de la Directiva de dicha seccional del sindicato de una marcha junto a funcionarios del gobierno y el oficialismo. Docentes de La Marrón responden denunciando las maniobras y discursos falsos detrás del pago de la deuda.

Adrián Blanco

Docente, integrante Agrup. Marrón Quilmes

Cristián Florentin

Docente, integrante Agrup. Marrón Quilmes

Viernes 14 de febrero | 15:01

¿La deuda solo es de Macri?

La historia cuenta que allá por la década del 70 el nivel de endeudamiento de nuestro país se disparó a un ritmo acelerado, sobre todo a través del accionar del gobierno de facto, tapón represivo para frenar el ascenso obrero luego del Cordobazo. Un gran pacto del poder económico mundial con la burguesía nacional para permitir el saqueo de los recursos. Pacto que desde entonces se va refrendando una y otra vez ya en democracia entre los mismos actores, solo que ahora a través de los partidos patronales. Deuda generada por la timba financiera y la estatización de deudas privadas de empresas de la misma burguesía nacional. Deuda que nunca cuestionan, y que a pesar de pagar serialmente año tras año y gobierno tras gobierno se va renovando y acrecentando, como un mecanismo perpetuo de este pacto supra gubernamental.

Visto esto, claramente la política del Gobierno nacional es garantizar el pago de la deuda ilegítima y fraudulenta (por lo antedicho y por más motivos), ajustando al pueblo trabajador para lograrlo. Si bien en 4 años de gobierno macrista la oposición kirchnerista tuvo oportunismo para ubicarse como oposición, haciendo un juego entre las cámaras de Diputados y Senadores donde en la primera los referentes K votaban contra el gobierno para mostrarse combativos y después los senadores garantizaban que salieran esas mismas leyes.

Te puede interesar: Myriam Bregman, la deuda, la crisis y un interesante contrapunto en C5N

Lo cierto es que toda la bancada kirchnerista, peronista, macrista y massista gobiernan en una continua negociación y puja por posicionar mejor los intereses de los capitales que cada grupo representa, tanto intereses de los grandes capitales nacionales como internacionales.

Al mismo tiempo, corrientes que se dicen combativas y que no tienen en general casi peso en las cámaras o cargos (como el PCR-PTP-CCC), le hacen el juego y ayudan adaptando el discurso patronal “por izquierda", dándole gobernabilidad al ajuste implementado por el gobierno de Alberto Fernández; también son de gran ayuda los gobernadores, como Arcioni de Chubut, que llevó adelante un ajuste brutal contra los docentes en los 4 años de gobierno macrista.

Una vez más queda en evidencia el pacto de saqueo, y como parte del mismo, el de pago de la deuda, no sólo por las recurrentes reuniones con el Fondo Monetario Internacional, enviados de Trump y quienes comandan los países centrales de Europa, sino también en las acciones del gobierno nacional, encaminando una renovación del “pacto social” entre los burócratas de siempre poniendo el pago como prioridad.

Mirá más: Del Caño interpela al ministro Guzmán en el Congreso Nacional

¿Querés algún ejemplo? Pedíselo a los docentes de la Provincia de Buenos Aires

Sin nada que envidiarle a Cambiemos, en la liquidación de sueldos de diciembre el gobierno de Kicillof realizó descuentos de salario masivos a los docentes, que en primera instancia aplicó sin justificación alguna, mientras Suteba miraba para otro lado a ver si pasaba. La reacción de las bases obligó luego el reclamo frío y obligado de los gremios, y el gobierno provincial se justificó echándole la culpa a la administración saliente, prometiendo su reintegro con el sueldo del mes siguiente.

Un mes después, y dos días después de pagarles a los buitres (contra lo expresado en campaña) repitió la maniobra de confiscación de sueldos a docentes retrasando 40 días el pago de parte del salario que les debía abonar y argumentando la difícil situación de las cuentas provinciales, discurso que la burocracia sindical justificó a través de un doble discurso de reclamo-aceptación.

O sea, decidió unilateralmente pagarle a los bonistas 250 millones una deuda ilegal y fraudulenta a costa del salario de docentes que en gran parte están debajo de la línea de pobreza.

Leé también: Kicillof puso la plata en bolsillos de bonistas: docentes y estatales a la cola

El gobierno nacional ya había hecho anteriormente algo similar con los jubilados, llamando a la "solidaridad" a los que cobran arriba de 20 mil pesos (ingreso inferior a lo que cuesta la canasta básica de alimentos). Nadie puede negar que un jubilado no puede mantenerse con un mísero sueldo de 20 mil pesos, o peor aún, con la jubilación mínima que alcanza apenas a 12 mil pesos.

Quisieron dibujarla con medidas como el congelamiento de las boletas de luz a 180 días (manteniendo los aumentos siderales macristas), pero es una medida paliativa que no lleva a nada, porque las facturas siguen siendo impagables y hay cortes de luz en toda la Provincia de Buenos Aires. También podemos mencionar el mantenimiento del sistema usurero de créditos UVA, una de las tantas herramientas dadas al sector bancario para amasar ganancias siderales, que en el caso de los créditos hipotecarios ha llevado a situaciones desesperantes a más de un 100.000 familias en el país; gran parte de ellos fueron otorgados por el Bapro. O la baja en las retenciones al sector minero y petrolero, y el mantenimiento del bajo nivel de retenciones en dólares a los grandes productores del campo. Medidas también que ocultan la intensificación de la precarización laboral, como la de obligar a trabajar en la refacción de escuelas a los poseedores de planes sociales. Son todos ejemplos de lo que decimos sobre este corto pero activo período de este nuevo gobierno.

Cuidado que se corre el maquillaje: un debate en Suteba Quilmes

La agrupación Azul y Blanca (PCR) se manifestó en nombre de la Comisión Directiva de Suteba Quilmes por participar de una movilización junto a funcionarios del gobierno el miércoles 12, para ejercer presión y mejorar la negociación con el FMI. Lo hizo de manera unilateral, como ya viene haciendo, actitud que se acentuó desde que políticamente viró alejándose del programa que dio origen a la Multicolor de independencia política de los partidos patronales para acercarse cada vez más a la Celeste y el Frente de Todos. En su comunicado reivindica las medidas económicas y sociales tomadas por el gobierno de Alberto Fernández, medidas que como dijimos se basan en sacarle a los jubilados y dar beneficios a las mineras, petroleras y los bancos. No se puede, como pretende la Azul y Blanca, reclamar que se vaya el FMI sin denunciar el pacto del Gobierno con ese organismo, y sin tocar intereses de los grandes empresarios.
El sistema es el de siempre: unos hacen de amo bueno y otros de amo malo. Venimos de un gobierno que abiertamente profundizó el endeudamiento sin importarle las apariencias. Ahora, en este juego, entran en escena nuevamente los “pagadores seriales” (calificativo que usó CFK para los gobiernos kirchneristas) con la expoliación del pueblo trabajador, que justificándose en el efecto de tierra arrasada dejada por el macrismo buscan “el hombro" de la clase trabajadora para salir entre Todos y “en la más amplia unidad”. Así fabrican un maquillaje discursivo en el que cada uno hace su parte, yendo desde las organizaciones sociales “cayetanas" y la Ctep hasta llegar a sectores como el PTP-PCR-CCC, todos parte de una farsa que busca hacer pasar el ajuste. Algunos con discursos más enérgicos y confrontativos que otros, todos terminan en lo mismo: dar apoyo al gobierno para que cumpla con ese pacto histórico hoy renovado y así continuar y profundizar el saqueo a través del pago de la deuda y el ajuste al pueblo trabajador.

Por eso, decimos claramente: ¡no al pago de la deuda ilegítima y fraudulenta, no al pacto del gobierno con el FMI! Basta de querer justificar la aceptación de una deuda con el maquillaje de dar fuerza a un gobierno para enfrentar mejor una negociación con los saqueadores de los que son parte.







Temas relacionados

Suteba Quilmes   /    Deuda externa   /    Docentes   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO