Internacional

CRISIS EN RIO DE JANEIRO

Debate con el PSOL: ¿investigación parlamentaria o atacar a los capitalistas?

¿Por qué las seis medidas propuestas por Marcelo Freixo, ex candidato por el PSOL a la alcaldía de Rio, y otros diputados son impotentes para responder a la crisis que azota Río de Janeiro?

Fernando Pardal

San Pablo

Miércoles 23 de noviembre | Edición del día

Por Fernando Pardal

El paquete de medidas enviado por el gobernador de Rio de Janeiro, Luiz Fernando Pezão (PMDB), a la legislatura carioca (Alerj) es su propuesta para preservar los capitalistas y descargar el costo de la crisis sobre los más pobres. En un documento dado a conocer por la banca del PSOL en la Alerj resume sus propuestas para combatir la crisis.

La única salida realista para dar una solución a la crisis sin atacar a los trabajadores y a los pobres es avanzar sobre de la propiedad privada de los capitalistas, que solo puede ser cuestionada con la movilización masiva de los trabajadores y de la juventud. Esta perspectiva es muy distinta de la que plantean las propuestas de Freixo y sus colegas de partido, que se restringen a propuestas parlamentarias extremadamente limitadas y por fuera de las movilizaciones que están sucediendo –que son la única manera de derrotar el paquete de medidas e imponer una alternativa.

Restricciones a la "excesiva" exención de impuestos

Entre 2008 y 2013, el Estado dejó de recaudar 138.000 millones de reales (casi 42.000 millones de dólares) en IVA. Una parte de las empresas beneficiarias son deudoras del Estado, y muchas de ellas son asiduas donantes de campaña del PMDB. Sabemos que esas exenciones suceden solo para las grandes empresas y amigos de Sergio Cabral y Pezão (ambos del PMDB), como las exenciones de 231 millones de reales a joyerías o de 1,8 millón a las "Termas" (un eufemismo usado para las casas de prostitución de lujo).

El PSOL propone la instalación de una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), cuya solicitud de apertura ya cuenta con 28 firmas (cuatro más de lo necesario), y el diputado Eliomar Coelho (PSOL) dijo a la prensa: "El Estado renunció a la recaudación de impuestos de forma irresponsable y ahora vemos el resultado. ¿Qué justifica dar una exención tan grande a un sector cuyo producto final está restringido a las personas con alto poder adquisitivo?".

Está implícito en la lógica de la CPI y en el discurso de Eliomar (PSOL) que el propósito es reducir las exenciones "excesivas", como si hubiera casos en los que es legítimo que los empresarios que obtienen ganancias de millones fruto del sudor de los trabajadores no paguen los impuestos que financiarían los servicios públicos.

La misma lógica figura en la propia declaración de Luiz Paulo Correa da Rocha (PSDB), presidente de la Comisión de Tributación da Alerj. "Uno de los puntos que más causa sorpresa es el hecho de que el Gobierno del Estado no tenga un control efectivo sobre lo que las empresas dejam de recaudar. Tampoco sabemos cuáles son los criterios utilizados para la concesión de esas exenciones. ¿Cuáles son los factores que se toman en cuenta a la hora de beneficiar esas empresas?" Por lo tanto, no es de extrañar que el PSOL haya conseguido las 28 firmas en una Alerj llena de corruptos vinculados a empresarios y con campañas financiadas por esos.

La misma lógica de "corregir excesos" está detrás de otros dos proyectos propuestos por el PSOL, que son una "ley que impide al gobierno de dar cualquier tipo de beneficio fiscal a empresas con deudas vencidas en el Estado y que no hayan cumplido con sus homólogos". Otro proyecto tiene como objetivo aumentar esos "homólogos": hoy en día las empresas deben depositar el 10% de la diferencia entre el total de su tributación y la exención recibida en el Fondo Estadual de Equilibrio Fiscal (FEEF). Lo que propone el PSOL es aumentar este fondo a 50%.

Auditoría de la deuda del Estado

El Estado de Rio debe 126.000 millones de reales y anualmente desembolsa 4,8 mil millones para el pago de intereses y amortización de la deuda, es decir, para prorrogar la deuda y mantenerla permanentemente. Quienes se beneficia de esto son los especuladores que compran bonos de la deuda y embolsan la plata, que deja de ir a los servicios públicos.

Pero lo que el PSOL propone no es más que una "fiscalización" de ese robo, con la creación de una comisión cuya finalidad principal es la renegociación de la deuda con la Unión (cantidad equivalente al 70% de la deuda), que recientemente ha sido realizado por varios gobernadores con Henrique Meirelles (del PSD, Ministro de Economía) a cambio de medidas de austeridad que atacan - una vez más y como siempre – a los trabajadores estatales y los derechos sociales.

Revisión del subsidio concedido a las concesionarias de servicios públicos

Los capitalistas que obtienen una concesión del gobierno para explotar un servicio público (como el subte) embolsan la tarifa del consumidor final y también un subsidio proporcionado directamente por el gobierno.

La propuesta del PSOL es que la plata destinada a las empresas sufra un descuento equivalente al 30% de sus ganancias durante un período de 18 meses que puede ser extendido. Al igual que en el caso de exenciones o de la deuda pública, la propuesta de la banca es regular la ganancia a un "limite aceptable", de acuerdo a la crisis, y luego volver a la "normalidad". Se preservaría el 70% de las ganancias sobre los derechos de las personas.

Un programa utópico de "negociaciones de despacho" por fuera de las luchas

Como se ha señalado, las medidas propuestas por el PSOL están concentradas en negociar menores exenciones, menores ganancias y menores pagos de la deuda pública. Todo esto a resolverse en votaciones parlamentarias, comisiones investigadoras y negociaciones de despacho.

Hay dos problemas fundamentales en las propuestas del PSOL, que están directamente relacionados: el primero es que ve como legítima la ganancia de los capitalistas sobre los trabajadores y el pueblo pobre, aspirando solo a "retocarlo" para tiempos de crisis; el segundo es que se pretende hacer estos "ajustes" a los ricos sobre la base de acciones únicamente parlamentarias, por fuera de las luchas de los trabajadores y de la juventud.

Peor aún, la bancada del PSOL llega al punto de apostar sus fichas a la salida reaccionaria del poder judicial al entrar con una petición para que la fiscalía (MPF) castigue al exgobernador Sérgio Cabral y a Pezão por sus conductas administrativas inapropiadas. Marcelo Freixo divulgó este donde presenta esta cuestión:

El pedido de juicio político realizado por el PSOL por conducta administrativa inapropiada es absurdo, ya que refuerza la idea de que es el poder judicial, una institución reaccionaria, llena de privilegios y que forma parte de los ataques a los trabajadores, quien podrá dar una solución a la crisis que no sea a las expensas de los pobres y de los trabajadores. Es la misma idea que quieren transmitir los jueces reaccionarios como Sergio Moro, y es por eso que hacen operaciones mediáticas como los encarcelamientos de Anthony Garotinho (PR) y Sergio Cabral (PMDB). No podemos tener ninguna ilusión en el poder judicial.

Temer y Pezão - con toda la patronal detrás - no se andan con rodeos: frente a la crisis, atacan profundamente a los trabajadores y la juventud para asegurar las ganancias. De eso se trata el proyecto constitucional de Temer que congela por 20 años los gastos sociales y el paquete de medidas de Pezão. Para ello tienen a su lado el poder judicial - que está llevando adelante la reforma laboral y el ataque al derecho de huelga con sus propios métodos - y la policía, que reprime las tomas de escuelas y universidades, así como las protestas. El poder judicial de Río - en el que la banca del PSOL alimenta ilusiones con su pedido de destitución por conducta inapropiada - tiene inmensos privilegios para hacer su trabajo sucio.

Frente a todo esto, debemos tener un programa que responda con claridad: los deben pagar la crisis son los patrones. Para ello, en Río, es necesario poner un fin a todas las exenciones fiscales, prohibir los despidos, y nacionalizar empresas que cierren las puertas para transladarse (el principal argumento de Pezão para mantener las exenciones); dejar de pagar la deuda pública; tributación de las grandes fortunas; que todos los jueces y políticos cobren como una maestra, poniendo así un fin a los inmensos privilegios que tienen.

Seguramente, los "realistas" diputados del PSOL dirían que este tipo de propuestas son imposibles, ya que, al contrario de las firmas para una CPI que "lave la cara" de la Alerj, no es posible contar con el apoyo parlamentar para tales medidas. De hecho, no se puede convencer a esos parlamentarios de que las apoyen. Ni siquiera para aplicar las tímidas medidas del PSOL. Y ahí está el segundo problema fundamental, que es su forma de ver la respuesta a la crisis en sus negociaciones adentro del parlamento.

Sólo se puede poner en práctica nuestro programa, el de los trabajadores, de la juventud y del pueblo pobre, que haga que sean los ricos los paguen la crisis, si nos apoyamos en las movilizaciones de masas. Freixo apareció varias veces en público para presentar dichas propuestas, pero en ningún momento para apoyar las tomas de escuelas y universidades, convocar a movilizaciones o usar su proyección política para fortalecer la lucha independiente en las calles.

Nuestro ejemplo de acción de parlamentarios de izquierda toma el ejemplo del caso del PTS en el Frente de Izquierda (FIT) en Argentina, con Nicolás Del Caño, que estuvo junto a los obreros de la fábrica Lear en los cortes de las principales autopistas de Buenos Aires, y denunció la represión policial promovida por el Estado contra los trabajadores mientras recibía balas de goma. O la diputada Myriam Bregman que utilizó su espacio en el parlamento argentino para denunciar el golpe de estado en Brasil y apoyar las manifestaciones de "Ni Una Menos" en contra de la violencia contra las mujeres, y así hizo que esta lucha resonara incluso en la prensa brasileña.

Fue con esta moral y estrategia que los parlamentarios del FIT impidieron el aumento de los sueldos de los diputados argentinos y luego el Frente de Izquierda llenó el estadio de Atlanta este sábado (19) con más de veinte mil jóvenes y trabajadores para fortalecer una alternativa independiente de lucha.

Si la banca del PSOL dejara de apostar en negociados parlamentares y Freixo (PSOL) utilizase todo su peso para convocar sus más de un millón de votantes a las calles, podríamos ver hasta qué punto es posible poner de pie movilizaciones masivas y huelgas que cuestionen los privilegios de los ricos y el régimen político que permite al gobernador y a Alerj votaren ataques a los más pobres mientras preservan sus millonarias ganancias. Nosotros del Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) presentamos nuestra visión sobre la crisis y la necesidad de luchar por una salida independiente de los trabajadores.




Temas relacionados

Debate   /    PSOL   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO