Política Estado Español

OPINIÓN

De rufianes y verdades

Rufían realizó un discurso que generó bastante polémica e indignación impostada. Una de las réplicas más aguda y certera contra la abstención del PSOE que le cedería el gobierno a Rajoy.

Federico Grom

Barcelona

Miércoles 2 de noviembre | 19:40

Foto: EFE

El discurso durante la investidura de Rajoy de Gabriel Rufián, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en las Cortes Generales por Barcelona, fue directo y demoledor. Rufían realizó un discurso que generó bastante polémica e indignación impostada. Una de las réplicas más aguda y certera contra la abstención del PSOE que le cedería el gobierno a Rajoy.

“Ustedes llevan 40 años dando una de cal y otra de arena, pero lo de hoy ya es demasiado”, así abrió Rufián su turno de palabra, para agregar en uno de los clímax de su retórica “¿No les da vergüenza ser republicanos pero monárquicos, socialistas pero neoliberales, obreros pero en consejos de administración y de izquierdas pero dando el poder a la derecha?”

El discurso del Diputado de Esquerra incluso quitó protagonismo en la jornada al de propio Pablo Iglesias.

La Popular Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta en funciones del Gobierno, ha considerado "intolerable" el discurso del portavoz adjunto de ERC en el Congreso, en la sesión de investidura.

Por su parte Iñigo Erregón señaló al respecto de su intervención "cuando algunos pusieron el dedo en la llaga, el PSOE saltó como un resorte, pero lo que duele no es el dedo, es la llaga".

Alberto Garzón, diputado por Unidos Podemos, valoró el discurso de Rufián de esta manera “en lo sustantivo Rufián no dijo ninguna mentira. Si prestamos atención al contenido, todo lo que dijo fue verdad; por más que se sulfurara la bancada socialista.” Haciendo alusión a la “indignación” que mostraron los diputados del PSOE por este discurso.

Sin embargo Garzón arremete contra Rufián en algo que para muchos es una contradicción evidente, “Ahora bien, resulta necesario subrayar la hipocresía que emerge cuando en Madrid se tiene un discurso de izquierdas y rupturista y en Cataluña se va de la mano de la burguesía catalana, incluso en materia presupuestaria, o se está dispuesto a hablar con esa misma burguesía y con la derecha española para tumbar al gobierno de Ada Colau.” Refiriéndose a la propuesta de Xavier Trias para desbancar a Colau de la alcaldía de la ciudad de Barcelona.

Algunos defensores de Rufián alegan que es muy diferente entregar el gobierno a la derecha “por placer”, es decir a cambio de nada, que hacer un pacto con la derecha para conseguir un proceso de independencia para Catalunya.

Los diputados Joan Tardà y Rufián salieron a responder al diputado de Izquierda Unida: “Junts pel Sí [coalición que gobierna Cataluña] no ha engañado a nadie, el PSOE sí”. “Si el Partido Comunista pactó con asesinos franquistas para conseguir un bien superior, la democracia, ¿por qué no vamos a pactar con demócratas para proclamar la República?”, dijo Tardà en referencia al pacto con el partido de Artur Mas y comparando éste con Carrillo y el PCE pactando con el rey y el franquismo reciclado durante la Transición.

Un tiro por elevación a la actuación histórica del PC, del cual Garzón es militante dentro de IU, en el nombre del “bien superior” que supone esta “democracia” para ricos. Toda una traición de las ideas más elementales del comunismo.

El PC, que decía que luchaba por la “emancipación de los trabajadores” negoció, en el marco de la movilización de enormes fuerzas sociales, esta democracia para ricos amañada y tutelada. La misma que el PSOE pretende apuntalar, incluso a costa del peligro de sufrir golpes irreversibles como partido.

La ex Convergencia y ERC con la CUP a la saga, que luchan por la independencia en el marco del control de la calle y la movilización así como de los acuerdos de gobierno, ¿qué negociarán con el Estado español?

El problema es que los derechos no se pactan. Se conquistan con la lucha de clases y no la de los campos como le gustaba decir al estalinismo, pero con la cual se cubren hoy los republicanos catalanes.

La independencia del pueblo catalán, si así lo quiere su mayoría, será sobre el cadáver de la burguesía que los oprime, la española, pero también de sus colaboradores directos, de quienes quieren tener su mismo “estilo” de vida, cómodo, de lujos a costa de otros muchos que viven con lo justo y menos, cambiando algunos colores por otros en un paño.

De quienes atacan a los que habitamos en Catalunya, nuestra sanidad, quienes permiten que los jóvenes no tengan estudios ni trabajo y menos aún futuro, y que los no tan jóvenes solo podamos sobrevivir.

La burguesía hace mucho tiempo ya que dejo de ser una aliada posible para la consecución de los derechos democráticos más elementales para los pueblos. La burguesía catalana tiene más en común con su homóloga española, por la que está ligada por mil lazos, que con los que habitamos en Catalunya y vivimos de nuestro propio trabajo y no del ajeno.




Temas relacionados

Investidura Rajoy   /   Política Estado Español   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO